www.economiadehoy.es

Un nuevo informe de BSI revela que las protestas generalizadas y el cambio climático se encuentran entre los principales causantes de interrupción de la cadena de suministro mundial

Un nuevo informe de BSI revela que las protestas generalizadas y el cambio climático se encuentran entre los principales causantes de interrupción de la cadena de suministro mundial
Ampliar
martes 17 de marzo de 2020, 13:30h
El nuevo informe destaca las tendencias y las mejores prácticas para garantizar la seguridad de la cadena de suministro y la continuidad de negocio en 2020. id:56436
Hoy, BSI, la compañía de mejora empresarial, ha presentado su informe "Supply Chain Risk Insights 2020" que identifica las tendencias y los riesgos asociados que afectarán a las cadenas de suministro mundiales en el año próximo. El informe está desarrollado por la herramienta de BSI, Red de Evaluación de Exposición al Riesgo de la Cadena de Suministro (SCREEN por sus siglas en inglés), un sistema de inteligencia de la cadena de suministro global en la web. Usando la inteligencia de SCREEN, BSI predice que las siguientes tendencias dominarán la cadena de suministro global a lo largo de este año:
  • El Coronavirus y la lucha contra un brote mundial
  • Cambios en las cadenas de suministro en Asia
  • La trata de seres humanos y la explotación de los migrantes
  • Protestas políticas y cambios ideológicos globales
  • Impacto del cambio climático en la continuidad de negocio
  • Riesgo global por terrorismo y tensiones en Oriente Medio

El informe "Supply Chain Risk Insights 2020" arroja luz sobre estas nuevas amenazas y sobre los progresos realizados para hacer frente a los desafíos actuales, al tiempo que ofrece las mejores prácticas para contrarrestar y gestionar el riesgo.

"A medida que incidentes como las protestas políticas, los fenómenos meteorológicos adversos y los actos de terrorismo se producen a nivel mundial, las empresas tendrán que preparar su cadena de suministro ante estas circunstancias para garantizar la estabilidad frente a la incertidumbre", dijo Jim Yarbrough, Mánager del Programa de Inteligencia Global de BSI. "Las tendencias e incidentes de 2019 han preparado el terreno para nuevos y más complejos desafíos para 2020, y en adelante, que requieren que el entorno empresarial mundial reevalúe sus estrategias para asegurar la estabilidad y la continuidad".

Coronavirus – Afrontando un brote mundial

El brote de la enfermedad del Coronavirus, abreviada como COVID-19, ha puesto de relieve la actual fragilidad de las cadenas de suministro mundiales, en las que el fallo de un eslabón de la cadena tiene el potencial de causar grandes interrupciones en todo su proceso. A medida que las empresas se adaptan al impacto en sus cadenas de suministro por el tiempo de inactividad y la lenta reanudación de la fabricación en China, la propagación de COVID-19 a nivel mundial dará lugar a respuestas complejas y variadas por parte de los distintos gobiernos para contener el virus, lo que creará nuevas interrupciones y obligará a las empresas a adoptar medidas de adaptación para la continuidad de sus negocios. El brote pone de relieve la necesidad de una planificación integral de la continuidad de negocio que tenga en cuenta todos los tipos de posibles desastres naturales, incluidos los brotes de enfermedades. Las lecciones aprendidas del brote del COVID-19 sobre cómo mitigar mejor la propagación de las enfermedades y amortiguar los retrasos en la producción y en los envíos a nivel mundial, determinarán la forma en que las empresas y las cadenas de suministro podrán responder a otros posibles brotes en el futuro.

Cambios en las cadenas de suministro en Asia

Mientras los Estados Unidos y China se dedicaban a su continua batalla comercial, otros países de la región, como Vietnam, Myanmar, Camboya, Malasia, Tailandia y Bangladesh, se esforzaban por crear un entorno comercial más atractivo. Ahora que las empresas están preocupadas por sus cadenas de suministro en Asia en medio del brote de coronavirus y buscan otras oportunidades, las industrias deben considerar los riesgos en materia de responsabilidad social corporativa que aún abundan en China y en toda la región, incluyendo la presencia de trabajo infantil, trabajo forzado y malas condiciones de trabajo. Además del coronavirus, los desastres naturales, las especies invasoras y las enfermedades causaron estragos en el continente en 2019, provocando una destrucción generalizada de la infraestructura y la agricultura, lo que pone de relieve la necesidad de que las empresas elaboren planes de respuesta integrales.

La trata de seres humanos y la explotación de los migrantes

BSI sigue registrando incidentes de migrantes que intentan viajar a través de Europa hacia el Reino Unido, muchas veces asistidos por los traficantes y a través de los distintos medios de la cadena de suministro. Concretamente, el 88% de todos los incidentes de polizones registrados en Europa utilizaron camiones como medio de transporte, y el 56% de los incidentes relacionados con polizones en Europa afectaron a diez o más migrantes, lo que pone de relieve la probable participación de personas corruptas que actúan como parte de una red de trata de seres humanos. De forma similar, los migrantes siguen viajando a través de América, buscando refugio en los Estados Unidos. En 2019, las autoridades mexicanas adoptaron una postura más firme para reprimir las corrientes migratorias. A medida que la violencia de los cárteles aumenta en todo el país, es posible que los transportistas tengan más polizones migrantes a lo largo de la cadena de suministro, juntamente con otros problemas de seguridad e interrupciones del tráfico. Debido al nuevo despliegue de personal de aduanas a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México, BSI registró un retraso de 4,5 horas en las rutas comerciales, lo cual pone de manifiesto como la migración puede afectar a las cadenas de suministro y al transporte en la región. Es probable que estos problemas continúen mientras los dos países debaten las mejores soluciones, lo que exige que las empresas garanticen planes de continuidad firmes.

Protestas políticas y cambios ideológicos globales

El año pasado, BSI observó importantes repercusiones en las cadenas de suministro causadas por las protestas políticas a nivel mundial. Muchos de estos movimientos políticos ya se han extendido al 2020 y pueden aumentar y prolongarse durante todo el año. A medida que las protestas ganan fuerza y se amplía el alcance de las reivindicaciones, los gobiernos luchan por abordar y sofocar eficazmente los disturbios. En 2020, es fundamental que las empresas sean conscientes de los posibles estallidos de disturbios sociales y elaboren planes detallados de continuidad de negocio que tengan en cuenta los retrasos en el transporte, los bloqueos de las carreteras y el aumento de la seguridad. También el año pasado, BSI observó los efectos en las cadenas de suministro de Brasil, India y México como resultado de los cambios ideológicos de los gobiernos. En 2020, las consecuencias de estos cambios políticos seguirán teniendo repercusiones mientras las empresas reconsideran los riesgos en esos lugares desde la perspectiva de la continuidad de negocio y evalúan las vulnerabilidades de responsabilidad social de las empresas derivadas de la desregulación.

Impacto del cambio climático en la continuidad de negocio

Podría decirse que los graves fenómenos meteorológicos del año pasado afectaron a la India más que a ningún otro país; en julio de 2019, BSI ya había registrado un aumento del 28% en los incidentes de desastres naturales en la India respecto a los datos del año anterior. A medida que las empresas evalúan sus cadenas de suministro, es imprescindible incluir una evaluación no solo del riesgo que suponen los propios desastres naturales, sino también de la capacidad de resiliencia del país y su capacidad para recuperarse de esos desastres. Los fenómenos meteorológicos que batieron récords el año pasado causaron estragos en las cadenas de suministro y, como resultado, las empresas pueden esperar aún más escasez de productos agrícolas, destrucción y deterioro de la infraestructura y aumento de la vulnerabilidad a los robos y saqueos en aquellas zonas que estén más afectadas por dichos graves fenómenos meteorológicos en 2020. Además, la continuidad de esos acontecimientos dificultará aún más la resiliencia a los desastres naturales y dará lugar a reevaluaciones, a mediano y largo plazo, de la viabilidad de algunos países como socios en la cadena de suministro.

Riesgo global por terrorismo y tensiones en Oriente Medio

A medida que las protestas políticas sigan creciendo e intensificándose en 2020, es probable que se produzcan actos de terrorismo, ya que los movimientos políticos radicales buscan nuevos métodos para hacer llegar su mensaje más allá del vandalismo y las marchas violentas. El equipo de inteligencia de BSI SCREEN registró un promedio de cinco actos terroristas en la cadena de suministro por día, y el 30% de esos actos se produjeron en el África subsahariana. A medida que las tensiones entre los EE.UU. e Irán crezcan y disminuyan, es posible que los actos de terrorismo puedan llevar a mayores niveles de interrupción de la cadena de suministro este año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.