www.economiadehoy.es

El aislamiento y el miedo al contagio por la COVID hacen que los solteros tengan menos sexo

El aislamiento y el miedo al contagio por la COVID hacen que los solteros tengan menos sexo
Ampliar
domingo 20 de diciembre de 2020, 12:19h
El 78% de los solteros admite que le está costando conocer a gente nueva y a un 68% esto le genera angustia. id:66421
La llegada de la pandemia ha conllevado cambios de calado en el modo en que nos relacionamos con los demás. Confinamiento, distancia social, mascarilla, cierre de restaurantes, terrazas y locales de ocio nocturno… Todas estas medidas están teniendo consecuencias en la vida cotidiana de todos los ciudadanos, pero si hay un ámbito en el que están impactando de una manera especial es en todo lo relacionado con la vida amorosa y las relaciones de pareja.

Así lo demuestran los resultados de la encuesta El Amor en tiempos de Covid, que ha llevado a cabo en las últimas semanas la marca online de juguetes eróticos Platanomelón.com y que ha contado con la participación de 20.963 personas, la mayoría de ellas de edades comprendidas entre los 18 y los 35 años.

Uno de los datos más reveladores es que el 70% de las personas sin pareja estable asegura que está teniendo menos relaciones sexuales con otras personas que antes de la pandemia. Entre las razones, sobresale la de que cuesta más ligar en la nueva normalidad y existe un miedo generalizado al contagio.

“Nuestras facilidades a la hora de establecer contacto físico con otra persona se ven limitadas por las medidas de seguridad que debemos mantener. Si antes podíamos comunicar a través de nuestro lenguaje no verbal, acercarnos a la otra persona y, por qué no, besarla, ahora todo esto se ve aplazado”, explica Monica Branni, del equipo de sexólogas de Platanomelón. “A pesar de las limitaciones, podemos conectar con los demás de formas menos físicas, pero no menos interesantes: nuestras anécdotas, intereses, pasiones, ilusiones, humor pueden ser la clave de seducción más potente. ¿Qué mejor momento para explorarlas?”, propone.

El 78% de los solteros, de hecho, admite que la distancia social impuesta por la pandemia está haciendo que cueste mucho más conocer a gente nueva. Una circunstancia que al 68% de ellos les genera preocupación y angustia.

Según Branni, “es comprensible que la situación actual genere angustia e inseguridad, especialmente si hablamos de distancia social: somos animales sociales y las interacciones son parte de nuestra naturaleza ya que son nuestra forma de establecer y mantener un vínculo, cuya principal finalidad es sentirnos seguros. En este sentido, no poder relacionarnos como antes, ya sea con una persona nueva o con nuestra familia, es una clara fuente de estrés”.

Aun así, destaca que “afortunadamente esta situación tiene fecha de caducidad y la era digital nos permite conectarnos a pesar de las distancias. Debemos aprovechar las oportunidades que tenemos e intentar valorar lo que tenemos más que lo que nos falta”.

Efectos negativos en el 63% de las parejas

Aunque los solteros no son los únicos afectados. La COVID también está alterando el día a día de los que tienen una pareja estable. El 63% de ellos considera que el estrés provocado por la pandemia le ha afectado negativamente en su relación. Entre las razones, el 61% señala que se debe principalmente a la reducción de la vida social: No ver tanto a amigxs, no hacer tantas actividades, no salir tanto o la imposibilidad de compartir una cena romántica en un restaurante.

“Este dato es interesante porque destaca la importancia de mantener espacios de ocio personal aun viviendo en una dinámica de pareja”, resalta Branni. En su opinión, “una situación tan excepcional como la de una pandemia nos puede enseñar a no dejar nunca de lado nuestra red de amistades y ocio. El reto actual es mantener el contacto y los planes dentro de las limitaciones vigentes, conscientes de que nuestro bienestar son muchas cosas de las que debemos cuidar”.

El 54% de los encuestados que tienen pareja, tiene miedo de que otro confinamiento afecte negativamente a su relación. Es más, de entre las personas que han roto una relación a raíz de la pandemia, un 52% afirma que precisamente ha sido el confinamiento el que ha desencadenado esta decisión.

“Sin duda el confinamiento, especialmente domiciliario, ha sido un potente desencadenante de rupturas y divorcios. No necesariamente tiene porqué ser un dato negativo, las personas a veces necesitan tomar rumbos distintos por su propio bienestar, aunque no sea algo claro en la inmediatez. Para otras parejas, sin embargo, ha sido una circunstancia clave para aprender a ser más empáticos y mejorar la comunicación”, destaca Branni.

Dato curioso: un 9% ha vuelto con su ex

A otros, no obstante, no parece que el confinamiento les haya ido tan mal. Podría decirse, incluso, que ha sido la pausa que necesitaban para reconducir las cosas. Lo demuestra el hecho de que un 9% de los encuestados afirme que ha vuelto con su ex justo durante la pandemia.

“En realidad, no debería parecernos tan extraño que muchas personas se hayan sentido cómodas reconectando con esas parejas con las que no funcionó una vez”, asegura Branni. A quienes les ha pasado, “seguramente tuvieran suficiente confianza para expresar sus inquietudes, sus ganas de volver a intentarlo desde otra perspectiva y con otras normas”, señala.

Pero, ¿por qué justo ahora? Branni responde recordando que “es sabido que las situaciones de estrés, a pesar de todos los malos tragos que nos generan, también favorecen el vínculo y nos ayudan a establecer relaciones de cariño y cuidado”. Ya se sabe: No hay mal que por bien no venga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios