www.economiadehoy.es

Sexting: ¿Cuál es el problema?

Sexting: ¿Cuál es el problema?
Ampliar
jueves 30 de julio de 2020, 07:04h
El sexting es el envío o recepción de fotos, mensajes o vídeos sexuales a través de la tecnología, como teléfonos móviles, aplicaciones, correo electrónico, Internet o cámaras web. id: 61553
El sexting es un asunto serio. Lo que puede comenzar como una foto aparentemente inocente para nuestro novio o novia puede convertirse en mucho más. ¿Qué sucede si el destinatario muestra la imagen a sus amigos? ¿Qué pasa si el destinatario reenvía la imagen a otros a través de texto o Snapchat? ¿Qué pasa si la imagen se publica en línea o en un mensaje de grupo? De repente la imagen se ha vuelto viral y no puedes retractarte.

La transformación digital y las nuevas tecnologías también han ayudado a modificar los hábitos sexuales, a mejorar los conocimientos sobre salud sexual o juguetes eróticos para adultos. Concretamente sexshops como este sitio web ofrece todo tipo de material para adultos, garantizando envíos rápidos y discretos, para hacer los momentos íntimos entre las personas mucho más excitantes y divertidos. Pero no todo los comportamientos están permitidos.

¿Es ilegal el sexting?

El sexting es ilegal si eres menor de 18 años y puede ser ilegal si eres mayor de 18 años.

Si eres menor de 18 años, como remitente o destinatario, las cosas son complicadas. Es ilegal tomar o enviar fotos o videos sexuales de cualquier persona que sea, o se muestre que es, menor de 18 años de edad. Esto es pornografía infantil. También es ilegal:

  • Poseer pornografía infantil. Esto significa tener o guardar imágenes o videos en cualquier dispositivo o almacenamiento en la nube.
  • Distribuir pornografía infantil. Esto incluye compartir o vender a otros, como reenviar a través de texto, correo electrónico o una aplicación o publicar en Internet.
  • Acceder a la pornografía infantil. Esto incluye visitar sitios web con pornografía infantil o hacer que alguien nos envíe pornografía infantil. Por ejemplo, si tienes 16 años y envías una foto tuya desnuda a tu novio, has creado y distribuido pornografía infantil. Si tu novio guarda la foto en su teléfono, posee pornografía infantil. Si también comparte la foto con sus amigos, ha distribuido pornografía infantil.

Existe una defensa de "excepción de uso privado" a disposición de las personas acusadas de pornografía infantil. El acusado debe demostrar que la actividad sexual grabada fue lícita (hubo consentimiento lícito para la actividad sexual y la persona no estaba siendo explotada), la persona grabada consintió en ser grabada, y la grabación fue destinada a uso privado sólo por el creador o la persona representada en la grabación. Obsérvese, sin embargo, que esta excepción no parece aplicarse a las imágenes de una persona enviadas a otra, ya que el destinatario no es ni el creador ni la persona representada.

Si usted tiene 18 años o más, no es ilegal que envíe voluntariamente una foto, un mensaje o un vídeo suyo a otra persona. Las cosas se complican (y se vuelven ilegales) si:

  • No está enviando voluntariamente la foto, el mensaje o el vídeo de sí mismo.
  • No consiente en que se haga o se comparta una foto, mensaje o vídeo suyo.
  • Está compartiendo o publicando una foto, mensaje o vídeo que involucra a otra persona sin el consentimiento de esa persona.

Es ilegal que alguien publique, distribuya, transmita, venda, ponga a disposición o anuncie una imagen íntima de una persona a sabiendas de que esa persona no dio su consentimiento (o siendo imprudente en cuanto a si esa persona dio su consentimiento). Esto se denomina a veces "pornografía de venganza" y puede acarrear una pena de cárcel importante.

Una "imagen íntima" se define como una grabación visual (foto, película o video) en la que la persona expone sus genitales o pechos o realiza una actividad sexual explícita. La grabación también debe hacerse en circunstancias en las que la persona tenía una expectativa razonable de privacidad (como un momento privado entre adultos que consienten).

¿Qué es el consentimiento?

Consentir que se tomen fotos o videos de uno mismo es diferente a consentir la actividad sexual. El consentimiento en el contexto del sexting tiene que ver con la privacidad y significa acordar algo usando nuestra propia voluntad. El hecho de que usted consienta que se le tomen imágenes íntimas no significa que consienta que esas imágenes íntimas se compartan con alguien que no sea el destinatario previsto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios