www.economiadehoy.es

La gestión de la seguridad de la Eurocopa 2020, entre las prioridades de la UEFA

La gestión de la seguridad de la Eurocopa 2020, entre las prioridades de la UEFA
Ampliar
miércoles 12 de febrero de 2020, 07:00h
La dispersión geográfica del torneo, alcanzando 12 países a lo largo de 30 días de competición, complica la coordinación de los diferentes dispositivos estatales. id:54972
Por vez primera en la historia del fútbol una Eurocopa se celebrará en doce países distintos del continente. Doce sedes con diferentes protocolos de seguridad nacionales para velar por uno de los mayores acontecimientos deportivos de la temporada. No va a ser fácil. La coordinación de las autoridades y los dispositivos implicados en el evento, así como la gestión de los recursos destinados a tal efecto se antojan más necesarias que nunca. Lograr que los cuerpos y fuerzas de seguridad de las naciones implicadas funcionen como un engranaje se ha convertido en uno de los mayores desafíos de la UEFA de cara a la Eurocopa 2020. Porque no hay margen de error.

Entre las amenazas habituales en este tipo de competiciones tan mediáticas se encuentran los atentados terroristas. A lo largo de los últimos años el mundo del deporte ha sufrido algunos trágicos episodios que todos los aficionados recuerdan, como las explosiones en la meta del Maratón de Boston (2013), el ataque a la Selección de Togo por parte de un grupo separatista provocando tres fallecidos en el equipo (2010), los artefactos explosivos colocados en el autobús del Borussia de Dortmund en los cuartos de final de la Champions League (2017) o los atentados de París en los prolegómenos del partido entre Francia y Alemania la noche del 13 de noviembre (2015), que terminaría con 137 personas fallecidas, otras 400 heridas y el desalojo del estadio de Saint-Denis. Tragedias que no pueden volver a repetirse.

Si bien no existe alarmismo en las oficinas de la UEFA, estos acontecimientos tan relevantes a nivel internacional, como la Eurocopa de fútbol, siempre han sido susceptibles de sufrir algún tipo de atentado de carácter terrorista. De hecho, existe un precedente en esta misma competición cuando en el año 1996, durante la celebración de la Eurocopa de Inglaterra, el IRA hizo estallar un camión en el centro de Manchester. Más de 200 personas fueron heridas y el encuentro entre Rusia y Alemania tuvo que suspenderse.

Otro de los aspectos que podría preocupar al organismo presidido por Aleksander Ceferin es el coronavirus. Aunque la competición todavía queda lejos en el calendario, la incertidumbre sobre la evolución de esta epidemia asiática merece cierta atención. Pero hace unos días Andreas Schär, directivo de la UEFA, aseguraba que no contemplaban el coronavirus como una amenaza real para el normal desarrollo de la competición, “aunque es cierto que no sabemos qué pasará. Si fuese necesario introducir alguna modificación en el protocolo y medidas adicionales de control, lo haremos”, aseguraba ante los medios de comunicación. “Pero la realidad es que no pensamos que el coronavirus vaya a influir en nada al campeonato”, puntualizaba.

Al margen de las amenazas terroristas o el coronavirus, la UEFA trabajará con cada uno de los doce países anfitriones para evitar problemas clásicos en este tipo de eventos como la irrupción de espontáneos al terreno de juego -lo que supone una seria amenaza para los propios futbolistas- o el acceso a los estadios de aficionados de perfil peligroso o con vetos de entrada a los recintos deportivos. En cualquier caso, hay mucho trabajo por delante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.