www.economiadehoy.es

¿El fin de las derramas?

Cómo mantener en buen estado las comunidades de vecinos sin necesidad de recurrir a derramas

Cómo mantener en buen estado las comunidades de vecinos sin necesidad de recurrir a derramas
Ampliar
viernes 10 de julio de 2020, 13:17h
Para el 90% de las comunidades de vecinos las derramas suponen un esfuerzo para la economía de sus hogares y el 64% confirma que acude a las juntas para evitar derramas, según un estudio de mercado de IESA. id:60757
Una de las palabras que los vecinos nunca quieren escuchar en una junta es el término “derrama”. Sin embargo, las comunidades de propietarios están obligadas por ley a mantener en buen estado las zonas comunes, lo que hace necesario aprobar, en algunas ocasiones, estos gastos extraordinarios. Este es el caso, por ejemplo, de las obras relacionadas con la accesibilidad a las instalaciones de la finca, los ascensores o las fachadas, que hay que acometer de forma obligatoria según lo establece la ley.

A pesar de su obligatoriedad, la comunidad no siempre se dispone de este dinero extra y es entonces cuando aparecen las temidas derramas a las que deben hacer frente los vecinos, viendo afectada su economía doméstica. De hecho, para el 90% de las comunidades de vecinos, las derramas suponen un esfuerzo para la economía de sus hogares y el 64% confirma que acude a las juntas para evitar precisamente esas derramas, según un estudio de mercado de IESA. Por esta razón, IESA facilita a los administradores de fincas que sus comunidades puedan llevar a cabo esas mejoras accediendo a financiación de manera muy cómoda y rápida, gracias al acuerdo alcanzado con Bankinter ConsumerFinance.

Aunque la comunidad de vecinos tenga los fondos ordinarios, para el pago mensual de los suministros comunitarios (como el agua, la luz o la limpieza de las zonas comunes), pueden producirse situaciones en las que sea necesario ese aporte extra para cubrir un gasto determinado. Esto puede ser para acondicionar el portal, tapar las goteras del garaje o para arreglar el ascensor. Sea por lo que sea, si una derrama se aprueba, el propietario debe desembolsar de forma obligatoria este gasto.

En estos momentos, las dificultades económicas también afectan a las comunidades de propietarios, que pueden encontrar una vía de financiación a través de la solución que IESA propone a los administradores de fincas. IESA ofrece la posibilidad a estos profesionales de solicitar un préstamo para la comunidad con trámites 100% online a través de su tecnología gracias al acuerdo con Bankinter ConsumerFinance. Con esta solución, las cuotas mensuales para afrontar la derrama serán mucho más bajas y permitirá llevar a cabo cualquier obra o reforma necesaria en la comunidad sin suponer un esfuerzo económico para los vecinos.

Nos encontramos en un momento en el que economía se resiente, hecho que también afecta a las comunidades de vecinos. Con esta solución que IESA ofrece a través de su tecnología a los administradores de fincas, se puede solicitar el dinero necesario para acometer las obras o reformas de la comunidad sin crear entre los vecinos una sensación de temor por no poder hacer frente a este desembolso”, señala Enrique Sánchez, director general de IESA. Y añade, “además, el administrador de fincas podrá solicitarlo de forma 100% online con total comodidad y sencillez, lo que facilita su gestión y acelera el proceso de aprobación para acometer las obras o mejoras de la finca lo antes posible”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios