www.economiadehoy.es

Allianz

Covid, Cyber, Compliance y ESG son las principales preocupaciones de riesgo para el sector de los servicios financieros
Ampliar

Covid, Cyber, Compliance y ESG son las principales preocupaciones de riesgo para el sector de los servicios financieros

jueves 06 de mayo de 2021, 09:38h
Un nuevo informe de la AGCS identifica los principales riesgos y tendencias de pérdidas en el sector de los servicios financieros. id:71327
Las instituciones financieras y sus directores tienen que navegar por un mundo que cambia rápidamente, marcado por riesgos nuevos y emergentes impulsados por la exposición cibernética basada en la dependencia del sector en la tecnología, una creciente carga de cumplimiento y la turbulencia de Covid-19, según un nuevo informe Financial Services Risk Trends: An Insurer's Perspective de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS). Al mismo tiempo, el comportamiento y la cultura de las instituciones financieras están siendo objeto de un creciente escrutinio por parte de una amplia gama de partes interesadas en áreas como la sostenibilidad, las prácticas de empleo, la diversidad y la inclusión y la remuneración de los ejecutivos.

"El sector de los servicios financieros se enfrenta a un periodo de mayores riesgos. Covid-19 ha provocado una de las mayores sacudidas de la historia de la economía mundial, desencadenando un estímulo económico y fiscal sin precedentes y niveles récord de deuda pública", afirma Paul Schiavone, Director Global de Soluciones Industriales de Servicios Financieros de AGCS. "A pesar de la mejora de las perspectivas económicas, la incertidumbre sigue siendo considerable. La amenaza de la volatilidad económica y de los mercados todavía está por delante, mientras que el sector también necesita centrarse cada vez más en los llamados riesgos "no financieros", como la resiliencia cibernética, la gestión de terceros y las cadenas de suministro, así como el impacto del cambio climático y otras tendencias ambientales sociales y de gobernanza (ESG)."

El informe de AGCS destaca algunas de las tendencias de riesgo más significativas para los bancos, los gestores de activos, los fondos de capital privado, las aseguradoras y otros del sector de los servicios financieros, según la clasificación del Barómetro de Riesgos de Allianz 2021, que encuestó a más de 900 personas del sector: Los incidentes cibernéticos, el brote pandémico y los lucros cesantes son los tres principales riesgos, seguidos por los cambios en la legislación y la regulación - impulsados por las preocupaciones de ESG y el cambio climático en particular. La evolución macroeconómica, como el aumento del riesgo de crédito y el actual entorno de bajos tipos de interés, ocupa el quinto lugar.

Los resultados del Barómetro de Riesgos de Allianz se reflejan en un análisis de AGCS de 7.654 siniestros para el segmento de servicios financieros en los últimos cinco años, por un valor aproximado de 870 millones de euros (1.050 millones de dólares). Los incidentes cibernéticos, incluidos los delitos, son la principal causa de siniestro por valor, y otros factores importantes son la negligencia y las acciones derivadas de los accionistas.

Impacto de Covid 19
Las instituciones financieras son conscientes de las posibles ramificaciones de las respuestas de los gobiernos y los bancos centrales a la pandemia, como los bajos tipos de interés, el aumento de la deuda pública y la reducción de las ayudas y las subvenciones y préstamos a las empresas. Las grandes correcciones o ajustes en los mercados -como en la renta variable, la renta fija o el crédito- podrían dar lugar a posibles litigios por parte de los inversores y accionistas, mientras que un aumento de las insolvencias también podría poner a prueba los propios balances de algunas instituciones. "Pueden presentarse demandas contra directores y ejecutivos del sector de los servicios financieros cuando se perciba que no se han previsto, divulgado o gestionado los riesgos relacionados con Covid-19 o no se han preparado para ello", afirma Shanil Williams, Director Global de Líneas Financieras de AGCS.

Cyber: más exposiciones a pesar del alto nivel de gasto en seguridad

El entorno de Covid-19 también está proporcionando un terreno fértil para los ciberdelincuentes que buscan explotar la crisis, ya que la pandemia condujo a un aumento rápido y en gran medida no planificado del teletrabajo, el comercio electrónico y una rápida aceleración de la digitalización. A pesar del importante gasto en ciberseguridad, las empresas de servicios financieros son un objetivo atractivo y se enfrentan a un amplio abanico de ciberamenazas, entre las que se encuentran los ataques de compromiso del correo electrónico empresarial, las campañas de ransomware, el "jackpotting" de los cajeros automáticos -en el que los delincuentes toman el control de los cajeros a través de los servidores de la red- o los ataques a la cadena de suministro. El reciente incidente de SolarWinds se dirigió a los bancos y a las agencias reguladoras, demostrando la potencial vulnerabilidad del sector a las interrupciones de servicio por su dependencia de terceros proveedores de servicios. La mayoría de las instituciones financieras utilizan ahora software gestionado por servicios en la nube, lo que conlleva una creciente dependencia de un número relativamente pequeño de proveedores. Las instituciones se enfrentan a considerables riesgos de interrupción de la actividad, así como a responsabilidades de terceros, cuando las cosas van mal.

"Los proveedores de servicios de terceros pueden ser el eslabón débil de la cadena de ciberseguridad", afirma Thomas Kang, Director de Ciberseguridad, Tecnología y Medios de Comunicación de AGCS en Norteamérica. "Recientemente, un cliente bancario sufrió una gran violación de datos después de que un proveedor externo no eliminara la información personal al retirar el hardware. La forma en que las instituciones financieras gestionen los riesgos que presenta la nube será fundamental en el futuro. De hecho, están descargando una parte importante de las responsabilidades de ciberseguridad a un tercero. Sin embargo, al asociarse con el proveedor de servicios en la nube adecuado, las empresas también pueden aprovechar la nube como una forma de gestionar su exposición cibernética general".

Retos de cumplimiento en torno a la cibernética, las criptomonedas y el cambio climático

El cumplimiento de la normativa es uno de los mayores retos para el sector de los servicios financieros, con una legislación y una regulación en torno a la ciberseguridad, las nuevas tecnologías y el cambio climático y los factores ASG en constante evolución y aumento. De hecho, el informe señala que en los últimos años se ha producido un cambio sísmico en la visión reguladora de la privacidad y la ciberseguridad, y que las empresas se enfrentan a un banco de requisitos cada vez mayor. Las consecuencias de las violaciones de datos son de gran alcance, con una aplicación más agresiva, multas y costes regulatorios más elevados, y una creciente responsabilidad de terceros, seguida de litigios. Los reguladores se centran cada vez más en la continuidad de la actividad, la resistencia operativa y la gestión del riesgo de terceros, tras una serie de importantes interrupciones en bancos y empresas de procesamiento de pagos. Las empresas deben hacer operativa su respuesta a la normativa y a los derechos de privacidad, y no limitarse a la ciberseguridad.

Las aplicaciones de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial (IA), la biometría y las monedas virtuales, probablemente plantearán nuevos riesgos y responsabilidades en el futuro, en gran parte también por el cumplimiento de la normativa. En el caso de la IA, ya se han llevado a cabo investigaciones reglamentarias en los Estados Unidos relacionadas con el uso de prejuicios inconscientes en los algoritmos de calificación crediticia. También ha habido una serie de demandas relacionadas con la recopilación y el uso de datos biométricos. La creciente aceptación de las monedas digitales o criptomonedas como clase de activos presentará, en última instancia, riesgos operativos y normativos para las instituciones financieras, con la incertidumbre en torno a posibles burbujas de activos y la preocupación por el blanqueo de dinero, los ataques de ransomware, la perspectiva de responsabilidades de terceros e incluso cuestiones de ASG, ya que la "minería" o la creación de criptomonedas utiliza grandes cantidades de energía. Por último, el crecimiento de la inversión bursátil, guiado por los medios sociales plantea

La preocupación por la venta indebida, que ya es una de las principales causas de reclamaciones de seguros.

