www.economiadehoy.es
Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School.
Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School.

Tensiones Irán-EE.UU.

OPINIÓN: Por Juan Carlos Higueras, analista económico y profesor de EAE Business School

miércoles 08 de enero de 2020, 13:41h
El conflicto entre EE.UU. e Irán puede llevar a una escalada bélica que aumente las tensiones en la zona y por tanto afectar severamente a la producción mundial de petróleo. id:53915
Sin embargo, por ahora no parece muy probable que se llegue a un escenario bélico preocupante más allá de ataques puntuales de unos y otros. Aunque Irán ha prometido que habrá una venganza severa y que tiene trece escenarios señalados para ello, es de esperar que los ataques sean muy calibrados, como este último, ya que tampoco desea una escalada bélica del conflicto. Su reacción parece más un ataque para salvar la honra que otra cosa.

Dado que muchos de los principales productores de petróleo están en la zona y que el 30% del petróleo mundial pasa por el estrecho de Ormuz, si finalmente se produjese una confrontación militar grave, podría provocar un efecto a más largo plazo sobre el precio y sobre la cotización de las principales compañías petrolíferas. Todo ello dependerá de la capacidad de aumentar su producción aquellos países de la OPEP que no se encuentran en la zona. Sin embargo, no parece probable este escenario tan pesimista. Además hay que tener en cuenta que EEUU, el país con mayor demanda de crudo, es casi autosuficiente en petróleo.

En cuanto al precio, es normal que ante un suceso de este tipo haya un repunte en el precio del barril y una caída generalizada de las bolsas, que como se está viendo es muy limitado y luego se corrige. De hecho, tras este último ataque, el precio del petróleo ha subido hasta un 4% y luego se ha vuelto a estabilizar en la zona de los 68$ y, a la espera de cómo reaccionen las bolsas norteamericanas, el IBEX está cayendo ligeramente (quizás en mayor medida por la nueva coalición de gobierno). Es de esperar que se estabilice el comportamiento de las principales bolsas mundiales, aunque era de prever que abriesen a la baja ante la falta de información sobre las consecuencias reales del ataque. En definitiva, salvo que hubiese algo muy grave, el precio del petróleo se mantendrá en niveles de 63-68 dólares por barril en los próximos meses con pequeñas oscilaciones por este tipo de sucesos.

Ante el riesgo geopolítico es más probable que suba el precio de otras materias primas como el oro debido al miedo a que se produzcan devaluaciones de las monedas, en cuyo caso el oro se convertiría en el activo refugio. Pero ahora mismo tampoco parece que se vaya a disparar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios