www.economiadehoy.es

Survival International exige la protección de los territorios indígenas como “cuestión de vida o muerte"

Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en 2010.
Ampliar
Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en 2010. (Foto: © G.Miranda/FUNAI/Survival)
sábado 04 de abril de 2020, 09:05h
Survival International manifiesta que la protección de las tierras indígenas en todo el mundo es fundamental para evitar que miles de personas indígenas mueran a causa del coronavirus. id:57092
Una de las muchas zonas de minería ilegal de oro que hay dentro del territorio yanomami.
Ampliar
Una de las muchas zonas de minería ilegal de oro que hay dentro del territorio yanomami. (Foto: © FUNAI)
Aunque el mundo entero comprende ahora lo peligrosas que pueden ser las nuevas enfermedades, el presidente de Brasil, Bolsonaro, está animando activamente a misioneros fundamentalistas a establecer contacto con pueblos indígenas amazónicos no contactados, que carecen de inmunidad frente a enfermedades externas.

Ha nombrado a un misionero evangélico para dirigir el departamento gubernamental de indígenas aislados, y Misión Nuevas Tribus (una de las mayores organizaciones misioneras fundamentalistas) ha puesto en marcha un plan que tiene como objetivo tribus no contactadas del Valle de Javari, el lugar de la Tierra con mayor concentración de estos pueblos (en EE.UU. Misión Nuevas Tribus se ha rebautizado como Ethnos360).

Además, muchos pueblos indígenas de Brasil, como los yanomamis, los kawahivas, los uru eu wau waus, los mundurukus y los awás, están viendo sus territorios invadidos por mineros de oro, agroganaderos y madereros. Todos ellos son el hogar de comunidades no contactadas, que son los pueblos más vulnerables del planeta y extremadamente susceptibles a las enfermedades externas.

La lideresa indígena brasileña Celia Xakriaba declaró: “Estamos especialmente preocupados por los pueblos indígenas aislados, porque podría significar el exterminio mismo de esa población. Somos conscientes de que la pandemia es una crisis para la humanidad, pero sabemos que [la población de] Brasil no será exterminada en su totalidad. Sin embargo, para nosotros, los pueblos indígenas, representa una verdadera amenaza de exterminio”.

La experta de Survival en pueblos indígenas aislados, Sarah Shenker, dijo hoy: “Si sus tierras se protegen debidamente de los foráneos, las tribus no contactadas deberían estar relativamente a salvo de la pandemia de coronavirus. Pero muchos de sus territorios están siendo invadidos y robados para la tala, la minería y la agroindustria. Estos invasores se ven alentados por el presidente Bolsonaro, que practicamente ha "declarado la guerra" a los pueblos indígenas del Brasil. En los territorios que tienen invasores, el coronavirus puede acabar con pueblos enteros. Es una cuestión de vida o muerte".

“Además de los pueblos indígenas aislados, la pandemia es particularmente preocupante para muchos otros pueblos indígenas por sus formas de vida comunales que podrían fomentar la propagación dentro de las comunidades y, en algunos casos, por la gran distancia geográfica hasta los hospitales (de los que suelen depender para tratar enfermedades propagadas por la sociedad no indígena). El presidente Bolsonaro también ha hecho recortes en el servicio de salud indígena, que desempeñará un papel fundamental en los próximos meses. Estos recortes deben revertirse urgentemente, y debe ponerse a disposición de los indígenas que lo necesiten un servicio completo”.

Muchas comunidades indígenas de todo el mundo están, o bien poniéndose en cuarentena en sus bosques (como los orang rimba de Indonesia y las aldeas adivasis de la India), o bien cerrando sus territorios a los forasteros durante la pandemia, ya que los gobiernos han demostrado ser incapaces o no estar dispuestos a proteger sus territorios de las incursiones.

Actualmente hay dos casos de indígenas con coronavirus confirmados en el país. Uno de estos casos es el de una señora borari de 87 años que murió en Santarém, Pará.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios