www.economiadehoy.es

Pistoletazo de salida en la planta Sevel de FCA

Pistoletazo de salida en la planta Sevel de FCA
Ampliar

Reanudará la producción con la máxima seguridad e higiene en el lugar de trabajo

lunes 27 de abril de 2020, 23:58h
Desinfección de más de 300.000 metros cuadrados en los departamentos de producción, instalación de alrededor de 130 dispensadores de desinfectante para manos, difusión entre los trabajadores de información preventiva mediante 15 grandes vallas y 25 monitores de vídeo. id:57930
También se hará una distribución de más de 6.000 folletos informativos y colocación de 18.000 carteles, instalación de una decena de cámaras térmicas para el control de la temperatura en los accesos de la planta y más de 600 puntos equipados con material desinfectante para que los empleados limpien a diario los equipos que usan durante su turno de trabajo. Estas son solo algunas de las cifras que marcan el regreso al trabajo de la mayoría de los 6.000 empleados de la planta Sevel de Atessa (Italia), una empresa conjunta con el Grupo PSA y una de las principales plantas de producción de vehículos comerciales para el mercado internacional.

Estas y otras medidas forman parte del acuerdo firmado el pasado 9 de abril con los sindicatos italianos FIM-CISL, UILM-UIL, FISMIC, UGLM, AQCFR y FIOM-CGIL para implementar una serie integral de medidas en todas las sedes italianas de FCA para garantizar la máxima protección de los trabajadores del Grupo con motivo de la reanudación de las actividades de producción suspendidas debido al COVID-19. Simultáneamente, también se han reanudado las actividades en algunas pequeñas instalaciones de Cassino, Pomigliano, Termoli y Mirafiori en relación con el suministro de componentes para la planta Sevel.

Pietro Gorlier, director de operaciones de FCA para la región EMEA, ha comentado: «Lo que demostramos hoy en la planta Sevel de Atessa es un ejemplo concreto de que proteger a nuestros trabajadores es nuestra principal prioridad. La reapertura de hoy de la planta de Sevel, junto con las actividades de I+D y la producción de la serie previa de los modelos eléctricos e híbridos en Turín y Melfi, es el resultado de un análisis y una preparación rigurosos llevados a cabo en colaboración con los principales virólogos y otros expertos, y acordados con todos los sindicatos. Trabajamos a diario con el gobierno italiano y las autoridades locales para volver a poner en marcha la producción en Italia, además de asegurarnos de que no disminuya la seguridad de cualquiera que trabaje en instalaciones de producción u oficinas de FCA».

Antes de que los empleados regresen al trabajo, se han repetido en Sevel todas las actividades de limpieza y desinfección que ya se llevaron a cabo en la planta cuando se suspendió la producción el pasado 17 de marzo. Estas actividades se han realizado en 18 zonas de descanso, 52 servicios, 29 vestuarios con más de 7.400 taquillas, 2 salas médicas y 4 comedores que reducirán su aforo y ampliarán sus turnos para garantizar el cumplimiento de la distancia mínima requerida de un metro entre las personas. Todas estas zonas se han equipado con material sanitario para uso de los empleados (como gel desinfectante, jabón antibacteriano, kits de limpieza de superficies, etc.) para cualquier necesidad y para aumentar la protección. También se han colocado carteles y avisos de seguridad específicos en toda la planta.

Antes del inicio de la producción, a todos los empleados de Sevel se les ha enviado un enlace a una página web a través de WhatsApp y el correo electrónico para compartir y difundir las medidas que se deben tomar en cada departamento de producción, junto con vídeos tutoriales explicativos. Las medidas incluyen mantener una distancia mínima de un metro entre cada persona, instrucciones para lavarse las manos con agua y jabón o gel desinfectante, instrucciones para utilizar los dispensadores de agua con vasos o botellas, medidas a aplicar en los comedores y cómo gestionar correctamente las reuniones. Los empleados también han recibido instrucciones sobre cómo reconocer los síntomas del COVID-19 y las medidas preventivas que deben tomarse en caso de emergencia.

Las áreas de producción y oficinas también se han reconfigurado en función de los requisitos específicos de salud y seguridad para permitir la redistribución de los trabajadores y aumentar el distanciamiento entre aquellos que trabajan a corta distancia a la hora de equipar los vehículos. En los departamentos de producción, la movilidad del personal entre las diferentes unidades también se ha limitado en la medida de lo posible y en función de las necesidades específicas. Se han implementado medidas similares en las zonas comunes, mientras que en las 85 oficinas de la planta se han instalado barreras de protección entre los empleados o se han reubicado los puestos de trabajo. Los descansos colectivos se han reorganizado por departamento y se han escalonado a lo largo de cada turno.

En los próximos días, se seguirá impartiendo formación sobre normas de seguridad a través de plataformas de aprendizaje electrónico online, los habituales canales de comunicación interna y con responsables de cada sector con el apoyo de personal médico especializado.

FCA entregará hoy a cada empleado de la planta de Atessa un kit personal que incluye mascarillas quirúrgicas y guantes (que se repondrán a diario), así como un par de gafas de seguridad para usar cuando limpien su propio puesto de trabajo. Para aquellos que utilizan el transporte público se incluirá una mascarilla adicional para sus viajes de desplazamiento al trabajo.

Finalmente, también se han implementado estrictos controles en todos los accesos a la planta Sevel, según lo dispuesto en el acuerdo firmado por FCA y los sindicatos. Personal médico y de primeros auxilios, adecuadamente protegido por dispositivos específicos, controlará la temperatura de todas las personas que entran en las instalaciones a pie o en coche con cámaras térmicas fijas y móviles o termómetros manuales a distancia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios