www.economiadehoy.es
¿Qué es la reunificación de deudas?
Ampliar

¿Qué es la reunificación de deudas?

Por Martín Marco
x
noticiaseconomiadehoyes/8/8/22
economiadehoy.es
lunes 04 de octubre de 2021, 13:15h
La unificación de deudas es el acto de pedir un único préstamo para pagar varias deudas. Los beneficios de la unificación de deudas incluyen un único pago mensual en lugar de múltiples pagos y un tipo de interés más bajo. id:76460
Agrupar préstamos se refiere al acto de pedir un nuevo préstamo para pagar otras obligaciones y deudas de consumo contraídas con anterioridad. Varias deudas se combinan en una sola, más grande, como un préstamo, por lo general con condiciones de pago más favorables: una tasa de interés más baja, un pago mensual más bajo, o ambos. La reunificación de deudas puede utilizarse como herramienta para hacer frente a las deudas de los préstamos vigentes, de las tarjetas de crédito y de otros pasivos.

¿Cómo funciona la consolidación de deudas?

La reunificación de deudas es el proceso de unificar créditos utilizando diferentes formas de financiación para pagar otras deudas y obligaciones. Si tiene diferentes tipos de deudas, puede solicitar un préstamo para consolidar esas deudas en un único pasivo y pagarlas. A continuación, se efectúan los pagos de la nueva deuda hasta que se liquide por completo.

La mayoría de las personas solicitan a través de su banco o compañía de tarjetas de crédito un préstamo de consolidación de deudas como primer paso. Es un buen punto de partida, sobre todo si tiene una buena relación e historial de pagos con su entidad. Si le rechazan, que es lo más habitual, intente contratar a una agencia de reunificación de deudas, que sabrá negociar mejor que usted.

Los acreedores están dispuestos a hacerlo por varias razones. La consolidación de la deuda maximiza la probabilidad de cobrar al deudor. Estos préstamos suelen ser ofrecidos por instituciones financieras como bancos y cooperativas de crédito, pero hay otras empresas de servicios de consolidación de deudas especializadas que prestan estos servicios al público en general.

Tipos de consolidación de deudas

Hay dos grandes tipos de préstamos de consolidación de deudas: los garantizados y los no garantizados. Los préstamos garantizados están respaldados por uno de los activos del prestatario, como una casa o un coche. El activo, a su vez, sirve de garantía para el préstamo. Los préstamos sin garantía, en cambio, no están respaldados por activos y pueden ser más difíciles de obtener. También suelen tener unos tipos de interés más altos y unos importes mínimos. En cualquiera de los dos tipos de préstamo, los tipos de interés suelen ser más bajos que los de las tarjetas de crédito. Y en la mayoría de los casos, los tipos son fijos, por lo que no varían a lo largo del periodo de amortización.

Muchos prestamistas ofrecen préstamos de consolidación de deudas como parte de un plan de pagos a los prestatarios que tienen dificultades para gestionar el número o el tamaño de sus deudas pendientes. Estos préstamos están diseñados específicamente para los consumidores que quieren pagar varias deudas de alto interés. Los préstamos hipotecarios sobre la vivienda también pueden utilizarse para reunificar deudas.

Ventajas de la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una gran herramienta para las personas que tienen varias deudas con tipos de interés o pagos mensuales elevados. Al negociar uno de estos préstamos, puede beneficiarse de un único pago mensual en lugar de múltiples pagos, por no hablar de un tipo de interés más bajo. Y siempre que no contraiga ninguna deuda adicional, también puede esperar liberarse de las deudas de antes. El proceso de unificación de deudas puede reducir las llamadas o cartas de las agencias de cobro, siempre que el nuevo préstamo se mantenga al día.

Requisitos para la consolidación de deudas

Los prestatarios deben contar con los ingresos y la solvencia necesarios para poder optar a la reunificación, especialmente si acude a un prestamista nuevo. Aunque el tipo de documentación que necesitará suele depender de su historial crediticio, los datos más comunes incluyen una contrato de trabajo, extractos de dos meses de cada tarjeta de crédito o préstamo que desee pagar y cartas de los acreedores o agencias de reembolso.

Procure reunificar todas sus deudas: si tiene un préstamo de menor interés que le está causando más estrés emocional y mental que los de mayor interés -como un préstamo personal que ha tensado las relaciones familiares-, puede que quiera incluirlo en la reunificación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios