www.economiadehoy.es

Todos podemos aprender a cantar

Todos podemos aprender a cantar
Ampliar
jueves 06 de febrero de 2020, 13:33h
Cantar como montar en bicicleta o conducir es una habilidad que se puede aprender. id:54978
No se trata de parecerse a Plácido Domingo, no es cuestión de ser una figura pero sí de cantar más que aceptablemente. Y si aprendemos a cantar bien, a lo mejor descubrimos que tenemos verdadero talento y cualidades.

Los ratos de ocio, que también suele haberlos, se pueden dedicar a muchas cosas. Mucha gente disfruta del tiempo libre simplemente perdiéndolo, sin hacer nada. Mala decisión, el tiempo perdido no vuelve. Los ratos libres son para leer, hacer deporte, ver algún programa de televisión que merezca la pena, estudiar cosas nuevas o aprender a cantar, entre otras muchas cosas, por supuesto.

Efectivamente aprender a cantar puede ser una de ellas. Recibir clases de canto desde cero nos demostrará que todo el mundo, usted también, tiene buena voz. Cantar es una de esas habilidades que se creen caídas del cielo. Hace años, muchos, para saber si eras apta para cantar en el coro del colegio, te ponían delante de todo el mundo y te hacían cantar. Esa situación presentaba dos inconvenientes.

El primero era que si por casualidad cantabas bien o al menos regular, inmediatamente quedabas adscrita al coro. Pero claro una cosa es cantar medianamente bien y otra que te obliguen a participar en actividades extraescolares que no quieres realizar, porque, por ejemplo, no te gusta la música religiosa. Las más espabiladas salvamos el problema cantando lo peor posible.

Lo realmente desagradable era que, y vamos al segundo problema, muchas compañeras quedaban realmente avergonzadas al no superar la prueba. Podemos considerar esa situación como uno de los pequeños traumas infantiles que arrastramos ya para toda la vida.

A todo el mundo se le debe animar a que desarrolle sus habilidades pero hay gente que se extralimita. Algunos padres están locos porque sus hijos tengan una carrera o sean funcionarios. Otros, simplemente, desean que sus hijos sean “algo en la vida” y piensan que al llevarlos, por ejemplo, a una escuela de violín durante cinco o seis años, el niño descubrirá su verdadera vocación. Sin éxito, como es lógico.

Ahora que somos independientes, podemos descubrir nuevas habilidades ocultas en nosotros que ya sea por vergüenza, porque algún pariente simpático nos dijo hace años que para “eso” no servíamos o porque no se nos había ocurrido antes buscarlas y empezar a disfrutar de ellas.

Aprender a cantar nos da felicidad y energía

Hay academias innovadoras como esta de clases de canto Barcelona, en las que en poco tiempo pasaremos a sentirnos principiantes a notar que sabemos y dominamos mucho mejor lo que hacemos a la hora de inspirar y de dar la voz. Por otra parte, descubriremos, por fin, nuestra verdadera voz, su sonido fundamental y todos nuestros registros vocales.

Olivier Charlot, profesor de canto en la escuela a la que nos referimos, afirma en su web: “Con nuestro método muy pionero, integrarás la técnica vocal sin darte cuenta, sólo porque tu instrumento la reconocerá cómo más efectiva y natural: todo tu aparato fonador funcionará de manera óptima y no tendrás que preocuparte de tus cuerdas vocales, de tu laringe o de tu diafragma para cantar. Recuperarás una nueva capacidad de comunicar, de expresarte, de relacionarte y de realizarte”.

¿Nos animamos a aprender a cantar?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.