Los factores ESG cobran protagonismo

Las instituciones financieras y los mercados de capitales se consideran un importante facilitador del cambio necesario para abordar el cambio climático y fomentar la sostenibilidad. Una vez más, la regulación está marcando el ritmo. Desde 2018 se han introducido más de 170 medidas reguladoras en materia de ESG en todo el mundo, con Europa a la cabeza. El aumento de la regulación, en combinación con los enfoques inconsistentes entre las jurisdicciones y la falta de disponibilidad de datos, representa importantes desafíos operativos y de cumplimiento para los proveedores de servicios financieros. "Los servicios financieros pueden estar por delante de muchos otros sectores cuando se trata de abordar los temas ESG, pero seguirá siendo un factor importante que da forma al riesgo en los próximos años", dice David Van den Berghe, Director Global de Instituciones Financieras de AGCS. "Las tendencias sociales y medioambientales son cada vez más fuentes de cambios normativos y de responsabilidad, mientras que el aumento de la divulgación y la presentación de informes hará que sea mucho más fácil pedir cuentas a las empresas y a sus consejos de administración."

Al mismo tiempo, los accionistas activistas o las partes interesadas se centran cada vez más en los temas ESG. Los litigios sobre el cambio climático, en particular, están empezando a incluir a las instituciones financieras. Hasta ahora, los casos solían centrarse en la naturaleza de las inversiones, aunque cada vez se recurre más a los litigios para impulsar cambios de comportamiento y forzar el debate sobre la divulgación. Además del cambio climático, las responsabilidades sociales más amplias están siendo objeto de escrutinio, siendo la remuneración y la diversidad de los consejos de administración temas especialmente candentes, así como las cuestiones reglamentarias. "Las empresas que se comprometan a abordar el cambio climático y la diversidad y la inclusión tendrán que cumplirlo. Las que no lo hagan, se volverán contra ellas", afirma Van den Berghe.

Tendencias de los siniestros y su impacto en el mercado de los seguros

El informe de la AGCS también destaca algunas de las principales causas de reclamaciones que las aseguradoras ven en las instituciones financieras. El hecho de que el riesgo de cumplimiento esté creciendo es preocupante, ya que los problemas de cumplimiento son ya uno de los mayores impulsores de las reclamaciones. "Mantenerse al día en el cumplimiento de la normativa en un mundo que cambia rápidamente es una tarea difícil para las empresas y sus directores y funcionarios", dice Williams. "Su carga de cumplimiento es enorme, y ahora va acompañada de un creciente activismo normativo, acciones legales y financiación de litigios".

Los incidentes cibernéticos ya dan lugar a las reclamaciones más costosas y las aseguradoras están viendo un número creciente de pérdidas relacionadas con la tecnología, incluidas las reclamaciones presentadas contra los directores tras las grandes violaciones de la privacidad. Otros ejemplos incluyen considerables reclamaciones relacionadas con instrucciones de pago fraudulentas y estafas de "falsos presidentes". Estos pagos pueden ascender a millones de dólares. La AGCS también ha gestionado una serie de reclamaciones de responsabilidad derivadas de problemas técnicos con las bolsas y los sistemas de procesamiento electrónico en los que los sistemas se han caído y los clientes no han podido ejecutar las operaciones, y han presentado reclamaciones contra los asegurados por la pérdida de oportunidades. También ha habido reclamaciones en las que un fallo del sistema ha causado daños a un tercero; una institución financiera sufrió una pérdida importante después de que un sistema de negociación se cayera causando fallos de procesamiento para los clientes.

La reciente actividad de siniestros, agravada por la incertidumbre de Covid-19, ha contribuido a una refundición del mercado de seguros para las instituciones financieras, caracterizada por el ajuste de los precios y una mayor atención a la selección de riesgos por parte de las aseguradoras, pero también por un creciente interés por soluciones alternativas de transferencia de riesgos, además de los seguros tradicionales. Los seguros son cada vez más una parte importante de la pila de capital de las instituciones financieras y un número creciente se está asociando con aseguradoras para gestionar el riesgo y los requisitos de capital reglamentario o utilizando aseguradoras cautivas para compensar los cambios en los mercados de seguros o para financiar riesgos más difíciles de colocar.

"En AGCS, nos comprometemos a colaborar con las instituciones financieras para ayudarles a mitigar sus exposiciones y desarrollar soluciones adecuadas de transferencia de riesgos para un sector que se está embarcando en una gran transformación, impulsada por la rápida adopción de la tecnología y las crecientes cuestiones de ESG, al tiempo que tiene que dominar los impactos de la pandemia de Covid-19", dice Schiavone.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios