www.economiadehoy.es
China: aumenta el riesgo de impago en los sectores de la construcción y la energía a pesar de unas perspectivas económicas más sólidas
Ampliar

China: aumenta el riesgo de impago en los sectores de la construcción y la energía a pesar de unas perspectivas económicas más sólidas

miércoles 09 de junio de 2021, 17:56h
Encuesta de comportamiento de pagos corporativos de Coface en China en 2021: plazos de crédito más cortos para la mayoría de los sectores, excepto la construcción, la alimentación y la automoción. id:72694

La economía china se expandió un 2,3% en 2020, siendo la única gran economía que registró un crecimiento, y Coface prevé un aceleramiento del PIB de 7,5% de crecimiento en 2021. Este sería el ritmo más rápido desde 2013, superando ampliamente el mínimo de 6% fijado por las autoridades.

En circunstancias normales, un mayor crecimiento económico debería traducirse en menos incidentes de retrasos en los pagos, pero la recuperación ha sido desigual en todos los sectores. Por lo tanto, la Encuesta de Comportamiento de Pago Corporativo en China para 2021 de Coface* , indica que los plazos se acortaron 11 días de media en 2020, cayendo a 75 días, al tiempo que las condiciones crediticias más frecuentes se inclinaron por plazos más cortos.

Por último, el año pasado, las empresas también se beneficiaron del aumento de las medidas de apoyo fiscal y monetario, que deberían reducirse aún más este año. Coface espera un aumento en los incumplimientos de bonos y de insolvencias en 2021, especialmente entre los sectores que acumularon mayores riesgos de flujo de tesorería en 2020, en un contexto de desaceleración del crecimiento del crédito.

Bernard Aw, economista de Coface para Asia Pacífico, declaró:

“La última encuesta de Coface sobre el comportamiento de pago en China demostró que las empresas chinas están dando los pasos necesarios para fortalecer la gestión crediticia en 2020 debido a la pandemia de Covid-19. Los plazos de crédito se acortaron en muchos sectores y se implementaron más herramientas de gestión de crédito, incluido el uso de seguros de crédito e informes comerciales, junto con los servicios de recobro de deudas y de factoring. Como resultado, menos empresas experimentaron retrasos en los pagos en 2020 en comparación con el año anterior.”

“Si bien la evolución de la pandemia sigue siendo incierta y una recuperación económica sostenida está lejos de estar garantizada, las empresas chinas son optimistas sobre las perspectivas económicas de la economía de su pais, con el 73% de los encuestados previendo una mejora del crecimiento este año, un aumento significativo desde el 44% en 2020. Esto coincide con más empresas anticipando un mejor desempeño de las ventas y mejores flujos de efectivo este año.”

“No obstante, la encuesta indica que los riesgos de crédito se están acumulando en sectores específicos, lo que implica un estrecho seguimiento en los próximos meses. La proporción de empresas en los sectores de la construcción y la energía que reportaron retrasos en los pagos de muy larga duración (más de 180 días) que ascienden a más del 10% de su facturación anual se * Esta Encuesta de pagos corporativos de China para 2021 se realizó entre febrero y abril de este año y encuestó a más de 600 empresas en 13 grandes sectores ubicados en China continental duplicó en 2020 a más de 60%, sugiriendo un aumento de los riesgos de flujo de tesorería. Este desarrollo se superpuso con el aumento de los incumplimientos de bonos en China continental, especialmente en los sectores de la construcción e inmobiliario.”

*Esta Encuesta de pagos corporativos de China para 2021 se realizó entre febrero y abril de este año y encuestó a más de 600 empresas en 13 grandes sectores ubicados en China continental.

"De cara al futuro, Coface espera que los incumplimientos de bonos y las insolvencias corporativas en China aumenten en 2021, especialmente entre los sectores que acumularon mayores riesgos de flujo de efectivo en 2020, debido a la pandemia".

