www.economiadehoy.es

Renta Variable

Se acelera la tendencia a la baja del IBEX 35, retrocediendo un 3,61% en la semana
Ampliar

Se acelera la tendencia a la baja del IBEX 35, retrocediendo un 3,61% en la semana

Por Fátima Herranz, Analista de Singular Bank
viernes 19 de noviembre de 2021, 19:03h
El repunte de la incidencia de la pandemia en Europa y progresivamente también en EEUU está afectando nuevamente a los mercados financieros globales, observándose un aumento de la exposición a activos refugio. id:78025
Así, la renta variable europea ha mostrado signo negativo generalizado, al igual que ayer, frente a las ligeras ganancias que se mantienen en EEUU apoyadas en la subida de los valores del sector tecnológico.

Los inversores evalúan el posible impacto sobre la senda de recuperación económica mundial de la reintroducción de medidas de restricción de la movilidad y distanciamiento social ante el reciente aumento de los casos diarios de contagio de covid-19, especialmente en algunas economías europeas.

Una de las noticias más relevantes en la jornada de hoy se ha centrado en el confinamiento a nivel nacional que impondrá Austria a partir del lunes, al mismo tiempo que Alemania podría considerar una medida similar. En concreto, el gobierno austriaco adoptará un cierre nacional durante al menos 20 días a partir del próximo lunes y requerirá que los residentes se vacunen contra el covid-19 a partir de febrero. Paralelamente, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, ha declarado que no puede descartar un nuevo confinamiento debido al preocupante incremento no sólo de las infecciones sino también progresivamente de la presión hospitalaria en algunas regiones del país. Ante el deterioro de la situación epidemiológica, la canciller Angela Merkel y los líderes regionales acordaron ayer restringir el acceso a restaurantes, bares y eventos públicos para las personas no vacunadas en las áreas más afectadas.

Paralelamente, se mantiene la incertidumbre sobre la evolución de las tensiones inflacionistas en los próximos meses ante su carácter más persistente y prolongado de lo inicialmente estimado por los principales organismos internacionales. En este sentido, el índice de precios industriales de Alemania creció con fuerza el mes pasado (18,4% respecto a octubre de 2020), registrando su mayor tasa interanual desde 1951. Una evolución impulsada fundamentalmente por el encarecimiento del gas natural y de la electricidad. Asimismo, en Corea del Sur los precios industriales repuntaron a su mayor ritmo desde 2008 (8,9% interanual), aumentando los precios del carbón y productos asociados al petróleo un 85,6% interanual. En el caso de Japón, la inflación general se situó en terreno positivo por segundo mes consecutivo, alcanzando un 0,1% anual, tras 11 meses consecutivos en negativo.

Por otro lado, en EEUU hoy se ha aprobado en la Cámara de Representantes el proyecto de ley sobre el plan económico de 1,64 billones de $ de la Administración Biden, tras retrasarse ayer el proceso después de la prolongada intervención del líder republicano Kevin McCarthy. Sin embargo, aún debe ser debatido en el Senado.

En una jornada bursátil en la que nuevamente se ha observado un repunte de la volatilidad ante el vencimiento de la mayoría de los contratos de opciones (al ser tercer viernes de mes), en las bolsas europeas he predominado el rojo. En contraste, las estadounidenses se mantienen ligeramente en positivo a cierre de los mercados europeos, en línea con la evolución de la mayoría de los índices asiáticos.

En la región Asia-Pacífico, donde los mercados de India han permanecido cerrados por festivo, ha destacado el repunte del Shanghai Composite chino de un 1,13%, al mismo tiempo que el Kospi surcoreano ha subidoun 0,80% y el Nikkei 225 japonés un 0,50%. Una tendencia al alza que no se ha trasladado a Hong Kong, donde el Hang Seng ha perdido un 1,07%.

Los principales índices bursátiles europeos han cerrado en negativo de forma generalizada, situándose nuevamente la caída más acusada en el IBEX 35 español (-1,68%). Los descensos en Alemania, Francia y Reino Unido han sido más moderados: el DAX 40 alemán ha retrocedido un 0,38%, el CAC 40 francés un 0,42% y el FTSE 100 británico un 0,38%.

En España, el IBEX 35 ha acelerado su tendencia a la baja de los dos últimos días, perdiendo hoy un 1,68% hasta 8.903 puntos y ampliando su caída semanal a un 3,61%. Los mayores descensos se han observado en los valores turísticos y bancarios, liderados por Amadeus IT Group (-4,75%) y Banco Sabadell (-3,97%), al mismo tiempo que también ha destacado el retroceso de Inditex (-4,21%). Por su parte, la subida más significativas se ha producido en Cellnex Telecom (+2,66%), seguida de Pharma Mar (+1,76%) y Siemens Gamesa (+1,76%).

En contraste con la evolución de las bolsas europeas, los principales índices bursátiles de EEUU cotizan ligeramente al alza apoyados fundamentalmente por las compras registradas en el sector tecnológico. Un hecho que se refleja en la subida más significativa del Nasdaq Composite de un 0,66%, superior a la del S&P 500 (+0,12%).

Renta Fija

El menor apetito por el riesgo de los inversores tras el reciente endurecimiento de las restricciones asociadas al covid-19 en algunos países europeos se ha reflejado en un aumento de la exposición a los mercados de deuda soberana. Así, hoy se han registrado compras de renta fija soberana de forma generalizada a nivel global y a lo largo de toda la curva de tipos de interés.

La reintroducción de limitaciones de movilidad condiciona las perspectivas de crecimiento económico en este último trimestre del año, lo que reduce las expectativas de que los principales bancos centrales decidan aumentar sus tipos de interés oficiales de forma anticipada.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha afirmado hoy en el Congreso Bancario Europeo de Frankfurt que las autoridades monetarias no deberían endurecer sus políticas demasiado pronto, reiterando que no prevé un aumento en las tasas de interés el próximo año. Todo ello a pesar de las elevadas presiones inflacionistas, que podrían no comenzar a diluirse hasta mediados de 2022. Según sus declaraciones, un ajuste inadecuado de la política monetaria lastraría la recuperación económica, en un contexto en el que el poder adquisitivo de los hogares ya está siendo minorado por las crecientes facturas de energía y combustible.

La noticia del confinamiento nacional en Austria y la posibilidad de que Alemania endurezca aún más sus restricciones, tras las medidas adoptadas ayer, han impulsado a la baja especialmente las TIRes de los bonos alemanes. En el vencimiento a 10 años, el rendimiento del Bund ha caído 6,6 pb hasta un -0,346%.

Los movimientos de yield a la baja también han sido significativos en el resto de bonos a 10 años de la Eurozona, cayendo 6,6 pb en Francia (a un 0,000%), 5,7 pb en Italia (0,861%), 5,6 pb en España (0,380%) y 4,5 pb en Portugal (0,295%).

Fuera de la zona monetaria europea se ha observado la misma tendencia. El bono británico a 10 años ha reducido su rentabilidad 4,5 pb hasta un 0,876%, mientras que en la referencia a 10 años de EEUU cae 5,3 pb a cierre del mercado en Europa hasta un 1,533%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

A lo largo de la semana, el precio del petróleo ha mostrado una tendencia bajista en un contexto marcado por la posibilidad de que se produzca un exceso de oferta en el mercado ante la persistencia de la pandemia, tal y como ha señalado la OPEP. Adicionalmente, ayer presionó a la baja las cotizaciones la noticia de que China estaría liberando crudo de su reserva estratégica con el objetivo de estabilizar los precios, una medida que también está siendo evaluada en EEUU. Todo ello unido a la significativa apreciación del dólar, que reduce el atractivo de las materias primas cotizadas en esta divisa, como es el caso del petróleo.

Junto a estos factores, el endurecimiento de las restricciones de movilidad de la población ante el repunte de los casos de contagio de covid-19 ha reforzado la tesis de la OPEP de que la demanda de combustible podría mostrar un menor dinamismo de lo esperado en los próximos meses.

Este entorno ha provocado un significativo descenso de la cotización del petróleo de más de un 3%. El Brent ha caído por debajo del umbral de 80 dólares por barril por primera vez desde principios del mes de octubre, situándose en 78,37 dólares por barril (-3,51%), mientras que el WTI (de referencia en EEUU) ha retrocedido a 75,64 dólares por barril (-4,27%).

Entre los metales preciosos, el oro continúa con su tendencia a la baja de ayer, cayendo su precio un 0,16% hasta 1.856 dólares por onza. A su vez, el platino pierde un 1,30% a 1.038 dólares por onza, contrastando con la revalorización de la plata de un 0,25% hasta 24,9 dólares por onza tras cerrar ayer en mínimos de la última semana.

En el mercado de divisas, el cruce eurodólar ha retomado su tendencia a la baja tras la depreciación de ayer de la divisa estadounidense. Así, el dólar se ha apreciado en siete de las ocho últimas sesiones, situándose en un mínimo del último año de 1,132 dólares por euro (-0,48%).

Macro

Índice de Precios al Productor en Alemania

En octubre, el Índice de Precios al Productor (IPP) de bienes industriales en Alemania repuntó un 18,4% frente al mismo periodo de 2020, representando su mayor incremento interanual desde noviembre de 1951 (20,6% interanual). En términos mensuales el IPP aumentó un 3,8% (vs. 2,3% en septiembre).

Esta tendencia al alza refleja el significativo incremento del coste de la energía (48,2% interanual y 12,1% mensual), destacando especialmente la distribución del gas natural (81,4% interanual) y la luz (49,6% interanual). Asimismo, se produjo un fuerte repunte del precio de los bienes intermedios (18,1% interanual), en particular de los metales. También se observaron avances en el resto de los segmentos del índice, encareciéndose los bienes de consumo duradero (3,4% interanual), los bienes de capital (3,2% interanual) y los bienes de consumo no duradero (3,0% interanual).

Excluyendo la energía, el IPP registró un incremento de un 9,2% interanual en octubre.

Todo ello en una coyuntura marcada por los problemas en las cadenas globales de valor debido a la escasez de insumos y el notable repunte del precio de la energía, en especial del gas natural, entre otros factores.

Ventas minoristas en Reino Unido

En octubre, según el Office for National Statistics, el comercio minorista de Reino Unido se incrementó un 0,8% mensual (vs. -0,2% mensual el mes anterior). Frente a febrero de 2020, mes previo al comienzo de la pandemia, las ventas minoristas aumentaron un 5,8%.

Una evolución al alza explicada principalmente por el repunte del comercio no alimenticio de un 4,2% mensual. En contraste, el comercio de alimentos se contrajo un 0,3% mensual, al mismo tiempo que las ventas de combustible cayeron un 6,4% mensual.

Por otro lado, el comercio online representó un 27,3% del total de las ventas minoristas en Reino Unido, descendiendo 0,8 pp con respecto al mes anterior, si bien se situó significativamente por encima del 19,7% registrado en febrero de 2020.

Empresarial

Lar España (Hoy: -1,52%; YTD: +13,69%)

La socimi española ha anunciado que su Consejo de Administración ha llegado a un acuerdo de reducción de capital social mediante la amortización de acciones propias adquiridas bajo los programas de recompra de acciones de la entidad.

En este sentido, el capital social de Lar España se ha reducido en aproximadamente 7,9 millones de € como consecuencia de la amortización de 3,9 millones de acciones propias de dos euros de valor nominal cada una (alrededor del 4,5% del capital).

La finalidad de esta reducción de capital es incrementar el beneficio por acción y coadyuvar a la remuneración de los accionistas de la entidad. Así, Lar España ha informado de que la reducción de capital se ha realizado con cargo a reservas de libre disposición, mediante la dotación de una reserva por capital amortizado por un importe igual al valor nominal de las acciones amortizadas.

De esta forma, el capital social de la sociedad se ha quedado fijado en 167,4 millones de €, representados mediante 83,7 millones de acciones nominativas.

Kingfisher (Hoy: -4,36%; YTD: +19,27%)

La empresa minorista británica ha anunciado que sus ventas en el último trimestre alcanzaron 3.246 millones de libras, un 6,3% menos que en el mismo periodo de 2020.

Por otro lado, el cambio de ventas comparables (like-for-like)ascendió a un 15,0% respecto al mismo periodo de 2019, previo a la disrupción de la pandemia. En este sentido, la empresa ha comentado que continúa ganado cuota de mercado en los principales mercados en los que opera.

Por áreas de la compañía, la facturación en Reino Unido e Irlanda en el 3T se situó en 1.544 millones de libras, un 2,1% menos que el mismo periodo de 2020, mientras que en Francia las ventas cayeron a 1.111 millones de libras (-9,5% interanual). En otros mercados internacionales (sin tener en cuenta el negocio en Rusia), los ingresos crecieron un 1,2% interanual a 591 millones de libras.

A su vez, Kingfisher ha remarcado sus importantes esfuerzos de logística para no tener problemas de disponibilidad de productos, y que se está preparando para las consecuencias derivadas de las presiones al alza sobre la inflación.

De esta forma, la compañía ha explicado que ha tenido un buen inicio del 4T, con un incremento de las ventas comparables (hasta el 13 de noviembre) de un 13,2% frente al mismo periodo de hace 2 años.

Paralelamente, prevé que las ventas comparables en el 2S de 2021 se sitúen en la parte alta del rango entre -3% y -7% interanual, al mismo tiempo que estima que el beneficio antes de impuestos de 2021 alcance también la parte alta del rango entre 910 y 950 millones de libras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios