www.economiadehoy.es
El cliente como consumidor “cautivo”: la dificultad de amortizar un contrato revolving
Ampliar

El cliente como consumidor “cautivo”: la dificultad de amortizar un contrato revolving

jueves 30 de septiembre de 2021, 07:30h
Un préstamo o tarjeta revolving es una forma de crédito emitido por una institución financiera que ofrece al prestatario la posibilidad de disponer o retirar, reembolsar y volver a retirar. Un préstamo renovable se considera una herramienta de financiación flexible debido a su capacidad de reembolso y de volver a pedir prestado. id:76334
Como una cosa es la teoría y otra la práctica, para entender por qué es tan complicado amortizar un préstamo revolving hemos consultado para redactar este artículo con el socio fundador de Sello Legal Abogados, Íñigo Serrano, Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y Máster en Economía y Derecho del Consumo por la Universidad de Castilla-La Mancha, como voz experta en la materia.

El crédito renovable es un acuerdo que permite al titular de una cuenta pedir dinero prestado repetidamente hasta un límite de capital establecido, mientras devuelve una parte del saldo actual en pagos regulares. Cada pago, menos los intereses y las comisiones cobradas, repone la cantidad disponible para el titular de la cuenta.

Cuando a un prestatario se le aprueba un crédito renovable, el banco o la institución financiera establece un límite de crédito fijo que puede utilizarse una y otra vez, en su totalidad o en parte. El límite de crédito es la cantidad máxima de dinero que una institución financiera está dispuesta a conceder al cliente que solicita los fondos.

Cómo entender el crédito revolving

Su coche necesita una nueva transmisión. Se ha inundado su sótano. O su hijo se rompió el brazo haciendo skateboarding. La factura asciende a 4.000 euros, pero sólo tiene 2.000 en su cuenta bancaria. ¿Qué hace? El crédito renovable puede venir al rescate. El crédito renovable es una cuenta de crédito que le permite pedir prestado dinero repetidamente hasta un límite determinado y devolverlo a lo largo del tiempo. Puede darle un colchón financiero para las emergencias pero los problemas vendrán después si no tiene mucho cuidado..

Una cuenta de crédito renovable establece un límite de crédito, es decir, la cantidad máxima que puede gastar en esa cuenta. Puede elegir entre pagar el saldo completo al final de cada ciclo de facturación o trasladar el saldo de un mes al siguiente, o "renovar" el saldo.

Si renueva el saldo, tendrá que hacer un pago mínimo cada mes. Puede tratarse de una cantidad fija o de un porcentaje de su saldo total, el que sea más alto; puede encontrar los detalles en la letra pequeña de su contrato de crédito renovable u plantearse acudir al servicio de reclamación de préstamos revolving. Tenga en cuenta que también la entidad financiera le cobrará intereses sobre el saldo que se arrastra de un mes a otro. También es posible que tenga que pagar otras comisiones, como las anuales, las de apertura o las de impago o retraso. Y esa espiral de gasto hay que intentar pararla cuanto antes.

Debido a los altos intereses de las tarjetas revolving, es posible que al poco tiempo usted no pueda pagar nada de capital cada mes, solo intereses y comisiones, y que el principal de la deuda no disminuya nunca.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios