www.economiadehoy.es

42.000 horas para crear el CAT09e

jueves 09 de junio de 2016, 13:28h
Equipo de alumnos y profesores de la ETSEIB responsable de la creación
del monoplaza CAT09e
Equipo de alumnos y profesores de la ETSEIB responsable de la creación del monoplaza CAT09e
Un equipo de alumnos diseña y produce un monoplaza eléctrico para la Fórmula Student 2016, como gran reto de su carrera de Ingeniería en la ETSEIB-UPC.

34 jóvenes, chicas y chicos de entre 21 y 26 años de 3º y 4º curso de Grado y de Máster de Ingeniería Industrial, conforman el equipo ETSEIB Motorsport de la Universitat Politècnica de Catalunya, talento en estado puro que quiere finalizar su carrera reivindicándose como los mejores y poniendo a prueba sus esfuerzos en la Fórmula Student, competición en la que ETSEIB vuelve a participar en 2016, tras nueve años consecutivos alineando un vehículo de fabricación propia.

Esta temporada, la hornada de futuros ingenieros ha sido especialmente brillante y ha logrado, con la ayuda del cuerpo de profesores, terminar su vehículo casi dos meses antes que hace un año, lo que permitirá llevar a cabo intensas jornadas de pruebas para que este verano, en las tres competiciones elegidas para participar, pueda demostrarse que el CAT09e es el mejor vehículo de Europa.

Llegaba un día importante: 26 de mayo en la Sala de Actos de la ETSEIB (Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Industrial de Barcelona) de la Universitat Politècnica de Catalunya. Ese día, el monoplaza eléctrico era presentado con todo los honores ante alumnos, profesores y familiares de los 34 estudiantes que participan en el proyecto CAT09e, un vehículo que ha salido íntegramente de sus mentes y manos y que, entre julio y agosto, competirá en tres circuitos de Europa.

Todo fueron ovaciones y aplausos para el equipo ETSEIB Motorsport, era el punto culminante a las más de 1.260 horas empleadas por cada alumno –más de 42.000 si se computan conjuntamente en un año–, un enorme sacrificio personal que ahora es lo que menos importa ante la satisfacción general de todos los reunidos en torno al CAT09e.

El monoplaza eléctrico era ya una realidad y, con su puesta de largo, iniciaba una nueva etapa, la de hacer pruebas para asegurar, por noveno año consecutivo (ETSEIB Motorsport es el equipo más veterano de cuantos participan en la Fórmula Student de nuestro país), que su participación se dejará notar. Este año, las pruebas elegidas para participar tendrán lugar en Italia (Varano, 21 a 25 de julio), República Checa (Most, 2 a 6 de agosto) y España (Circuit de Barcelona-Catalunya, 24 a 28 de agosto). Pero, ¿cómo y por qué este proyecto?

Apuesta por la excelencia: La ingeniería sale de las aulas

La Fórmula Student, también conocida como Formula SAE, es una competición entre estudiantes de universidades de todo el mundo que promueve la excelencia en ingeniería a través de una competición donde los miembros del equipo diseñan, construyen, desarrollan y ponen en marcha un compacto pero potente monoplaza, que desde 2011 es eléctrico tras haber realizado inicialmente cuatro monoplazas con motor de combustión, entre 2007 y 2010.

El equipo ETSEIB Motorsport, con el total soporte de la UPC y de la Escuela de Ingeniería ETSEIB, que aporta una parte importante del presupuesto de este proyecto anual, se creó en 2007 y está integrado por 34 alumnos. Cada año se renuevan la mitad de sus integrantes dando paso a savia nueva, aunque manteniendo ese 50% de alumnos “veteranos” que asegura el intercambio de información. A cambio de su tesón y constancia personal, los seleccionados obtienen unos créditos, refuerzan los valores del esfuerzo y el compromiso con el grupo y se abren las puertas a la consecución de un buen trabajo, ya que marcas y equipos de Motorsport de todo el mundo tienen la mirada puesta en la Fórmula Student a la hora de seleccionar talentos en ingeniería.

Los 34 escogidos han tenido que superar una selección hasta formar parte del equipo, y a lo largo de dos cursos tienen que demostrar fidelidad al proyecto. Los de segundo año transmiten conocimientos a los que llegan, algo que en su día ya hizo la anterior promoción con ellos, asegurando así que la experiencia acumulada no se pierda y sea compartida. Para ser un miembro de ETSEIB Motorsport debe de haber sido validada una carta de motivación y el Currículum Vitae del aspirante, que además debe de tener un buen expediente académico y responder adecuadamente y de forma confidencial un formulario en el que se valora el ingenio.

La decisión final viene dada tras una entrevista personal con los docentes coordinadores del programa. Una vez formado, el equipo funciona por un organigrama de tipo piramidal, en cuya cúspide están dos estudiantes de segundo año en el proyecto, los “Team Leaders”. Por debajo hay seis responsables de secciones: Chasis, Aerodinámica, Dinámica, Electrónica, Gestión y Tren de Potencia; en cada área hay entre 5 y 6 alumnos.

También tiene lugar una selección para ver quiénes serán los pilotos en las pruebas, un elemento importante para ayudar a culminar con éxito el proyecto. Eso significa que el monoplaza debe de ser competitivo, no solo una máquina bonita o bien realizada.

Todo este engranaje cuenta con la supervisión de los profesores de la universidad que ayudan y orientan, ya que como en una empresa, el grupo debe gestionar la globalidad y distribuir las tareas entre los futuros ingenieros: Pensar, innovar, crear, reciclar, potenciar un desarrollo sostenible con un presupuesto ajustado y abogar por la fiabilidad del proyecto, optimizar, buscar fuentes de financiación – lucen más de 100 colaboradores en sus vestimentas y en el chasis del coche– y, para que todo ello ruede correctamente, saber vender, comunicar y, como no, trabajar en equipo. Incluso, para inmiscuirse en su rol, tienen tarjetas de visita en los que figura su cargo dentro del equipo. En definitiva, una experiencia profesional y humana cien por cien completa… antes de entrar en la vida laboral.

Un cuarto del equipo es femenino

Aunque se suele hacer una lectura bastante masculina del deporte del motor, la confección del CAT09e cada vez busca más la paridad y elimina barreras al acceso de las mujeres a este mundo. 8 chicas y 26 chicos estudiantes son quienes lo han gestado en 2016, un grupo cohesionado con una media de edad de 23 años.

Para ellas, formar parte del equipo no es algo diferencial, es lo que quieren hacer como futuras ingenieras reconocidas y el grupo no hace distinción alguna en cuanto a sexos. Ellas se reparten en cinco secciones: dos realizan tareas de electrónica, cuatro facilitan temas de gestión del proyecto, y mejorando el tren de potencia y en aerodinámica se encuentran otras dos chicas. Tras diez años de proyecto en la Fórmula Student, el de 2016 es el que más féminas reúne.

Este verano, todos los miembros del equipo recorrerán más de 6.000 kilómetros juntos, con el fin de participar en las pruebas que deben confirmar al CAT09e como uno de los mejores coches eléctricos de Europa, y a ser posible el mejor de España.

¿Dónde y cómo serán examinados?

Todos los equipos universitarios que se presentan en la Fórmula Student pueden realizar el número de pruebas calificativas –aunque sin un ranking final ni validez oficial– que deseen: A cuantas más se presenten, más posibilidades tienen de sumar éxitos.

El ETSEIB Motorsport estará, este año, en tres citas que les llevarán a Italia, la República Checa y, ya en casa, al Circuit de Barcelona Catalunya como colofón. Ante el objetivo de fomentar esta citada excelencia en la ingeniería focalizada en el vehículo que presentan, los estudiantes barceloneses y su CAT09e deberán superar en cada competición tres pruebas estáticas y cinco de dinámicas. Todas ellas otorgarán puntos, con un baremo de 50 hasta 300: la suma determinará el mejor en cada circuito.

Las pruebas estáticas pondrán a prueba sus conocimientos de ingeniería desde diferentes vertientes vinculadas a la construcción del prototipo. Deberán elaborar y defender un texto que justifique el coste del monoplaza y de todos sus componentes; hacer un ‘Business Plan’ que detalle su plan de negocio para comercializarlo si se diera el caso; y pasarán una prueba para justificar todas las decisiones que influyeron en el diseño del prototipo.

Las pruebas dinámicas requieren de unos ensayos previos, que el equipo realizará intensamente durante junio y julio, justo hasta el inicio de sus tres citas. Estos ensayos se harán en pistas y espacios que permitan evolucionar con el monoplaza, simulando siempre lo que luego se encontrarán en las competiciones.

Estas pruebas son:

-Aceleración, realizada en una recta de 75 metros donde el monoplaza deberá recorrer esta distancia en el menos tiempo posible -Skid Pad, poniendo a prueba el vehículo en el paso por curva en un trazado marcado por conos, en forma de ocho, de radio de 15 metros

-Autocross, consistente en hacer la vuelta rápida a una exigente pista

-Endurance, la prueba reina de la competición, y por lo tanto la que otorga más puntuación, en la que se lleva al límite la resistencia y fiabilidad del coche en un trazado de 22 kilómetros

-Efficiency, que mide la eficiencia del prototipo a través de la energía consumida en la prueba endurance

Todo ello debe realizarse en base a un estricto respeto a la seguridad; para ello, el piloto también tendrá un papel importante y, cómo no, con anterioridad el CAT09e habrá pasado rigurosas pruebas, entre ellas las de estanqueidad eléctrica, ya que en caso de agua en el asfalto el vehículo debe seguir siendo seguro, tanto mecánica como eléctricamente.

Aunque hay bastantes equipos en España que participan en la Fórmula Student, el ETSEIB Motorsport tiene un extenso palmarés y es el más veterano de todos, el único que ha estado en ocho ocasiones consecutivas en la prueba reina de Alemania y también el única que cada año presenta un vehículo nuevo, lo que ningún otro candidato nacional puede defender.

CAT09e, nacido de jóvenes con talento

En la evolución del monoplaza de 2007 hasta la presentación del CAT09e de 2016, los objetivos que el equipo actual persigue son: Mejorar las prestaciones (siempre se buscan alternativas a los posibles puntos débiles), la fiabilidad y la robustez del vehículo. Todas las piezas y comportamiento del monoplaza se simulan con los mejores programas y software del mercado. Por último, se recaba en la difusión mediática ya que esta debe ser utilizada para conseguir patrocinadores, vitales para disponer de más presupuesto y, en consecuencia, poder ir a más pruebas con la meta de mejorar la posición en este ranking mundial oficioso, pero que es una lanzadera para futuros trabajos de prestigio en ingeniería.

El monoplaza resultante de las miles de horas invertidas por el grupo de este año abarca las máximas prestaciones que ofreció su antecesor, el CAT08e, y se ha concebido para superarlo, aprovechando tan sólo algunos componentes que ya están en una óptima madurez. El diseño actual se ha basado en dos premisas fundamentales: aumentar la fiabilidad modificando aspectos que la experiencia había determinado como claves y reducir el peso del conjunto. Ambos objetivos han sido conseguidos.

El proyecto se inició el 1 de septiembre de 2015 y el 26 de mayo se presentó el monoplaza; ahora queda un mes de pruebas y dos de competiciones. En poco más de 9 meses el CAT09e pasó de ser un diseño a ser un monoplaza competitivo; los alumnos están acostumbrados así a trabajar bajo la presión de los plazos de cierre: Menos de un año para hacer un monoplaza eléctrico es una cifra récord, cuando por norma las grandes marcas necesitan una media de 36 meses desde que idean un coche y éste sale a la luz.

Un staff preparado y de nivel

Dependiendo directamente del rector de la UPC, Enric Fossas, y de la directora de la ETSEIB, la escuela de ingeniería más antigua de España con 150 años de historia y que por primera vez ven la dirección de una mujer, Neus Cónsul, el equipo ETSEIB Motorsport está dirigido por sus cuatro maestros titulares: Francesc Roure (director del Proyecto, y profesor en el departamento de Resistencia de Materiales y Estructuras en la ingeniería), Lluís Roger (Departamentos de Mecánica y Resistencia de Materiales), Manuel Moreno-Eguiluz (Departamento de Ingeniería Electró- nica) y Daniel Montesinos (Departamento de Ingeniería Eléctrica).

Los dos alumnos líderes del proyecto son este año Xavier Massot (con una vocación extrema para la ingeniería en el mundo del motorsport) y Víctor Calvo (quien quiere revertir su experiencia en temas de movilidad), ambos con 23 años y alumnos de 1º de máster; entre sus múltiples tareas dentro del equipo está el de dirigir a otros 32 estudiantes más, como si de una empresa se tratara. “Ante el reto, primero fuimos a crear el equipo; sin él es imposible hacer luego un monoplaza competitivo”, afirma Calvo, cuya sentencia asiente Massot.

Muchas historias detrás de un objetivo

El CAT09e es una colección, metafóricamente hablando, de sueños de jóvenes que se han unido para una meta común: Ser los mejores en su trabajo. Detrás del monoplaza hay 34 historias personales distintas, que confluyen en el deseo de ser ingenieros reconocidos en la vida profesional real, dentro o fuera del mundo del motorsport y la competición. Comparados con el resto de alumnos de las mismas aulas, los miembros de este equipo se llevarán una buena dosis adicional de conocimientos y experiencias que sin formar parte del proyecto no hubiesen vivido, aunque con un esfuerzo personal notable. Mientras la universidad aporta la parte teórica, la práctica se consigue con este valor añadido que da la Fórmula Student y que ha supuesto que cada alumno invirtiera, de media, tres horas cada día, a lo largo de dos años… superando las 42.000 en 2015 y en 2016 para dar la bienvenida al CAT09e y, anteriormente, a su antecesor.

El resultado de todo este esfuerzo colectivo de la UPC-ETSEIB y sus alumnos y profesores recibe constantemente la muestra de plena validez al pasar algunos de sus mejores alumnos al mundo laboral al final de su etapa docente, formando parte de equipos y empresas de Motorsport o de las más variadas industria tecnificadas. Varios antiguos alumnos son ahora miembros de la plantilla de SEAT (una de las firmas colaboradores en el programa) y otros están enrolados en equipos de Turismos, GT, monoplazas de todo tipo e incluso de Fórmula 1. Tal como coinciden los dos Team Leaders del actual equipo “poner en tu currículum que has participado en la Fórmula Student es una apuesta segura para obtener un buen puesto de trabajo en ingeniería”. Y, como gran aval, citan al ingeniero y uno de los dirigentes con mayor trayectoria de la Fórmula 1, Ross Braun: “There are two really innovate forms of motorsport left at the moment and one of them is F1 and the other one is Formula Student’.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.