www.economiadehoy.es
¿Qué hacer si no pudiste solicitar la moratoria de hipotecas durante la crisis del coronavirus?
Ampliar

¿Qué hacer si no pudiste solicitar la moratoria de hipotecas durante la crisis del coronavirus?

viernes 20 de noviembre de 2020, 12:47h
Los expertos de Housell, la compañía de servicios inmobiliarios y proptech líder en venta de inmuebles, analizan las alternativas a la moratoria de hipotecas una vez finalizado el plazo. id:65329

La moratoria hipotecaria fue una medida aprobada por el Gobierno de España, que permitía a los clientes aplazar los pagos de sus préstamos hipotecarios. Sin embargo, fueron muchas las familias que no pudieron acogerse a la propuesta por no cumplir los requisitos o no llegar a tiempo. Por ello, los expertos de Housell, compañía de servicios inmobiliarios y proptech líder en venta de inmuebles, analizan algunas alternativas a la moratoria hipotecaria que puedes seguir solicitando.

1. Pactar un aplazamiento con el banco

Este mecanismo consiste en pedir un aplazamiento de las cuotas hipotecarias, negociando las condiciones directamente con la entidad. Esto no se traduce en la suspensión de los pagos, sino en su suspensión durante un periodo de tiempo. Comenta Iván Terrero, responsable del servicio de hipotecas de Housell, que los criterios para conceder estas ayudas se han visto endurecidos en los últimos meses, “debido a la pérdida de estabilidad laboral y empleo en innumerables sectores”.

En contraposición, añade Terrero, “al disminuir la demanda deberíamos observar una caída mínima de precios de cara al primer trimestre de 2021, lo que se traduce en una gran oportunidad para los inversores. Además, las personas que tengan una situación estable y puedan acceder a las hipotecas se beneficiarán de una financiación más barata y un precio de compra más accesible”.

2. Recurrir al periodo de carencia

A través de ello se puede pagar una cuota mensual más reducida durante un tiempo determinado. En este periodo se pagarían únicamente los intereses o incluso se podría llegar a aplazar el pago total de las cuotas.

Estas ayudas pueden llegar a superar los cinco años y depende de las condiciones del préstamo hipotecario que se ha contratado y la situación personal del solicitante. “A la hora de recurrir a ello también hay que tener en cuenta que este préstamo encarecerá el precio de la hipoteca”, puntualiza Terrero, “ya que al volver a las condiciones originales se deberá abonar una cantidad mensual superior a la que se tenía originalmente”.

“Sea como sea”, resume el responsable hipotecario, “la situación actual es totalmente atípica y muy difícil de anticipar. Factores como la caída del PIB, el desempleo o la fusión de algunas entidades harán que la banca no tarde mucho en potenciar la refinanciación” (cancelar la hipoteca vigente para poder suscribir una nueva), para no caer en el aumento de impago y morosidad”.

3. Aplicación del Código de Buenas Prácticas

Si los problemas para afrontar el pago de la hipoteca comenzaron antes de la crisis del coronavirus, siempre puedes acogerte a este código al que están adheridos la mayoría de los bancos. Este documento contempla medidas para reestructurar la deuda hipotecaria que los bancos aplican a clientes en situación de vulnerabilidad.

  • En primer lugar, a través del Código de Buenas Prácticas el banco puede ofrecer una carencia parcial durante cinco años, alargar el plazo de amortización hasta los 40 años y rebajar el tipo de interés.
  • En una segunda fase también se podría pedir eliminar una parte de la deuda.
  • Por último, si pese a todas estas medidas, el hipotecado sigue sin poder pagar la hipoteca queda la opción de dación en pago para librarse de la deuda. Esto se traduce en que las familias pueden permanecer durante dos años en la vivienda pagando un alquiler que puedan asumir.

“De cualquier forma, para que el hipotecado pueda acogerse a esta solución, tiene que estar en el umbral de exclusión y cumplir una serie de requisitos”, comenta el responsable del servicio de hipotecas de la proptech. Entre ellos, no superar tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que se traduce en 1.613€ al mes o que el pago de la hipoteca supere el 50% de los ingresos netos de la unidad familiar.

4. Extender el plazo de reembolso

Este mecanismo consiste en extender en el tiempo el pago de la hipoteca, para poder devolver el dinero en más tiempo. Puede ser una alternativa para reducir el importe de las mensualidades, aunque al tardar más en saldar la deuda, pagaremos más intereses a la larga.

En cuanto a la situación actual de las moratorias hipotecarias, Terreno comenta que la banca está teniendo dificultades para afrontarlas: “Nos queda ver cómo se comportan los pagos de los ICO (Initial Coin Offering) ya concedidos, pero si no cambia la situación muchas empresas lo tendrán complicado para devolver las cuotas, ya que realmente ayudas, como tal, no se han dado demasiadas sin tener que devolverlas”.

Ante esta complicada situación, el responsable hipotecario quiere poner en valor la profesionalización en el sector y su importancia en todo el proceso, “estamos cara a cara con la incertidumbre y antes de una potencial crisis nunca antes vista es más importante, si cabe, ir acompañado por un profesional”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios