www.economiadehoy.es

El Gobierno debe reformar el obsoleto modelo actual del impuesto de matriculación para reflejar las emisiones reales de CO2 de los vehículos

El Gobierno debe reformar el obsoleto modelo actual del impuesto de matriculación para reflejar las emisiones reales de CO2 de los vehículos
Ampliar
miércoles 09 de diciembre de 2020, 19:29h
Se trata de un paso esencial si España quiere ser coherente en políticas, objetivos y ambición climática con el Marco Estratégico de Energía y Clima, el plan de recuperación y el Pacto Verde Europeo. id:66031

Transport & Environment, Ecologistas en Acción y ECODES valoran positivamente el reciente anuncio del Gobierno de seguir adelante con la entrada en vigor del nuevo y más realista sistema de medición de las emisiones de CO2 de los vehículos (WLTP) sin contrarrestar sus efectos en el impuesto de matriculación.

Al mismo tiempo, y tras presentar al Gobierno el pasado 26 de noviembre una propuesta de reforma del impuesto de matriculación[1, estas organizaciones consideran que el Ejecutivo debería reformar este impuesto para que se ajuste a las emisiones reales de CO2 de los vehículos. De este modo, se otorgaría la máxima ventaja a aquellos que sean realmente de cero emisiones y se aumentaría progresivamente el gravamen para los vehículos más contaminantes. Además, esto iría en coherencia con el principio de “quien contamina, paga” y con las políticas y objetivos de nuestro país en su lucha contra el cambio climático.

La reforma del impuesto de matriculación, modificado por última vez en 2007, se enmarcaría dentro de la reforma de la fiscalidad del automóvil, que es una de las propuestas clave dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España presentado por el Gobierno el pasado mes de octubre.

Sin embargo, algunas voces del sector defienden que hay que neutralizar los efectos del nuevo sistema de medición, amparándose para ello en que ya se ha hecho en Francia o Portugal. Una comparativa que no se puede establecer por varias razones:


1. En ambos países el impuesto de matriculación se ha revisado y ajustado varias veces en los últimos años. En España, se reformó por última vez hace 13 años.
2. En Portugal, sólo los vehículos cero emisiones están exentos de pagar este impuesto. A diferencia de España, donde más del 74% lo está.
3. En Francia se ha ajustado el impuesto de matriculación de 110 g CO2/km (NEDC) a 138 g CO2/km (WLTP). Teniendo en cuenta que las emisiones medias en España de CO2 en 2019 fueron 118 g CO2/km, la mayoría de vehículos españoles en Francia hubiesen pagado el impuesto de matriculación, antes y después del ajuste.

En el contexto político actual, en el que desde las instituciones europeas se está pidiendo avanzar en la fiscalidad ambiental como principal impulsor de la recuperación y la lucha contra el cambio climático, este impuesto es clave para la transición ecológica de España y, por ende, para la adaptación y mitigación del cambio climático en nuestro país.

La fiscalidad es una herramienta impulsora, a la vez que instrumento, que debe convertirse en un pilar fundamental para la potenciación, promoción e impulso del proceso de descarbonización, transformación y transición hacia una movilidad sostenible y de cero emisiones.

Por ello, ECODES, Ecologistas en Acción y Transport & Environment consideran que cualquier instrumento que permita compensar o minimizar el impacto de la entrada de vigor del sistema WLTP -para el cual ha existido una moratoria de dos años de la que España ha hecho uso- ha de ir encaminado a incentivar la compra de vehículos de cero emisiones. Urge dejar atrás la práctica de usar dinero público para subvencionar la compra de vehículos de combustión interna, perjudiciales para la calidad del aire y la salud de los ciudadanos.

[1] ECODES, T&E y EeA (noviembre 2020). Propuesta para una reforma de los impuestos de matriculación y circulación coherente con el fomento de una movilidad sostenible y de cero emisiones en España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios