www.economiadehoy.es
Aprender a invertir: El curso Eurekers avalado por la Universidad de Bolsa
Ampliar

Aprender a invertir: El curso Eurekers avalado por la Universidad de Bolsa

viernes 17 de abril de 2020, 13:44h
El mundo bursátil, cliché narrativo y polémica del imaginario colectivo, sufre por parte de sus prematuros inversores de un total desconocimiento. id:57555
Fruto de ello son las masivas pérdidas económicas que tanto revuelo causan entre muchos. No obstante, lo único necesario para desenvolverse bien en su juego de altibajos es una buena formación. Como la que ofrece el curso online de Eurekers.

La Bolsa: Una codiciada desconocida

La bolsa, a largo plazo, es una de las inversiones más rentables que existen. Útiles para financiar empresas mediante la captación de capital, son también una opción para obtener una remuneración a cambio de colocar capitales. Y es por ello que tanto particulares como instituciones han podido beneficiarse de su actividad. No obstante, hay un gran desconocimiento respecto a su naturaleza y su desarrollo, lo que puede llevar a muchas personas a perder grandes cantidades de dinero mal invertido en la bolsa. Y no es precisamente que ello precise de pericia o truco, sino que requiere de cierta formación previa que contribuya a una mayor seguridad y certeza en la inversión.

La suerte es fácilmente reemplazable por la visión. En este sentido, siempre es más eficiente gozar de un alto conocimiento sobre qué invertir, cómo y dónde, ante la opción de dejarlo todo al azar. Por ello, y con el propósito de aprender a invertir en bolsa de forma rápida, sencilla y eficaz, avalado por más de 25.000 alumnos con más de un 75% de éxitos en su actividad financiera, el nuevo curso online de Eurekers resulta casi obligatorio. Un curso en línea mediante 71 clases en vídeo, contando con 30 ejercicios prácticos y con distintas herramientas de inversión para formar a futuros grandes conocedores del mundo de la bolsa.

Y es que este tipo de inversiones no sólo se fomentan mediante un gran capital para invertir en acciones de una determinada empresa. Va muchísimo más allá. Todo movimiento financiero que busque en su fin un beneficio, debe partir de cierta frialdad operativa. No tan sólo en cuanto a la cantidad de dinero a invertir, o la mejor opción donde hacerlo. Sino también a cuestiones de temperamento y temple con las que poder controlar las emociones y no dejarse llevar por el eufórico frenesí del momento. Porque como bien dijo el experto en bolsa André Kostolany, “no hay que seguir los acontecimientos con los ojos, sino con la cabeza”.

El Curso de Bolsa de Eurekers

A fin de cubrir en el mayor grado posible el conocimiento necesario para invertir en bolsa, el Curso de Bolsa de Eurekers goza de una metodología propia. Basada en la inversión a medio y largo plazo y bajo cuyo prisma lógico y sencillo la psicología del inversor, como se ha comentado, es la que debe dirigir cada movimiento. Es por dicho motivo que la sección psicológica de su curso es gratuita y abarca tan abiertos parámetros de estudio. Desde la psicología del inversor con éxito y el análisis de viabilidad de un negocio, hasta la necesidad de una consciencia que domine al inconsciente para urdir una mejor estrategia en bolsa.

El aprendizaje de este curso, además de su previo reacondicionamiento psicológico, imparte también lecciones sobre metodologías de inversión, ahorro de tiempo y gestión de riesgo. Del mismo modo que nociones de rentabilidad para identificar los mejores valores a tener en cuenta y habilidades para determinar cuándo entrar o salir de un valor. Un gran repertorio de conocimientos totalmente vinculados a lo que una buena inversión en bolsa requiere. Cabiendo, además, destacar que el curso de Eurekers está avalado y recomendado por la mismísima Universidad de Bolsa, cuyo propósito es el de ofrecer distintos cursos de bolsa impartidos en España sujetos a un cuidado sello de garantía de calidad.

Además, el Curso de Bolsa de Eurekers dispone de distintas herramientas de inversión con las que aprender correctamente su manejo y utilidad. Contando, de este modo, con buscadores de valores, graficadores dinámicos, planos de direccionalidad y controles de riesgo. Disponiendo de un profesor de la talla de José Antonio Madrigal, quien ha formado a más de 20.000 personas y fue ganador del Premio IAIR de 2003 en la Bolsa de Milán a la Excelencia Internacional en la Gestión de Riesgos de Hedge Funds. Porque en la formación, del mismo modo que en la marea bursátil, todo valor activo cuenta.

A considerar sobre la inversión en bolsa

Como se ha reiterado, invertir en bolsa no es tarea fácilmente delegable a la suerte o al azar. Son muchos los factores que intervienen ya des del primer momento, sopesando un objetivo financiero determinado y un plazo de inversión acorde a las circunstancias personales y económicas. Es preciso tener claras las necesidades respecto a dicha inversión, teniendo muy claro si dicha actividad repercutirá positiva o negativamente en el propio bolsillo. Cabe detenerse un instante y pensar si realmente es asumible la posibilidad de perder el dinero invertido. Y del mismo modo, definir cuál es el máximo riesgo admitido.

Tampoco es una opción tratar de imitar a grandes referentes de la bolsa o escuchar las recomendaciones de un amigo. Mientras que el primero podría perfectamente gozar de una mayor estabilidad económica para arriesgarse, el segundo podría desconocer totalmente el mundo bursátil. Cualquiera de las opciones sería un desastre. Más aún siendo primerizo en las acciones financieras en bolsa y, por ello, siendo preciso mantenerse en un área de seguridad y conocimiento respaldada por una buena formación.

Y aunque en el momento de invertir sea siempre una recomendación atenerse a las peores consecuencias por el bien de la frialdad emocional, la seguridad en las propias acciones puede acrecerse gracias a cursos como los de Eurekers. Un curso que no sólo brinda la teoría bursátil que precisa la antesala a la inversión. Sino también una serie de pautas prácticas con las que solidificar lo aprendido. Recalcando con especial ahínco la necesidad de una gran firmeza mental. Porque, retornando al citado André Kostolany: “Un inversionista pierde la capacidad de raciocinio cuando gana los primeros diez mil dólares. A partir de entonces, se convierte en un pelele fácilmente manipulable”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios