www.economiadehoy.es
Cuando las deudas aprietan, unificarlas es una buena solución
Ampliar

Cuando las deudas aprietan, unificarlas es una buena solución

jueves 14 de mayo de 2020, 10:52h
La reunificación de duedas permite pagar en más tiempo, pero con una cuota mayor. Están especialmente indicadas para personas que han llevado su nivel de deuda a una cantidad que es inasumible. La mayor parte de las veces, es la única manera que hay de afrontar estos pagos de manera firme. id:58526

Una de las mejores maneras de hacer frente a a este problema es la reunificación de deudas con impagos. Gracias a ellos, se consigue unificar en una sola cuota esa deuda, en vez de tener que afrontar varias por separado.

¿Cómo ocurre el sobreendeudamiento?

Es el resultado de generar más deuda de la que nuestro salario o capacidad de pago nos permite asumir que ocurre por una total falta de previsión, ir gastando a crédito sin ser del todo consciente que se está generando un cargo futuro que habrá que abonar.

También puede deberse por alguna contingencia imprevista, como pèrdida del trabajo o bajada de sueldo. Ante estos casos, los recibos no dejan de llegar y hay que hacerles frente, las consecuencia de no hacerlo son siempre graves y dolorosas.

Si no puedes pagar tus deudas, no hagas esto

De un tiempo a esta parte, el auge de los créditos online es una realidad. La facilidad con la que este tipo de productos bancarios puede solicitarse, permite que los consumidores obtengan liquidez, ya sea para realizar compras o para afrontar cualquier contingencia de caracter económico.

Sin embargo, también pueden suponer un problema, ya que la facilidad con la que este tipo de préstamos se consigue, hace que algunas personas no tengan control. Como resultado llega el temido sobreendeudamiento, que genera una alta posibilidad de impagos y morosidad.

En diversas ocasiones y bajo mal asesoramiento, algunas personas dejan de pagar en cuanto no tienen capacidad. En vez de obtener un asesoramiento, o solicitar una reunificación, se desentienden de los pagos, y lo que es peor, del inmenso problema que se cierne.

¿Qué pasa si no pagamos a tiempo?

No pagar las deudas, ya sea de una entidad bancaria, prestamista o cualuier tipo de recibo de un producto financiado, implica que podemos terminar en un archivo de morosos, con un proceso monitorio por impago y con la consiguiente condena judicial si no ponemos remedio.

Antes que tratar de desentenderse podemos ponernos en contacto con la entidad prestataria y comentar nuestro problema. Es una solución mucho mejor que la de no abonar las cuotas.

De esta manera puede renegociarse la deuda, alargar el periodo de pago o incuso bajar la cuota o intereses. Si son varios los préstamos que tenemos pendientes, una buena idea es solicitar una reunificación, de tal forma que se nos conceda una cantidad por el total de los préstamos y los liquidemos de golpe, abonando desde entonces una sola cuota.

Es, de manera general, la solución a los problema financieros de las personas sobreendeudadas.

Consejos para una buen gestión financiera

La educación financiera es la gran olvidada en las escuelas de primaria, ya que no estaría de más afontar este tipo de enseñanzas desde edades tempranas y así poder adquirir una conciencia de lo que es el dinero. De todas formas, conseguir un buen control sobre nuestro dinero es cuestión de seguir unos sencillos consejos y aplicar mucho sentido común.

  • Nunca destinar más del 30 por ciento de nuestros ingresos en pagar deuda. Más de esa cantidad es entrar en terreno peligroso si hay una contingencia económica.
  • En el caso de tener varios préstamos o deudas y disponemos de alguna cantidad extra con la que poder cancelar alguno de estos préstamos, abordar primero el que tenga un interés más elevado, de tal forma que estaremos ahorrando una buena cantidad de dinero.
  • Ser previsor. Si es posible, apartar alguna cantidad de dinero todos los meses para posibles problemas que puedan surgir, Para ello, es interesante obtener una cuenta bancaria, mejor sin tarjeta, o recurrir al típico truco de la hucha. Nos salvará de un apuro y de la posibilidad de tener que endeudarnos más.
  • Tratar de comprar al contado. Las tarjetas de crédito son unos productos muy buenos, pero normalmente generan un interés muy alto. Por esa razón, es conveniente usarlas solo en el caso de una necesidad extrema y liquidar la deuda en cuanto sea posible.
  • Tratar de buscar ingresos extra. Hay muchas formas de conseguir dinero, bien puede ser ofreciendo tus servicios por internet o recurriendo a los tablones de anuncios municipales. Todo sea por aumentar el nivel de ingresos y evitar tener que tirar de préstamos.

En el caso de encontrarte en una situación delicada, valora la reunificación de deudas y afronta de una vez una sola cuota para pagar las cantidades que debas. Poco a poco puedes ir saliendo adelante y hacer que puedas llevar una vida más normalizada y sin los agobios de las letras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.