Retrasos en los pagos†: la mayoría de los sectores experimentaron retrasos más breves, excepto la construcción

En 2020, un número menor de empresas experimentó retrasos en los pagos, con el 57% de los encuestados reportando pagos atrasados, frente al 66% en 2019. La caída en los retrasos en los pagos reflejó la sólida respuesta de la política gubernamental para suavizar el impacto de la pandemia en la actividad empresarial, que incluyó desgravación fiscal, préstamos garantizados y exenciones de intereses para los préstamos. Según la encuesta de Coface, las empresas en 11 de los 13 sectores encuestados reportaron una disminución en los retrasos en los pagos, a pesar del contexto difícil. Entre ellos, los sectores de la madera, los productos farmacéuticos, el transporte y las TIC registraron las mayores caídas. No hubo cambios en el comercio minorista, mientras que la construcción registró un aumento en los pagos atrasados.

Las dificultades financieras de los clientes fueron la principal razón de los retrasos en los pagos. La falta de recursos financieros fue la segunda razón más habitual, por detrás de una competencia feroz, lo que sugiere que ciertos segmentos de la economía pueden no tener acceso al apoyo del gobierno.

La recuperación impulsa el optimismo, pero el aumento de los precios constituye una preocupación esencial

Dado que China es la única economía importante en experimentar un crecimiento del PIB en 2020, y los datos económicos recientes apuntan a una expansión sostenida en el primer trimestre de 2021, según la encuesta, las empresas son optimistas, en general, sobre las condiciones económicas. Más del 70% de los encuestados espera que el crecimiento mejore en 2021, un aumento considerable respecto al 44% en 2020. Este optimismo fue acompañado por una mayor proporción de empresas que anticipan un incremento de las ventas y los flujos de efectivo durante los próximos 12 meses. En consecuencia, la mayoría de los encuestados (62%) espera que su actividad comercial vuelva a los niveles anteriores al COVID-19 en menos de un año, mientras que casi una cuarta parte estima este plazo entre uno y dos años. El aumento de los precios fue el impacto mencionado más frecuentemente por los encuestados, con casi dos tercios afirmando que la pandemia condujo a un aumento de los precios de los productos básicos, dado que las medidas de salud pública implementadas por los gobiernos interrumpieron las cadenas de suministro mundiales.

A pesar de la pandemia, el 47% de los encuestados admitió no haber utilizado ninguna herramienta de gestión de crédito para mitigar los riesgos de flujo de tesorería en 2020, frente al 40% en 2019. Al mismo tiempo, una mayor proporción implementó más de una herramienta de gestión de crédito. El porcentaje de empresas que utilizan seguros de crédito aumentó de 17% en 2019 a 27% en 2020, mientras que las que utilizan informes comerciales aumentaron significativamente de 19% a 31% en 2020. Tanto el factoring como el recobro de deudas también experimentaron un incremento respecto al año anterior, alcanzando el 10% y el 13%, respectivamente.

† Retraso en el pago: el período entre la fecha de vencimiento del pago y la fecha en que se realiza realmente el pago.

Los incumplimientos de los bonos y las insolvencias aumentarán en 2021

A primera vista, es posible que los resultados de la encuesta no parezcan ilustrar la conexión entre los riesgos de flujo de efectivo y los incumplimientos corporativos, pero un desglose sectorial muestra un fortalecimiento de esta relación. La tendencia de los incumplimientos de bonos corporativos en China ha ido en aumento desde el primer caso en 2014, pasando de menos de mil millones de dólares en 2015 a un récord de 27 mil millones de dólares en 2020, según datos compilados por Bloomberg. En los primeros cuatro meses de 2021, los incumplimientos de bonos aumentaron más del 70%, ascendiendo a 18.000 millones de dólares, principalmente en los sectores inmobiliario, aviación y electrónica. La encuesta de Coface sugirió que muchos de estos sectores también tenían alto riesgo de flujo de efectivo, con el 67% de los encuestados del sector de la construcción reportando tener más del 10% de su facturación anual vinculada a retrasos de los pagos de muy larga duración, junto con el 29% en las TICs y el 19% en el transporte.

De cara al futuro, Coface espera que los incumplimientos de bonos y las insolvencias corporativas aumenten en 2021, especialmente en los sectores que acumularon mayores riesgos de flujo de efectivo en 2020, tal como indica la encuesta de comportamiento de pago corporativo en China en 2021. Estos son los sectores con la mayor proporción de retrasos en los pagos de muy larga duración que representan más del 10% de la facturación anual, y que incluye a la construcción (67%), la energía (62%) y el comercio minorista (30%).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios