www.economiadehoy.es

Varias señales tranquilizadoras

Varias señales tranquilizadoras

Market Flash de Edmond de Rothschild AM

martes 01 de junio de 2021, 11:42h
Aprobación formal del plan de estímulo de 750.000 millones de euros por los parlamentos europeos. Bajada de las TIRes en los principales bonos gubernamentales y debilitamiento del dólar. Un nuevo paquete de 15.000 millones de euros para las empresas francesas. id:72361
Los comentarios de la Fed, las esperanzas de que la recuperación económica en Europa se acelere al intensificar los esfuerzos de vacunación y la aprobación formal del plan de estímulo de 750.000 millones de euros por parte de los parlamentos europeos contribuyeron a tranquilizar a los mercados.

La Fed se ha apoyado en el retroceso de las yields de la deuda pública y en el debilitamiento del dólar para preparar a los inversores para algún tipo de endurecimiento monetario en los próximos meses. Las conversaciones para recortar el apoyo monetario dependerán de los datos económicos, especialmente de las estadísticas de desempleo. El mercado laboral de Estados Unidos se ha recuperado rápidamente, pero la inflación no se ha descontrolado a corto plazo a pesar de la fuerte demanda interna. Los inversores se centran en la inflación, pero las posibilidades de que una subida les coja por sorpresa han disminuido. La solidez de la demanda seguirá empujando los precios al alza, a la espera de que la oferta se normalice gradualmente. La mano de obra es difícil de encontrar, las cadenas de suministro van con retraso y los precios de las materias primas han subido. La Fed se mantiene en su opinión de que esta inflación es meramente temporal.

Por otra parte, Joe Biden redujo la cuantía de su propuesta de paquete de estímulo de 1,9 a 1,7 billones de dólares. Pronto se reunirá con miembros republicanos del Congreso. Estos abogan por un plan mucho más reducido de 928.000 millones de dólares. Ambas partes tratarán de llegar a un acuerdo sobre las infraestructuras, especialmente sobre la cantidad que se destinará a las carreteras, así como al acceso a Internet, los aeropuertos y el agua.

En Europa, Austria y Polonia han sido los últimos países en obtener la aprobación parlamentaria del paquete de estímulo, y los primeros fondos deberían estar disponibles a partir de julio. El Ministro de Economía francés, Bruno Lemaire, anunció un nuevo paquete de 15.000 millones de euros para las empresas más afectadas por la epidemia. Esto debería garantizar la continuidad de la recuperación económica en los próximos meses. El levantamiento gradual de las restricciones ya se aprecia en el índice de clima empresarial de mayo. Subió mucho, liderado por los servicios. El gobierno seguirá beneficiándose de los bajos tipos de interés para financiar el déficit, ya que el Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido su programa de compra de activos para casi todas las próximas emisiones.

En el sector de las materias primas, Pekín sigue decidido a frenar la subida de precios luchando contra la especulación y reforzando los esfuerzos para controlar la oferta y la demanda. El temor es que, de lo contrario, el poder adquisitivo podría verse afectado. Estas medidas han hecho retroceder las expectativas de inflación, llevando consigo los tipos de interés.

Seguimos siendo neutrales en cuanto a la renta variable. Seguimos prefiriendo Europa por sus valoraciones relativamente atractivas y las perspectivas optimistas de la reapertura de las economías. También nos gustan los activos value que son sensibles a la recuperación cíclica. En renta fija, hemos recortado nuestra infraponderación en sensibilidad aumentando la exposición a la deuda pública, pero seguimos infraponderados.

MERCADOS EUROPEOS

Siguen dándose las condiciones para que los índices bursátiles europeos sigan subiendo. Las perspectivas económicas son alentadoras, los bancos centrales actúan con cautela y la situación sanitaria mejora. Los rendimientos de la deuda pública a 10 años tienden a la baja a medida que las expectativas de inflación retroceden y los precios de las materias primas se calman. Los metales industriales, en particular, han retrocedido. Las nuevas solicitudes semanales de subsidio de desempleo alcanzaron su nivel más bajo desde que comenzó la pandemia. La noticia canalizó a los inversores hacia los materiales básicos, los bancos y los automóviles, así como fuera de los servicios públicos y la sanidad. Por otra parte, el sector tecnológico siguió pendiente de los movimientos de los tipos de interés.

En las noticias empresariales, Airbus aumentó sus objetivos de producción para 2025. El grupo espera ver un gran repunte de los vuelos en los próximos trimestres y los fabricantes de aviones se beneficiarán. Tras recortar la producción en un 40% el año pasado, el grupo tiene previsto ampliar considerablemente su capacidad, sobre todo en los aviones de tamaño medio, y espera que los niveles de producción superen los de antes de la crisis en el segundo trimestre de 2023.

En el Reino Unido, Marks & Spencer sigue reestructurando y racionalizando sus tiendas con la esperanza de que el consumo se recupere en los próximos meses y contribuya a una mayor recuperación de los beneficios. HSBC también sigue adelante con la reestructuración. El banco se retirará de la banca minorista en Estados Unidos como parte de sus esfuerzos en curso para volver a centrarse en la banca comercial y de inversión. Después de haber sido rechazada en 2015, Vonovia ha lanzado una nueva oferta sobre su rival Deutsche Wohnen, pero esta vez con la aprobación del equipo ejecutivo del objetivo. La operación debería cerrarse a finales de agosto. Worldline ha comprado el 92,5% de Cardlink, un proveedor de servicios de red electrónica en Grecia. Worldline afirma que el sector se está consolidando y que aprovecha una oportunidad estratégica para ampliar su oferta comercial en el prometedor mercado griego.

MERCADO EE.UU.

Los datos estadounidenses siguieron siendo sólidos, con un crecimiento del PIB del primer trimestre confirmado en un 6,4% y un aumento del gasto de los consumidores del 11,3%. Sin embargo, las ventas de viviendas nuevas se situaron en 863.000 anualmente, una cifra ligeramente decepcionante, ya que los analistas apostaban por más de un millón. La desaceleración se debió principalmente a los bajos niveles de existencias disponibles.

El S&P500 terminó el periodo con una subida del +1% y el Nasdaq con una mejora del +1,48% después de que varios miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) dijeran que el aumento de la inflación era sólo un fenómeno pasajero. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que esperaba que la inflación volviera a la normalidad en 2022.

La oferta de petróleo se mantuvo bajo presión y el WTI subió un +5% hasta los 67 dólares. Irán parece no estar aún preparado para alcanzar un acuerdo nuclear con Estados Unidos. Sin embargo, un acuerdo ayudaría a levantar las sanciones estadounidenses y permitiría a Irán volver a exportar su petróleo.

Exxon bajó durante la semana a pesar de la subida de los precios del petróleo. Un fondo activista consiguió que se eligiera a dos personas en el consejo de supervisión para cuestionar las decisiones de la dirección. La presión de los inversores sobre los grupos petrolíferos para que cambien sus inversiones hacia las energías limpias se hace sentir ahora en Estados Unidos y Europa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios