www.economiadehoy.es

Seguimiento de la recuperación:

¿Cuándo volverá el crecimiento?

¿Cuándo volverá el crecimiento?
Ampliar

OPINIÓN: Por Jared Franz, Darrell Spence y Steve Watson, de Capital Group

martes 03 de noviembre de 2020, 11:33h
La COVID-19 ha obligado a los economistas a estudiar virología. id:64720
«El virus es la economía», afirma el economista estadounidense Jared Franz de Capital Group. «Todas las previsiones de crecimiento económico dependen de la trayectoria que siga el virus —si mejora o empeora, si se consigue una vacuna eficaz y si se prorrogan las medidas estatales de estímulo destinadas a paliar la pérdida de ingresos de los trabajadores afectados por esta recesión sin precedentes».

Así las cosas, ¿cuándo podría recuperar el crecimiento los niveles registrados antes de la pandemia? Para mediados de 2021, Franz prevé que la economía estadounidense crezca a una tasa anualizada del 2% al 3% aproximadamente, impulsada por la demanda acumulada durante los meses de confinamiento, así como por la creciente probabilidad de que exista una vacuna a disposición del público que ponga fin a la pandemia.

Ante el elevado nivel de incertidumbre, el equipo económico de Capital Group ha elaborado un análisis de diferentes escenarios de recuperación: en forma de V, en forma de U y en forma de W. No obstante, Franz mencionó que también podría darse una «recuperación en K» —o en dos direcciones—, dada la disparidad observada entre los resultados de sectores que se han visto favorecidos por la pandemia y los más perjudicados.

La COVID-19 está abriendo una enorme brecha en la economía estadounidense

Uno de los elementos que nos deja perplejos sobre la recesión de 2020 es la enorme desigualdad que la caracteriza. Algunos ámbitos de la economía estadounidense se han desplomado hasta niveles propios de la Gran Depresión: restaurantes, hoteles, minoristas, líneas aéreas y miles de pequeñas empresas (tal vez las más vapuleadas por la crisis), que han tenido que cerrar y quizá no vuelvan a abrir. Otros, sin embargo, están viviendo, casi literalmente, su mejor época: el comercio electrónico, la informática en la nube, la retransmisión de vídeo en streaming y las mejoras en el hogar se han disparado durante el confinamiento.

Esta misma divergencia se observa entre los trabajadores con salarios altos y aquellos que cobran sueldos bajos. En cuanto a destrucción de empleo, la recesión de 2020 afecta de forma mucho más notable a quienes ganan menos de 27.000 USD al año —muchos de los cuales no pueden teletrabajar— que a los que obtienen salarios iguales o superiores a 60.000 USD. Sin duda, tal disparidad plantea preguntas de carácter social que no son fáciles de responder.

En opinión de Franz: «Tras la pandemia, es probable que la economía estadounidense sea muy distinta de la que existía en febrero de 2020. Será más eficiente y más dinámica que nunca, pero dejará ganadores y perdedores. A lo largo de la historia, no hemos sabido resolver adecuadamente los problemas de índole social que generan estos resultados tan dispares».

Previsión de una recuperación lenta a corto plazo

Los economistas de Capital Group han analizado también los riesgos que existen para la recuperación a corto plazo. ¿Qué ocurre si no se consigue una vacuna cuanto antes? ¿Qué pasa si el Gobierno federal no es capaz de consensuar un nuevo paquete de estímulo? ¿Qué ocurre si en los próximos meses se pierden más puestos de trabajo?

Los datos económicos conocidos recientemente y algunos anuncios de despidos por parte de importantes corporaciones estadounidenses han acrecentado estos temores. La renta personal descendió un 2,7% en agosto, según el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, debido principalmente a la reducción de las prestaciones por desempleo mejoradas. Durante la primera semana de octubre, Allstate, American Airlines, United Airlines y Walt Disney anunciaron despidos masivos, mientras los líderes de la Casa Blanca y el Congreso no lograban ponerse de acuerdo sobre un nuevo paquete de estímulo.

Para Darrell Spence, economista de Capital Group, la recuperación será lenta a corto plazo, y añade: «Desde marzo, hemos hecho todo lo necesario, salvo controlar el virus de tal manera que podamos recuperar cierta normalidad. Ahora, las medidas de estímulo fiscal se están agotando y, si el Gobierno federal no actúa pronto, podríamos encontrarnos en una situación mucho más difícil en cuanto a ingresos en los próximos meses».

En el segundo trimestre de 2020 —últimos datos disponibles— la economía de los Estados Unidos se contrajo un 31,4% en términos anuales, el mayor descenso en 70 años. Sin embargo, puesto que dichos datos reflejan la peor etapa de la recesión, entre los meses de abril y junio, se prevé que el dato de PIB del tercer trimestre muestre un fuerte repunte, ya que muchos estados estadounidenses han reactivado total o parcialmente sus economías. La publicación de esos datos está prevista para el 29 de octubre, cinco días antes de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

Las percepciones sobre las perspectivas económicas de los Estados Unidos podrían influir en el resultado. El domingo, una encuesta de Washington Post-ABC News confirmaba que la economía es el tema que más preocupa a los votantes —más importante que la COVID-19, con un margen de 2 a 1—.

Implicaciones para la inversión

La recesión provocada por la pandemia ha generado el mayor de todos los contrastes en el ámbito de la inversión. En medio de la peor recesión económica desde la Gran Depresión, los precios de las acciones estadounidenses se recuperaron rápidamente de los mínimos registrados en marzo y, en el mes de septiembre, marcaron nuevos máximos récord.

Entre las que más subieron se situaron compañías con una gran «ventaja digital», como el gigante de comercio electrónico Amazon, el fabricante de microchips NVIDIA y el titán de las redes sociales Facebook. Apple, por su parte, se convirtió en la primera compañía estadounidense de la historia en alcanzar una valoración de 2 billones de USD.

«El mercado transmite que este ha sido un año terrible, pero la situación va a mejorar», declara Steve Watson, gestor de Capital Group. «Dado el carácter excepcional del ejercicio 2020, creo que debemos asumir un aumento de la volatilidad, pero todavía podemos encontrar inversiones positivas y atractivas a largo plazo».

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios