www.economiadehoy.es

El Consejo General de Economistas ya rebajó en el mes de agosto el crecimiento del PIB al 2,5%, para 2018, como ahora han hecho otras organizaciones

El Consejo General de Economistas ya rebajó en el mes de agosto el crecimiento del PIB al 2,5%, para 2018, como ahora han hecho otras organizaciones

Observatorio Financiero del Consejo General de Economistas

jueves 27 de diciembre de 2018, 09:54h
Para el 2019 mantenemos nuestra previsión del 2,2%, que consideramos optimista teniendo en cuenta, entre otros factores, la desaceleración europea.
Previsiblemente, la inflación se mantendrá en 2019 en el entorno del 2% puesto que la evolución del consumo no debería influir en el incremento del IPC.

Prevemos que la tasa de ahorro crezca en 2019 por encima de los niveles de 2018 (que situábamos en el 5,5%), y suba hasta el 7% por el previsible incremento de los tipos de interés y el descenso del consumo de las familias.

OBSERVATORIO FINANCIERO, DICIEMBRE 2018

2019

2020

PIB

2,2%

1,7%

Inflación

1,9%

2%

Paro

14%

13%

Consumo

1,8%

Exportaciones

3%

4%

Tasa de ahorro

7%

8%

Bono a 10 años

1,6%-2%

CIERRE 2018:

2018

PIB

2,5%

Inflación

1,7%

Paro

14,75%

Consumo

1,9%

Exportaciones

3,0%

Tasa de ahorro

5,5%

Bono a 10 años

1,6%-1,75%

Llegando al final del año, creemos haber seguido una visión prudente en relación al crecimiento del PIB en 2018 y, ahora, otras organizaciones han cerrado el año en la línea que hemos mantenido desde el mes de agosto: 2,5%.

Para el 2019 seguimos situando nuestra previsión en el 2,2%, a expensas de cómo se inicie el año. Previsión que, no obstante, consideramos optimista teniendo en cuenta, entre otros factores, la desaceleración europea–evidente en Alemania y Francia–, la incertidumbre del Brexit, la crisis de los chalecos amarillos en Francia, el pulso de Italia con las exigencias de Europa o las subidas de tipos en EEUU.

Todos estos factores de incertidumbre, unidos a las restricciones arancelarias en el comercio internacional –que previsiblemente continuarán–, y la decisión del BCE de acabar con el programa de compra de deuda pública, que afectará a la evolución de los tipos de interés a finales del 2019, hacen que la inflación previsiblemente se mantenga en el entorno del 2% para el próximo año. Entendemos que la evolución del consumo no debería influir en el incremento del IPC. Por otra parte, tenemos que recordar que la economía española es muy dependiente de los precios del petróleo y energía, por lo que la inflación del 2020 dependerá de cómo evolucionan estos índices, aunque estimamos que no supere el 2% en ese ejercicio.

Además, nuestra previsión de la tasa de paro continúa siendo del 14% para 2019, aunque a este respecto el Banco de España ha apuntado quelas medidas que se están tomando en el ámbito laboral podrían afectar a la creación de empleo. Este hecho, unido a que los índices de inflación previstos pueden deteriorar el poder adquisitivo –dada además la baja tasa de ahorro existente–,podría provocar una previsible caída del consumo, siendo este clave por su aportación al crecimiento económico. No obstante, prevemos que la tasa de ahorro debe crecer por encima de los niveles del 2018 (en niveles mínimos desde 2008), teniendo en cuenta el previsible incremento de los tipos de interés de mercado y el descenso de la tasa de consumo de las familias.

Las medidas proteccionistas que Trump está implementando con evidente efecto contagio, así como el menor crecimiento del comercio mundial y de la zona euro, donde se dirigen el grueso de nuestras exportaciones, crean incertidumbres en un sector, el de las exportaciones, cuya aportación al crecimiento se ha tornado negativa a lo largo de 2018. A este respecto, estimamos que la evolución de las exportaciones en este escenario seguirá una tendencia de crecimiento inferior al ejercicio de 2017 y 2018, por lo que mantenemos el 3% para el 2019 y cabe esperar un ligero repunte para el 2020.

Por sectores, solo la vivienda (construcción) sigue manteniendo en los comienzos de año la proyección positiva. No obstante, el cambio de ciclo puede terminar afectándole negativamente. Por su parte, el turismo deja los récords de los últimos años, pero es un sector que a nivel mundial mantiene su tónica, con la incógnita de lo que el Brexit puede afectar a nuestro principal mercado.

La incertidumbre sobre la aprobación de los presupuestos, el recrudecimiento del tema de Cataluña –comienza a dejar de aportar diferencial de crecimiento al total nacional–, el endurecimiento de la política del BCE a partir de la segunda mitad del año, así comolos problemas que empiezan a ser endémicos–entre otros, la carga de la deuda pública, la dificultad de domeñar el déficit o la problemática sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones–, son problemas que lastran un óptimo crecimiento en este inicio de año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.