www.economiadehoy.es
Gonzalo Lamas, Hill+Knowlton Strategies España.
Ampliar
Gonzalo Lamas, Hill+Knowlton Strategies España.

Retos y tendencias digitales en el sector financiero

OPINIÓN: Gonzalo Lamas, Manager de comunicación financiera en H+K Strategies

lunes 29 de abril de 2019, 12:21h
La transformación digital no es el futuro. id:44841
El tiempo en el que las compañías emprendían ese camino queda en el pasado. El mundo es ya digital. Las tendencias, las preocupaciones, los riesgos y las ventajas evolucionan tanto en cuestión de meses que apenas hay tiempo para el presente. Todo ha cambiado y seguirá cambiando empujado por nuevos jugadores, las oportunidades que ofrecen tecnologías como el blockchain, las nuevas formas de consumo y la preocupación por la ciberseguridad. No está claro si las necesidades han empujado la revolución o han sido las nuevas posibilidades de negocio las que han modificado las necesidades del consumidor, pero como decía el escritor Arthur C. Clarke “el futuro ya no es lo que solía ser”.

Un nuevo player para cada necesidad. Los bancos tradicionales buscan la manera de dominar la partida en el nuevo tablero digital sin saber muy bien cómo. Unos apuestan por mantener su estructura, pero ofreciendo el mismo servicio a través de plataformas digitales, otros entienden que un spin off 100x100 digital puede ser la clave… y a la vez que emprenden esta transformación tienen que seguir con su negocio tradicional de forma rentable.

Mientras tanto las fintech van mordisqueando la tarta, cada uno especializado en lo suyo y mejorando la oferta de la banca tradicional. ¿Es usted un estudiante en un país extranjero y su necesidad es la transferencia y retirada en diferentes divisas?, ¿quiere usted invertir teniendo acceso a los productos que se ajusten mejor a su perfil?, ¿es usted gamer y quiere rentabilizar sus créditos? ¿es de los que cree en la tokenización y la economía colaborativa?... Hoy existe una fintech que le puede ofrecer el servicio específico que necesita de forma gratuita, rápida y sencilla.

El reto que tienen por delante las fintech es quitarse la etiqueta fintech y contar al mundo lo que hacen. Estas compañías se jactan del alto porcentaje de su crecimiento originado porel boca a boca, lo cual es síntoma de dos cosas: que su servicio satisface a sus clientes y que su trabajo de comunicación es claramente mejorable.

La biometría del comportamiento.Una de las claves del éxito de los nuevos players mencionados está en que su servicio es, además de gratuito, rápido y sencillo desde el onboarding (obviamente clave) hasta el consumo final.

Son de sobra conocidas las ventajas de una digitalización eficaz. No sólo en tiempo, sino también en ahorro de costes pues el dinero cuesta dinero. Alguien lo debe imprimir, contar, almacenar, custodiar… Un mundo sin cash es posible, pero sólo con biometría del comportamiento. La anticipación y previsión del comportamiento del usuario para que el custumerjourney sea un pequeño tobogán y no una gran montaña rusa.

El ajuste de la oferta, la anticipación de necesidades y la facilidad en los procesos nos llevarán hasta una realidad de pagos invisibles. ¿Quién no querría que su nevera pidiese al supermercado los productos que se van agotando en su interior? No, no es ciencia ficción. El mundo es ya digital. En 2020 habrá en el mundo más de 33 billones de dispositivos con acceso a internet (4 por persona) y dará lugar a una integración aún mayor y a una confusión respecto del origen de los procesos. Debemos darnos cuenta de que la conversión de un proceso tradicional a digital es mucho más complicada que sentido inverso. Alguien que suele comprar ropa a través del móvil no encuentra problema en ir a una tienda, mientras que el cambio es más complicado para quien acostumbra a comprar en tienda física.

La promesa dorada de blockchain

Nadie duda del potencial de la tecnología blockchain, pero por ahora tampoco nadie la ha puesto a facturar. Encuentra dos obstáculos claros: la falta de escalabilidad y la falta de interconectividad. Si bien la tecnología podría ofrecer grandes ventajas, hoy el número de operaciones por segundo que permite es muy bajo mientras que la relación entre las blockchain privadas y las públicas sigue siendo complicada. A estos problemas debemos añadir la incertidumbre regulatoria.

En realidad, superar estos obstáculos es cuestión de tiempo. El verdadero reto que ocupa la mente de los especialistas de blockchain es conseguir orientar la tecnología al negocio. Conseguir producir algo que dé beneficio.

Es cierto que se habla del ahorro derivado de la eficiencia de los procesos, pero eso es algo que se obtiene con cualquier tecnología. Por ahora, la tecnología blockchain ya ha permitido hacer negocio gracias a la emisión de deuda, veremos qué más puede traer.

Una ciberseguridad siempre amenazada

No puede existir una era digital sin ciberseguridad. Cuanto antes se den cuenta las compañías, antes se terminará el serio problema de fuga del talento que sufre nuestro país. No tiene sentido menospreciar la seguridad ya que es clave para la confianza del mercado. Una crisis de seguridad puede derivar en una pérdida de clientes, una caída en bolsa o un problema con el regulador. Parece mentira, pero algunas empresas aún esperan el ataque para protegerse.

Además de concienciarse de su importancia, debemos entender que la ciberseguridad siempre va un paso por detrás de los ciber ataques. No existe un escudo más grande. Los encargados de la seguridad cuentan exactamente con las mismas tecnologías que los criminales, pero la diferencia es que éstos dedican su tiempo a investigar mejoras en el ataque.

Las entidades financieras están concienciadas con esto desde hace muchos años. Su conocimiento y aprendizaje debería derivar, en un futuro muy cercano,en una oportunidad real de nuevo negocio vendiendo ciberseguridad a sus clientes como un servicio integrado más.

Como decíamos, la transformación digital no es el futuro para el sector financiero. El futuro será ofrecer un servicio que se valga de las nuevas tecnologías, que se adapte a las regulaciones, que sobreviva a la competencia de players nuevos o tradicionales, que sea seguro y que facilite la vida de los usuarios tanto en negocios B2B como B2C.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.