www.economiadehoy.es

Balance de situación

TARMAC Aerosave, en primera línea para el almacenamiento de aviones

TARMAC Aerosave, en primera línea para el almacenamiento de aviones
Ampliar
jueves 14 de mayo de 2020, 13:38h
El mayor almacenista de Europa pasa revista a las flotas que tiene a su cargo, elabora protocolos para mantener los aviones en condiciones de vuelo y los prepara para su vuelta al servicio. id:58532
TARMAC Aerosave, grupo especializado en el almacenamiento, el mantenimiento y el reciclaje de aviones, trabaja en primera línea desde que las compañías aéreas redujeron su actividad. El mayor almacenista de Europa pasa revista a las flotas que tiene a su cargo, elabora protocolos para mantener los aviones en condiciones de vuelo y los prepara para su vuelta al servicio. El Grupo también anuncia que ha realizado la primera "check B" en el A380, un avión que acaba de ser devuelto a HiFly.

Adaptar la actividad para priorizar la llegada de aviones

Desde los primeros anuncios de las compañías aéreas, TARMAC Aerosave ha adaptado las actividades en sus tres bases de Tarbes, Toulouse-Francazal y Teruel. Se creó un equipo dedicado a los almacenamientos urgentes y a atender las numerosas solicitudes de asesoramiento llegadas de todo el mundo.
Se aplazaron las tareas de mantenimiento menos urgentes y el reciclaje, y se reorganizaron los aparcamientos retirando los aviones que llevaban tiempo almacenados. No obstante, a principios de abril se adelantaron algunos reciclajes para liberar espacio en los aparcamientos y poder atender las nuevas llegadas. Con ello se consiguió aumentar la capacidad total un 25%.
TARMAC Aerosave contribuye a preservar los aviones de sus clientes y está listo para volver a entregárselos tan pronto como se reanude el tráfico. Un compromiso que anuncia el propio nombre de la empresa: TARMAC "Aero-Save".

Almacenamiento o estacionamiento: ¿cómo "confinar" los aviones?

Aunque el almacenamiento es una actividad básica de las operaciones aéreas, es ahora cuando el público ha descubierto esta actividad que los medios de comunicación han bautizado como "confinamiento de aviones".
TARMAC Aerosave aprovecha la oportunidad para recordar en qué consiste el almacenamiento y qué lo diferencia del mantenimiento rutinario o incluso del estacionamiento.
Es posible que un operador (compañía aérea) o un propietario de aviones necesite mantener su aeronave en tierra por razones comerciales (estacionalidad...), técnicas (ajustes en la cabina, pintura...) o administrativas (venta del avión, cambio de pabellón...). Durante este período, que puede oscilar entre unas pocas semanas y varios meses, el avión debe mantenerse en condiciones de vuelo para que pueda reanudar el servicio en cualquier momento.

Por tanto, para almacenar un avión es necesario contar con homologaciones de mantenimiento. El mantenimiento dependerá del tiempo que el avión haya estado fuera de servicio y del tipo de aparato. Hasta 3 meses de estacionamiento se denomina "Flight Ready Conditions", es decir "aparcamiento activo". Cuando un avión ha permanecido inmovilizado menos de tres meses, se tarda menos de una semana en ponerlo en servicio y tenerlo listo para el despegue.
Después de los tres meses, el avión pasa a "almacenamiento", es decir, al estacionamiento a largo plazo.
Siempre que llega un avión se le realizan operaciones de protección de los componentes más importantes (estanqueidad de motores, trenes, sondas, etc.), se vacían los líquidos y se le asigna una plaza invariable en un aparcamiento adaptado a su tonelaje. A partir de ese momento, el avión recibe visitas diarias, semanales y mensuales. En situaciones normales, TARMAC Aerosave cuenta con las autorizaciones pertinentes para realizar visitas A, B, C, D durante toda la vida útil del avión.

A finales de junio se había cubierto el 90 % de la capacidad

Con una capacidad total de 250 aviones en Tarbes, Toulouse-Francazal y Teruel, a finales de diciembre de 2019 TARMAC Aerosave tenía almacenados 150 aparatos. En abril, la flota almacenada en las tres bases ascendía a 170 aviones. En junio, será de entre 230 y 240 aparatos.
Las compañías aéreas recurren al saber hacer de TARMAC Aerosave sobre todo para sus grandes aviones como el Boeing 747 de British Airways, los Airbus A380, B747, A380 y A340 de Lufthansa o el A350 de Air Caraïbes.

Al principio de la crisis, el Grupo pudo aumentar su capacidad un 25 %, pero pronto colgará el cartel de "completo" si no se encuentran otras soluciones.
En este momento, TARMAC Aerosave se prepara para recibir aviones de empresas de leasing (propietarias de aproximadamente el 50 % de la flota de una compañía aérea). Para ello, el Grupo francés está acelerando sus proyectos de ampliación de aparcamientos y estudia adquirir nuevos emplazamientos que podrían estar operativos en junio.
Es probable que la mitad del centenar de aviones acogidos permanezcan almacenados un año o más.

Devoluciones y reajustes para este verano

El personal técnico de las tres bases de TARMAC Aerosave, encargado de mantener la flota almacenada en condiciones operativas, se organiza para agilizar las futuras devoluciones: organizan los aparcamientos para liberar primero los aviones reclamados; elaboran los expedientes administrativos "de aceptación"; o preparan la reincorporación en el centro de los empleados que se encontraban teletrabajando.

Aunque los reajustes de aviones se han paralizado, TARMAC Aerosave cree que se avecina una fuerte demanda. Reajustar un avión consiste en realizar todos los procedimientos técnicos necesarios (mantenimiento, ajustes de cabina...) cuando un avión cambia de operador o de propietario. Esta interrupción sin precedentes de la actividad afectará a la distribución de la flota mundial, ya que algunos operadores tratarán de vender o arrendar algunos aviones o de ajustar las cabinas para cumplir con las nuevas medidas que ha sido decretadas.

Organización interna y apoyo a las iniciativas locales

Para mantener los puestos de trabajo necesarios para prestar nuestro servicio de almacenamiento y limitar el impacto económico por la caída de las demás actividades, TARMAC Aerosave ha reorganizado sus servicios. Para el personal administrativo se ha implantado el teletrabajo siempre que ha sido posible, aunque en torno al 40 % de los empleados permanecen en el centro. En los talleres se pusieron en marcha medidas de protección y de distanciamiento. Algunas contrataciones se han pospuesto y otras se mantienen para cubrir la necesidad de personal de mantenimiento.
Localmente, TARMAC Aerosave ha respondido a las peticiones de recogida de equipos: la base de Tarbes recogió todas las máscaras de oxígeno de los aviones en desguace y las entregó a la CCI, que las distribuyó a los centros médicos.
También se recogieron más de 300 máscaras en Teruel que se entregaron al hospital de la ciudad.

"Como toda la industria aeronáutica, nosotros también tenemos que revisar algunas de nuestras estimaciones, pero confiamos en la diversificación de nuestras actividades. TARMAC Aerosave es conocida en todo el mundo como empresa líder en la gestión del ciclo de vida de los aviones. Seguimos trabajando para nuestros clientes." ha declarado Patrick Lecer, presidente de TARMAC Aerosave.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios