www.economiadehoy.es

Renta variable

El IBEX 35 ha recuperado el nivel de 8.900 puntos tras iniciar el segundo semestre con una revalorización de un 1,26%
Ampliar

El IBEX 35 ha recuperado el nivel de 8.900 puntos tras iniciar el segundo semestre con una revalorización de un 1,26%

Por Andrés Aragoneses, analista de Singular Bank
jueves 01 de julio de 2021, 19:53h
Los principales mercados de renta variable europeos han iniciado el segundo semestre del año al alza, revirtiendo parcialmente las pérdidas registradas en la sesión de ayer. Por su parte, según los datos a cierre de sesión europea, los mercados bursátiles estadounidenses comienzan la segunda mitad del año en tono mixto, mientras los asiáticos, que han registrado revalorizaciones menos elevadas en el primer semestre, han cerrado la primera sesión de julio en negativo. id:73551
Todo ello en un contexto marcado por la mayor prevalencia a nivel globalde la cepa delta del covid-19 (originaria de India), lo que ha incrementado la incertidumbre sobre el escenario base de elevada recuperación económica y la posibilidad de una paralización en la progresiva normalización de la movilidad.

En este sentido, se ha iniciado la sesión bursátil con la publicación de indicadores adelantados de junio tanto de China como Japón. En este sentido, en junio el PMI Caixin manufacturero de China se situó en 51,3 puntos, 0,7 puntos menos que en mayo, manteniéndose en zona de expansión a pesar de la nueva contracción de los nuevos pedidos de exportación. Al mismo tiempo, PMI del sector manufacturero en Japón cayó hasta 52,4 puntos (vs.53,0 puntos en mayo), superando significativamente las expectativas del consenso de analistas del mercado de 51,5 puntos.

Así, en esta coyuntura ha predominado el rojo entre los principales índices de renta variable de la región región Asia-Pacífico, aunque no ha sido especialmente elevado. Las caídas más elevadas se han situado en el Hang Seng de Hong Kong (-0,57%), Kospi de Corea del Sur (-0,44%) y el Sensex indio (-0,31%, respectivamente). Por su parte, el Nikkei 225 japonés ha retrocedido un 0,29% y el Shanghai Composite un 0,07%.

Por su parte, tanto en EEUU como en la Eurozona el foco de atención de los inversores se ha situado en la publicación de los PMIs manufactureros de IHS Markit de junio, que se han consolidado en fase de expansión (>50 puntos) ante la mejora del sentimiento económico apoyado en el avance de los planes de inmunización. En concreto, el PMI manufacturero de la Eurozona en junio se mantuvo en máximos históricos hasta 63,4 puntos (+0,3 puntos respecto mayo), manteniéndose en fase de expansión por duodécimo mes consecutivo. En el caso de EEUU el PMI del sector manufacturero cayó 0,5 puntos a 62,1 puntos, variación similar a la experimentada por el indicador del sector manufacturero del ISM en junio (-0,6 pp a un 60,6%).

Todo ello en contexto en que ayer el punto de mira se situó en el mercado laboral estadounidense al conocerse que según la encuesta ADP en junio se crearon 692.000 nuevos empleos en el sector privado. Un dato que, a pesar de situarse por encima de las previsiones de consenso de 600.000 puestos de trabajo, reflejó una ralentización de la generación de empleo respecto al mes de mayo (886.000). Si bien, hoy se ha confirmado el escenario de gradual recuperación del mercado de trabajo estadounidense al conocerse que el número de peticiones semanales de desempleo en la última semana fue inferior a 370.000 nuevas solicitudes por primera vez desde el inicio de la pandemia.

Así los mercados bursátiles europeos han cerrado la primera jornada del segundo semestre de 2021 al alza, si bien ha destacado la divergencia entre los diferentes principales índices de renta variable, situándose los avances entre un 0,47% (DAX 30 alemán) y un 1,26% (IBEX 35 español). El CAC 40 francés se ha consolidado como el índice europeo que más avanza desde inicios de año (+18,26%), tras revalorizarse un 0,71% hoy, mientras que el Footsie 100 británico ha subido un 1,25%.

En España, el IBEX 35 ha recuperado el nivel de 8.900 puntos tras iniciar el segundo semestre con una revalorización de un 1,26%. Entre sus componentes, los valores con sesgo más cíclico se han situado las acciones que más han subido en la sesión, con los mayores avances en CIE Automotive (+4,33%), IAG (+3,85%) y BBVA (+3,46%). Por otro lado, en terreno negativo, solo 4 valores han cerrado en negativo (Grifols, Siemens Gamesa, Pharma Mar y Mapfre).

Por su parte, entre los principales índices bursátiles estadounidenses predomina a cierre de sesión europea el tono mixto, consolidándose el S&P 500 en máximos históricos por encima de 4.300 puntos. Al mismo tiempo, el Nasdaq Composite cae un 0,16%.

Renta fija

En su primera subasta del mes de julio el Tesoro español ha captado 5.285 millones de € en valores de deuda a medio y largo plazo mediante la emisión de bonos a 5 años y 6 años y 10 meses, obligaciones a 30 años y obligaciones indexadas a 15 años.

La demanda total de los inversores (9.554 millones de €) ha superado en 1,8 veces el importe finalmente adjudicado. En concreto, en el mercado primario el Tesoro ha captado:

· 1.878 millones de € en bonos a 5 años, a un tipo de interés marginal de un -0,242%, ligeramente inferior al de la subasta anterior (-0,238%). Se ha adjudicado un 50% del importe total solicitado, que ha superado los 3.733 millones de €.

· 1.652 millones de € enbonos con un valor residual de 6 años y 10 meses, adjudicando un 56% de las solicitudes a un tipo de interés marginal de un 0,040% (vs. -0,017% anterior).

· 1.209 millones de € en obligaciones a 30 años, adjudicando un 64% de las solicitudes y ofreciendo a los inversores una rentabilidad positiva similar al de la anterior subasta de un 1,411% (vs. 1,414% anterior).

· 547 millones de € en obligaciones indexadas a 15 años (57% de lo solicitado) a un tipo de interés marginal de un -0,732%, superior al de la subasta anterior (-0,792%).

En esta coyuntura, los mercados de deuda soberana europeos y de EEUU apenas registran movimientos destacados en la sesión de hoy, en un contexto marcado por el crecimiento de las expectativas de la inflación y la progresiva reapertura de la economía, que se ha traducido en una positivación de la pendiente de las curvas de tipos de interés en el primer semestre del año.

De estaforma, los tipos de interés a corto plazo se han mantenido en los 6 primeros meses de 2021 prácticamente estables mientras que a largo plazo se ha producido un incremento significativo de las TIRes, a la espera de las posibles actuaciones de los bancos centrales en los próximos meses. En este sentido, la expansión de diferentes variantes del covid-19, unido a otros factores que podrían afectar la recuperación económica a nivel global, también influirán en el comportamiento de los mercados de deuda soberanaa corto plazo.

En este contexto, entre las referencias a 10 años de los países del sur de Europa han predominado las caídas deyield, cerrando el bono italiano en un 0,80% (-2 pb) y el bono español en un 0,40% (-1 pb). Por su parte, la rentabilidad del bono alemán a 10 años ha repuntado 1 pb a un -0,20% mientras que la del bono francés a 10 años ha cerrado prácticamente sin cambios (+0,12%).

Fuera de la zona monetaria europea, layield del bono a 10 años británico ha subido 1 pb a un 0,73%.

Siguiendo la tendencia similar, en EEUU el Treasury a 10 años cotiza 1 pb al alza, situándose a cierre de sesión europea en torno a un 1,48%.

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Jornada con elevado tono alcista en el mercado del petróleo, con avances que superan a cierre de sesión europea el umbral de un 1,4%.

No obstante, la revalorización en el día de hoy es moderadamente superior en el caso del WTI (+1,95%) que en el del Brent (+1,42%), situándose el precio del barril en ambos casos cerca del umbral de 75 dólares, estrechándose en torno a 70-90 centavos la diferencia entre ambas tipologías de crudo. En este sentido, el barril Brent ha sido tradicionalmente más caro que el WTI, principalmente debido a que los costes del refino del WTI han sido ligeramente superiores a lo largo de la historia.

De esta forma, el foco de atención de los inversores se sitúa en la reunión de la OPEP+ que se está celebrando hoy, en la que los dirigentes de sus países miembros están discutiendo sobre la idoneidad de mantener la progresiva recuperación de la producción de petróleo o si paralizan dicho proceso ante la incertidumbre sobre la expansión de la cepa delta del covid-19.

En este sentido, todavía no se han conocido los detalles de las negociaciones, si bien todo indica que países como Rusia o Kazajistán estarían a favor de incrementar la producción mientras que Arabia Saudí y otros Estados del Golfo Pérsico optarían por una posición de más cautela. Según la reacción del mercado y las últimas informaciones, se han incrementado las probabilidades de que la OPEP+ decida retrasar la normalización de la producción de petróleo ante la incertidumbre sobre la coyuntura global y sus repercusiones sobre la demanda de crudo.

En este contexto, a cierre de la sesión europea, tras conocerse ayer de que los inventarios de la AIE de EEUU se contrajeron en la última semana en 6,72 millones de barriles, el petróleo Brent se sitúa en 75,7 dólares por barril (+1,42%) y el barril WTI en 74,9 dólares por barril (+1,95%).

Por otro lado, también predomina la senda alcista entre los metales preciosos con avances más moderados a cierre de sesión europea. En este sentido, el oro se sitúa en torno a 1.780 dólares por onza (+0,55%) y la plata en 26,3 dólares por onza (+0,50%). Por su parte, la cotización del platino registra una revalorización ligeramente más elevada de un 1,53%, situándose en torno a 1.092 dólares por onza.

En el mercado de divisas, después de que el dólar encadena ayer su tercera sesión consecutiva de apreciación frente al euro, el cruce eurodólar revierte su senda a la baja y avanza un 0,13% a 1,187 dólares por euro. Paralelamente, el Dollar Index se sitúa en 92,3 puntos (-0,16%).

Macro

Indicadores adelantados: PMIs manufactureros en la Eurozona

  • En junio, el índice PMI manufacturero de IHS Markit de la Eurozona se mantuvo en fase de expansión por duodécimo mes consecutivo, aumentando ligeramente respecto al mes anterior hasta 63,4 puntos (+0,3 puntos). Así, alcanzó su mayor valor histórico desde que comenzó a elaborarse la serie en junio de 1997, impulsado por el significativo crecimiento del volumen de nuevos pedidos ante el repunte de la demanda interna y del comercio internacional a medida que continúan avanzando los planes de vacunación y la gradual reapertura de las actividades de consumo social. Todo ello en una coyuntura en la que las presiones de precios continuaron incrementándose al producirse un exceso de demanda respecto a la oferta de productos y servicios.

La expansión del sector manufacturero en junio fue generalizada en la zona monetaria, manteniéndose el mayor nivel en el PMI de Alemania.

  • El índice manufacturero de Alemania aumentó 0,7 puntos hasta 65,1 puntos, impulsado por la aceleración del crecimiento de la producción y los nuevos pedidos por primera vez en los últimos tres meses. No obstante, continuó afectado por las interrupciones en las cadenas de producción derivadas de la escasez de suministro de algunos bienes intermedios como los semiconductores.
  • En Francia, su PMI del sector manufacturero mostró un ligero descenso de 0,4 puntos frente a mayo, si bien registró su segunda mayor expansión en los últimos tres años. En concreto, se situó en 59,0 puntos (vs. 59,4 puntos el mes anterior).
  • En Italia, su indicador manufacturero se situó por encima de 60 puntos por tercer mes consecutivo, manteniéndose prácticamente estable en 62,2 puntos (-0,1 puntos). Esta cifra representa su segundo mayor registro histórico desde que comenzó la serie en junio de 1997.
  • En España, el índice avanzó a 60,4 puntos, +1,0 puntos respecto a mayo, registrando su mayor nivel desde abril de 1998. Su evolución se apoyó principalmente en la mejora de las ventas, destacando el repunte de la demanda procedente de los sectores relacionados con la hostelería y la restauración. En el caso de los nuevos pedidos de exportación, registraron su mayor incremento en los últimos tres años y medio especialmente ante la demanda procedente de otros países miembros de Eurozona y del norte de África. A su vez, la producción aumentó por quinto mes consecutivo a pesar de los retrasos por el lado de la oferta ante las limitaciones de suministro.

Ventas minoristas en Alemania

En mayo, según Destatis, las ventas minoristas reales (ajustadas a inflación) en Alemania repuntaron un 4,2% respecto al mes anterior, tras la significativa caída sufrida en abril de un 5,5% mensual. Este cambio de tendencia se explica principalmente por el avance del plan de vacunación, la menor incidencia diaria del coronavirus y la progresiva reapertura de las actividades y negocios más afectados por las restricciones de movilidad.

A pesar de ello, en términos interanuales su nivel se mantuvo un 2,4% por debajo de sus registros de mayo de 2020, periodo marcado por el confinamiento general de población.

Mercado laboral en Italia

En mayo, según Istat, en Italia en una coyuntura marcada por la progresiva relajación de las medidas de distanciamiento social y avance de la vacunación de la población el empleo creció hasta situar su tasa de ocupación en un 57,2% de la población adulta (vs. 57,1% en abril).

Por su parte, en términos interanuales el número de personas desempleadas aumentó un 25,1% respecto a mayo de 2020 (incremento en 525.000 personas), al mismo tiempo que la población inactiva experimentó una caída del 5,1% interanual.

Indicador adelantado: PMI manufacturero en Reino Unido

En Reino Unido, el PMI manufacturero de IHS Markit mostró un descenso en junio de 1,7 puntos respecto al mes anterior hasta 63,9 puntos, tras alcanzar el mes anterior su máximo histórico.

Su indicador se mantiene por encima del umbral de 50 puntos desde junio de 2020, apoyado fundamentalmente en la fuerte demanda de bienes manufacturados británicos por parte de la UE, EEUU y China a medida que se reactiva el comercio global.

Indicador adelantado: PMI manufacturero en EEUU

El índice PMI manufacturero de IHS Markit de EEUU se mantuvo estable en junio en 62,1 puntos (ligeramente por debajo del dato preliminar de 62,6 puntos), su registro más elevado desde que comenzó a elaborarse la serie en mayo de 2007, apoyado principalmente en el crecimiento de los nuevos pedidos a su mayor ritmo histórico.

No obstante, la capacidad de producción se vio limitada por las interrupciones de la cadena de suministro derivada de la escasez de suministros, lo que provocó una acumulación de pedidos y un fuerte aumento de los precios de los insumos. En concreto, los costes de los inputs de producción aumentaron a su mayor nivel histórico.

Indicador manufacturero del Institute for Supply Management (ISM) en EEUU

En junio, el indicador adelantado ISM del sector manufacturero en EEUU se mantuvo en terreno de expansión por decimotercer mes consecutivo, si bien disminuyó ligeramente a un 60,6% (-0,6 pp respecto al mes anterior). Una evolución marcada por la escasez de bienes intermedios para cubrir la creciente demanda y el fuerte crecimiento de los precios. En este sentido, el índice de precios alcanzó su mayor nivel desde julio de 1979 con un 92,1% (vs. 88,0% en mayo).

Por su parte, el índice de producción aumentó 2,3 puntos hasta un 60,8%, y el de nuevos pedidos de exportación se situó en un 56,2%, repuntando ligeramente respecto a mayo (+0,8 pp).

Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU

En la cuarta semana de junio, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU continuaron con su tendencia a la baja iniciada a principios de mayo, cayendo por debajo de 400.000 por primera vez desde que comenzó la pandemia. Una evolución que se enmarca en coyuntura de avance del proceso de vacunación, relajación de las restricciones de movilidad y fuertes estímulos fiscales adoptados por el Gobierno, incluida la extensión de los beneficios por desempleo.

En concreto, entre el 19 y el 26 de junio se registraron 364.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 51.000 menos que la semana anterior(revisado a 415.000). Así, desde comienzos de año el volumen de peticiones semanales se ha reducido en más de 400.000, si bien aún superan sus registros pre-pandemia de en torno a 200.000 solicitudes.

Empresarial

Ezentis (Hoy: +2,64%; YTD: -7,63%)

El Consejo de Administración de la compañía española ha aprobado hoy su fusión con Rocío Servicios Fotovoltaicos. El objetivo de la operación es industrial, ya que le permitirá a Ezentis ganar escala y tamaño en el negocio de construcción, operación y mantenimiento de telecomunicaciones, energía y seguridad.

La compañía resultante podría generar 35 millones de € en sinergias en el período 2021-2026, lo que le permitirá mejorar su posición competitiva

Meliá Hotels International (Hoy: +3,04%; YTD: +12,41%)

La compañía española ha finalizado una operación de transmisión de 6 hoteles de su propiedad y de su participación sobre otros 2 activos hoteleros. El grupo resultante de dicha operación estará compuesta en un 7,5% por Meliá Hotels International, y en un 92,5% por Bankinter y clientes de altos patrimonios e institucionales de la entidad.

El valor total de la transacción asciende a 203,9 millones de €. El impacto en la caja del Grupo Meliá es de 170 millones de €, que generarán plusvalías contables por valor de 62 millones.

La operación tiene como objetivo incrementar la liquidez de la compañía española tras la crisis provocada por el covid-19, además de reforzar la estrategia de rotación de activos de Meliá y la consolidación de su modelo de gestora.

El Corte Inglés

El Corte Inglés ha anunciado hoy la compra de la cadena de supermercados Sánchez Romero. Aunque no hay cifras de la transacción y hay dificultades para conocer su valoración, la compañía cuenta en su haber con más de 11 tiendas repartidas por la Comunidad de Madrid con una superficie total de 9000m2, además de una plataforma logística situada en Alcalá de Henares de 4000m2. Su cifra de negocios a cierre de 2020 fue de 61 millones de euros (+50% con respecto al año anterior) y su EBITDA de 6,2 millones.

La compra es del 100% del capital, aunque seguirá ligado al proyecto Eric Ezquerra, uno de los anteriores propietarios de la cadena que asumió la dirección tras su compra en 2017, liderando un proceso de remodelación del negocio mediante una fuerte inversión que situó las pérdidas por encima de 400.000 euros en 2018 y en 2019, sin embargo. El objetivo de la cadena en 2021 es de seguir expendiéndose por el resto de España a través de su tienda online y de establecerse con tiendas físicas en otras CCAA.

El objetivo de la operación es consolidar al Corte Inglés como líder en el sector de supermercados de calidad (que ya cuenta con los supermercados ECI, Hipercor y 187 establecimientos SuperCor con los que facturó 2957 millones de euros en 2020 (+ 2,2% respecto año anterior y única área de su actividad retail que generó beneficios en 2020) con la compra de esta cadena especializada en la alimentación premium.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios