www.economiadehoy.es
Hay que tener licencia turística para alquilar un inmueble vacacional en España
Ampliar

Hay que tener licencia turística para alquilar un inmueble vacacional en España

viernes 25 de septiembre de 2020, 19:45h
El turismo es una de las principales actividades económicas de España, que se desarrolla de muchas maneras, entre ellas el alquiler de pisos y viviendas con fines vacacionales. id:63453
Pero para poder alquilar un inmueble vacacional en cualquier provincia de la península ibérica debe gestionarse una licencia turística que permita ejercer legalmente ese derecho.

España es uno de los destinos turísticos más visitados en el planeta, por la riqueza de su cultura, gastronomía, bellezas naturales y demás atractivos que despiertan el interés de turistas de todo el mundo.

Tal razón ha hecho que en todas las provincias siempre se habiliten casas y pisos para alquilarlos a los visitantes, lo cual es una extraordinaria fuente de ingresos para los propietarios locales y habitantes de las regiones. Pero, para ofrecer un inmueble en alquiler con fines vacacionales se debe tramitar una licencia turística que permita el desarrollo de esta actividad económica.

Esta licencia es un permiso obligatorio que se debe tener para poder alquilar una vivienda o piso para turismo, si no se tiene, sería ilegal realizar cualquier actividad de este tipo con la propiedad. Por tal razón es sumamente importante gestionarlo.

También se debe contar con esta licencia para publicar los servicios de arrendamiento en portales web como Airbnb, Booking y Tripadvisor, que están obligados a solicitarlo.

En el portal informativo licenciaturistica.com se puede encontrar, de forma gratuita, información detallada sobre este permiso, para que las personas interesadas puedan aclarar dudas y puedan hacer las gestiones sin ningún tipo de problemas.

Este sitio web fue creado por profesionales en el área turística, para ayudar a los propietarios de inmuebles vacacionales para que tramiten legalmente su licencia y puedan gozar de los beneficios de alquilar su propiedad.

¿Dónde se solicita?

La licencia turística para el alquiler de inmuebles vacacionales se tramita directamente en las comunidades autónomas, y cada una tiene sus propias reglas y condiciones. La legislación en esta materia es heterogénea y varía de región en región.

Es importante conocer las normativas vigentes en la comunidad donde esté el inmueble vacacional que se pretenda poner en alquiler turístico para cumplir con ellas y poder alquilarlo de manera legal sin que más adelante se presenten problemas.

Este permiso no se otorga de inmediato, puede tardar entre uno y tres meses, dependiendo de la comunidad autónoma. Lo más recomendable es pedirlo con tiempo y cumplir con los plazos establecidos.

Solicitar el permiso ante el ayuntamiento es muy fácil, sólo se debe presentar la declaración responsable del inicio de actividad de vivienda de uso turístico, junto a los planos de la casa o piso que se piensa alquilar, firmado por un técnico competente y supervisado por el correspondiente colegio profesional.

También es necesario presentar la cédula de habitabilidad, los datos del propietario y de la vivienda, y demostrar que se cumplen con las normativas legales vigentes.

Una vez cumplidos los requisitos, el Ayuntamiento procederá a incluir la propiedad en el Registro de Turismo de la Comunidad Autónoma y entregará al propietario su ficha de inscripción con el número correspondiente, con el que podrá ejercer sus derechos turísticos y alquilar el inmueble vacacional sin problemas.

¿Qué debe tener el inmueble vacacional?

Es importante conocer cuáles son las condiciones mínimas exigidas para que el inmueble vacacional pueda calificar para obtener la licencia, las cuales se deben mantener siempre para poder alquilarlo.

Entre los requisitos básicos destaca que la vivienda o piso debe tener como mínimo un cuarto para dormir, un baño, una cocina y un salón comedor. También se exige que estén en óptimas condiciones y perfectamente equipados.

Es obligatorio que la propiedad pueda contar con conexión gratuita wifi y que los inquilinos tengan a disposición un número telefónico de emergencia que atienda a cualquier hora del día ante eventuales contingencias o problemas que se puedan presentar.

Está prohibido negar el servicio de alquiler a una persona por su etnia, religión o sexo. De suceder alguna arbitrariedad, el afectado puede denunciar el hecho en el Ayuntamiento correspondiente. Tampoco pueden alquilarse como residencia permanente ni ceder las habitaciones de manera aparte.

Estas condiciones mínimas son comunes para todas las comunidades autónomas, las cuales tienen la libertad de añadir otras condiciones con el propósito de mejorar la atención para los turistas.

Los huéspedes tienen pleno derecho de exigir el cumplimiento de las normas mínimas establecidas para el alquiler de este tipo de propiedades. Incluso pueden solicitar el número de la licencia turística de la propiedad para protegerse ante cualquier problema que pudiera presentarse.

El propietario de la casa o piso vacacional está en la obligación de llevar un libro anual de huéspedes, en el que se puedan registrar los datos e incidencias del alquiler realizado. Además deberá declarar los ingresos según el correspondiente régimen fiscal y pagar los consecuentes impuestos.

Apartamentos vacacionales y viviendas de uso turístico

Aunque los términos apartamento turístico y viviendas de uso turístico suelen usarse de igual forma, es importante diferenciarlos para no cometer el error de confundirlos.

Los apartamentos turísticos tienen habitaciones amuebladas y están plenamente habilitadas para alquilarlas de manera individual. Funcionan como un hotel, con la diferencia de que prestan el servicio de cocina con todos sus utensilios para que el inquilino pueda preparar sus propios alimentos.

En cambio, las viviendas de uso turístico se alquilan totalmente a terceros para que las ocupen en un tiempo determinado, que habitualmente no debe exceder de un mes. Durante ese tiempo, el huésped puede hacer uso de todas las instalaciones de la casa, sin restricciones de ningún tipo.

El sistema de alquiler vacacional compite altamente con el tradicional sistema hotelero, con precios más asequibles, servicios especiales, mayor privacidad y flexibilidad para el inquilino. Se ha convertido en un nuevo formato que está cambiando radicalmente el modelo turístico en España.

Además, es un potenciador de la economía local, que beneficia tanto a propietarios, como a inquilinos y a los gobiernos de las comunidades autónomas. Todos resultan beneficiados de este novedoso modelo de renta vacacional que involucra a todos los sectores.

En conclusión, alquilar una casa o piso en cualquier provincia española, requiere una licencia turística especial que fácilmente se puede tramitar en el Ayuntamiento y que faculta al propietario para alquilar la propiedad legalmente como inmueble vacacional.

Así que si tienes una segunda propiedad y piensas alquilar la misma en vacaciones, no pierdas tiempo y dirígete al Ayuntamiento de la localidad en cuestión, cumple con los requisitos y comienza a publicarla para que te empiecen a llover la demanda de alquiler de los huéspedes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios