www.economiadehoy.es

Renta variable

El IBEX 35 ha superado el umbral de 8.800 puntos
Ampliar

El IBEX 35 ha superado el umbral de 8.800 puntos

jueves 29 de abril de 2021, 20:13h
Predominio del tono alcista entre los principales mercados de renta variable de Asia-Pacífico, en contraste con el tono mixto de las bolsas de Europa más representativas (tras un inicio de sesión en verde) y de EEUU a cierre de la sesión europea. id:71109
Todo ello en un contexto de gradual optimismo no sólo sobre la normalización de la situación epidemiológica en los próximos meses y la recuperación económica, sino también apoyada en la positiva temporada de resultados corporativos.

En este sentido, las principales compañías a nivel global que han presentado sus resultados del 1T han superado las expectativas del consenso de mercado, lo que ha servido, entre otros factores, para sustentar la tendencia alcista de la renta variable desde principios de noviembre. En el caso de EEUU, a cierre de la sesión de ayer, los resultados de Apple y de Facebook superaron las previsiones del consenso. Por su parte, en Europa hoy ha sido el turno de compañías como Nokia o las petroleras Royal Dutch Shell o Total.

Paralelamente, la primera lectura de la evolución de su PIB del 1T registró un crecimiento de un 6,4% en términos anualizados, 2,1 pp superior a su avance en el 4T de 2020. Un dato que ha superado ligeramente la estimación del consenso de analistas de un repunte de un 6,1% anualizado. Esta evolución responde principalmente al fuerte incremento del consumo interno apoyado en la nueva ronda de estímulos fiscales adoptados por la Administración Biden y la relajación de las restricciones de movilidad. Por otro lado, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU han contabilizado un nuevo descenso, disminuyendo por tercera semana consecutiva hasta 553.000 nuevas solicitudes (566.000 anterior), su menor nivel desde el comienzo de la pandemia.

Por otro lado, en Europa el foco de interés se ha situado principalmente en la evolución del nivel de precios de abril en Alemania y España, a la espera de la publicación mañana del IPC de abril y de la primera estimación del PIB en el 1T de la Eurozona. En este sentido, en un contexto marcado por el profundo efecto base del mismo período de 2020 marcado por el comienzo de la crisis sanitaria, la inflación tanto en España como en Alemania ha alcanzado el umbral del 2,0% anual. En concreto, el IPC en España en abril se situó en un 2,2% anual, su mayor nivel desde octubre de 2018, y en Alemania en un 2,0% anual, su mayor registro desde abril de 2019.

Asimismo, todo indica que la Comisión Europea habría concluido las negociaciones con el consorcio Pfizer/BioNTech para el suministro de hasta 1.800 millones de dosis de su vacuna frente al covid-19 entre finales de 2021 y 2023. Paralelamente, el optimismo respecto a la normalización de la situación epidemiológica en los próximos meses se ha visto reflejado en las medidas de relajación de las restricciones tomadas por Francia, que reabrirá sus negocios no esenciales el próximo 19 de mayo y suprimirá el toque de queda el 2 de junio, y por la decisión del alcalde de Nueva York de la reapertura total de la ciudad (capacidad al 100% de aforo) el próximo 1 de julio.

No obstante, el optimismo respecto a los positivos resultados empresariales, la recuperación económica y la normalización de la situación epidemiológica contrasta con el tono de ayer del presidente de la Fed, Jerome Powell, al finalizar la reunión de tipos de interés. Así, tras mantener sin cambios sus tipos de interés oficiales en mínimos históricos y su programa de compra de activos a un ritmo de 120.00 millones de euros, el presidente de la Fed ha recalcado que la recuperación económica continúa siendo asimétrica e incompleta, persistiendo los riesgos sobre la economía estadounidense. Paralelamente, ha descartado por el momento el inicio del proceso de reducción de compras de activos (tapering), aspecto en el que se habría situado la expectación de los analistas financieros. Tras estas declaraciones, ayer Wall Street cerró en negativo a pesar de la depreciación del dólar frente al resto de monedas de referencia.

En este escenario, al inicio de la jornada han predominado los repuntes entre los principales índices de renta variable de la región Asia-Pacífico, destacando hoy el repunte del Hang Seng hongkonés (+1,01%). Por su parte, el Shanghai Composite y el Sensex indio se han revalorizado un 0,52% y un 0,06%, respectivamente, mientras que el Kospi surcoreano ha caído un 0,23%. Los mercados bursátiles de Japón han permanecidos cerrados.

En Europa, entre sus principales índices bursátiles, a pesar de cotizar parte de la sesión de positivo, han cerrado con tono mixto. En concreto, el DAX 30 alemán (-0,90%) ha registrado el mayor retroceso, lastrado por la caída de los valores del sector automóviles ante la incertidumbre por el déficit de suministro de chips. Por su parte, el CAC 40 francés (-0,07%) y el Footsie 100 inglés (-0,03%) han cerrado finalmente en negativo, si bien su caída ha sido inferior a un 0,1%. En contraste, el IBEX 35 español ha cerrado con un repunte de un 0,27%.

En España, el IBEX 35 ha superado el umbral de 8.800 puntos. En concreto, ha avanzado hoy un 0,27% hasta 8.823 puntos. Entre sus componentes, la mayor revalorización se ha situado en PharmaMar (+8,03%), después de que AEMPS haya autorizado el inicio del estudio clínico de fase III de la plitidepsina como tratamiento frente al covid-19, seguido de Bankinter (+4,29%), apoyado en el repunte de un 23,1% en el primer día de cotización de Línea Directa Aseguradora. En terreno negativo, como ayer, tanto Siemens Gamesa (-3,34%) como Solaria (-3,22%) han cerrado como los valores que más han retrocedido hoy.

Asimismo, en EEUU, sus principales bolsas cotizan a cierre de sesión europea con tono mixto, a pesar de la positiva primera lectura de la evolución del 1T del PIB (6,4% anualizado), por encima de las expectativas del consenso de analistas (6,1% anualizado). Asimismo, se mantiene el ritmo de la temporada de resultados corporativos, publicándose tras el cierre de hoy los de Amazon.com o Qualcomm, entre otros. En este escenario, el S&P 500 avanza un 0,26% y el Nasdaq Composite cae un 0,39%.

Renta fija

Significativa positivación en la jornada de hoy de la pendiente de las curvas de tipos de interés en los principales mercados de renta fija soberana a nivel global.

Todo ello explicado por las expectativas de una sólida recuperación económica una vez se normalice la situación epidemiológica, el repunte de la inflación (Alemania/España) y los sólidos resultados corporativos del 1T, que contrastan con el tono prudente mostrado ayer del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

En este sentido, los inversores han reducido en el día de hoy su exposición al mercado de deuda gobierno ante el optimismo del sentimiento de mercado respecto a una progresiva recuperación económica, que podría suponer además un repunte temporal de la inflación, lo que perjudicaría la evolución del mercado de deuda. Asimismo, los repuntes de yield han sido más elevados en la parte larga de las curvas de tipos de interés, consolidándose así la tendencia de positivación de la pendiente de las mismas desde inicios de año.

En este contexto, los repuntes de yield han sido generalizados en las principales economías de la Eurozona en las referencias a 10 años, registrándose movimientos al alza de TIRes de entre 3,5 y 4,3 pb. En concreto, el mayor repunte se ha situado en el bono francés a 10 años (+4,3 pb hasta un 0,154%), seguido del bono español a 10 años (+4,2 pb a un 0,471%). Paralelamente, el rendimiento del bono italiano a 10 años ha subido 4,1 pb a un -0,195% y la del bono alemán a 10 años 3,8 pb a un -0,195%.

Paralelamente, fuera de la zona monetaria europea, se ha registrado una tendencia similar, observándose un aumento de 4,5 pb la rentabilidad del Gilt a 10 años hasta 0,840%.

Finalmente, la yield del bono estadounidense a 10 años se sitúa en un 1,649% a cierre de sesión europea (+3,9 pb).

Materias primas y divisas (a cierre de sesión europea)

Mantenimiento de la senda alcista del mercado de petróleo por tercera jornada consecutiva, superando el WTI el umbral de 64,5 dólares por barril y el Brent 68 dólares por barril, apoyado en el optimismo del sentimiento del mercado tras conocerse que la producción en el 1T en EEUU creció un 6,4% anualizado.

De esta forma, el petróleo consolida su tendencia al alza de esta semana ante el optimismo sobre la normalización de la situación epidemiológica en los próximos meses y la progresiva suavización de las medidas de restricción de la movilidad nacionales e internacionales. Ambos factores serían positivos en la evolución del precio del crudo una vez aumentara la demanda tanto de viajes por carretera (automóviles) como aéreos. Respecto a la situación epidemiológica, hoy se han conocido los planes de Francia de reapertura. En concreto, los negocios no esenciales abrirán el próximo 19 de mayo y se suspenderá el toque de queda a partir del próximo 2 de junio. Por su parte, en EEUU el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo, ha anunciado la reapertura completa de la ciudad (capacidad al 100% de aforo) el próximo 1 de julio.

Asimismo, el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs proyecta un crecimiento exponencial de la demanda de petróleo ante los progresos de los planes de inmunización y la mayor demanda de ocio y viajes en el 3T, manteniendo su previsión de que el barril Brent podría situarse en verano en 80 dólares por barril.

En esta coyuntura, el petróleo Brent avanza hasta 68,18 dólares por barril (+1,35%), mientras que el WTI (de referencia en EEUU) asciende a 64,68 dólares por barril (+1,28%).

En contraste, el optimismo en mercados de materias primas no se traslada al mercado de metales, con el precio del oro retrocediendo un 1,24% hasta 1.760 dólares por onza, perjudicado por su condición de valor refugio. Por su parte, la cotización de la plata cae un 0,11% hasta 26,02 dólares por onza y la del platino un 2,28% a 1.194 dólares por onza.

En el mercado de divisas, tras apreciarse el euro al final de la sesión de ayer ante el tono dovish de la Reserva Federal, el cruce eurodólar registra a cierre de sesión europea una caída de un 0,07% hasta 1,2117 dólares por euro, apoyado en la lectura por encima de las expectativas de la primera estimación de la evolución del PIB de EEUU en el 1T. Adicionalmente, el Dollar Index sube un 0,12% hasta 90,70 puntos.

Macro

Mercado laboral en España

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el 1T de 2021 se observó una caída del empleo en España tras dos trimestres al alza. En una coyuntura marcada por una nueva ola de casos diarios de contagio tras el periodo de Navidad y la reintroducción de medidas de distanciamiento social, se registró un descenso del número de ocupados de 137.500 personas respecto al 4T de 2020 (-0,71% trimestral), situándose la población total ocupada en 19,2 millones de personas.

En comparación con el año anterior, el número de ocupados se mantuvo 474.500 personas por debajo de su nivel del 1T de 2020 (-2,41% interanual), si bien moderó su tendencia a la baja (-3,12% interanual en el trimestre previo).

Paralelamente, el número de desempleados en el 1T disminuyó en 65.800 personas frente al último trimestre de 2020 (-1,8% trimestral). Sin embargo, respecto al mismo periodo del año anterior se incrementó un 10,3% interanual, agregando 341.000 nuevos desempleados. El volumen de personas en situación de paro ascendió a 3.653.900, situando la tasa de paro en un 15,98% de la población activa (vs. 16,13% anterior).

Inflación en España

En abril, según el indicador adelantado del INE, la inflación en España alcanzaría un 2,2% anual (+0,9 pp respecto a la tasa del mes anterior), su mayor nivel desde octubre de 2018. Una evolución que refleja principalmente el incremento de los precios de la electricidad y de carburantes y combustibles, frente a sus caídas registradas en abril de 2020.

En concreto, los precios del transporte aumentaron un 3,8% anual y los de vivienda (que incluye electricidad y calefacción) un 4,3% anual (frente a -1,1% anual en febrero). En contraste, la inflación de alimentos y bebidas no alcohólicas se moderó a un 1,4% anual (-0,2 pp), mientras que los precios del sector de comunicaciones cayeron un 4,9% anual.

Paralelamente, la inflación subyacente estimada descendería a un 0,0% anual (vs. 0,3% anual en marzo).

Inflación en Alemania

En abril, según el dato adelantado de Destatis, el índice de precios en Alemania avanzó un 0,7% respecto el mes anterior, situándose la inflación en un 2,0% anual (vs. 1,7% anual en marzo).

Índice de precios de importación y exportación en Alemania

En marzo, según Destatis, el índice de precios de importación en Alemania aumentó un 1,8% respecto al mes anterior. Por su parte, en términos interanuales repuntó un 6,9% respecto al mismo periodo de 2020, representando el mayor incremento de la serie desde abril de 2011 (7,7% interanual). Un registro que ha constado su senda al alza tras avanzar un 1,4% interanual en febrero.

Este significativo avance interanual se explicó principalmente por el fuerte aumento del precio de las importaciones de energía de un 56,7% respecto a marzo de 2020, momento en el que se produjo una fuerte caída de su demanda ante la disrupción de la pandemia. En concreto, se ha registrado un incremento del precio de la electricidad de un 113,6% interanual, de un 100,5% interanual en el caso de crudo y de un 35,8% interanual en el gas. Así, excluyendo los productos energéticos, el repunte del índice de precios de importación en Alemania se moderó a un 3,8% interanual, si bien por encima de su registro pre-covid-19 de un 1,4% interanual en febrero de 2020.

Paralelamente, el índice de precios de exportación de Alemania mostró un avance más moderado de un 0,8% mensual y de un 2,2% respecto a marzo de 2020, siendo éste su mayor repunte desde abril de 2017 (2,6% interanual).

Mercado laboral en Alemania

En marzo, el empleo en Alemania aumentó en 16.000 personas (0,0% respecto al mes anterior) hasta un total de 44,3 millones de trabajadores.

Sin embargo, en términos interanuales el número de personas empleadas retrocedió un 1,4% frente a marzo de 2020 (-628.000 empleos), moderando la contracción respecto a los meses de enero y febrero en los que la caída del empleo fue de un 1,6% y un 1,7% interanual, respectivamente. Todo ello en un contexto previo a la pandemia en el que en febrero de 2020 el ritmo de creación de empleo era de un 0,4% interanual.

Por su parte, el número de personas desempleadas se situó en 2.004.000, lo que representa un incremento mensual de un 0,2% (+5.000 personas). A su vez, en términos interanuales se registró un incremento de un 22,4% de las personas en desempleo (+374.000), permaneciendo la tasa de paro estable en un 4,6% de la población activa a finales del pasado mes de marzo.

Índice de Sentimiento Económico de la UE y la Eurozona

En abril, el Indicador de Sentimiento Económico de la Comisión Europea (ESI) mostró una fuerte recuperación en la UE y la Eurozona. En concreto, respecto al mes anterior repuntó en la UE 9,8 puntos hasta 109,7 puntos y en la zona monetaria 9,4 puntos a 110,3 puntos, situándose en ambos casos por encima tanto de su tendencia de largo plazo como por primera vez de sus registros previos a la pandemia. Una evolución impulsada principalmente por el avance de los planes de vacunación y la progresiva normalización de la situación epidemiológica.

Esta tendencia al alza de la confianza del sector privado se apoyó en el incremento de las expectativas de todos los sectores de actividad y de los consumidores. En este sentido, la confianza del sector industrial repuntó por quinto mes consecutivo (+8,3 puntos respecto al mes anterior), situándose en su máximo histórico, apoyada en las órdenes de pedidos y en el nivel actual de inventarios. Por su parte, el sector servicios continuó su senda de recuperación observada desde marzo, registrando un mayor avance de 12,2 puntos ante la mejora de las expectativas de la demanda.

En el caso de la confianza de los consumidores su indicador repuntó significativamente 3,1 puntos, situándose por encima de su promedio de largo plazo ante la mejora de la valoración de las condiciones actuales de su situación económica personal y del conjunto nacional, reflejado en las expectativas de incrementar su nivel de consumo a corto plazo.

Adicionalmente, se produjo un aumento del indicador de las expectativas de empleo de 9,9 puntos debido a la mejora de la confianza de todos los sectores de producción, especialmente ante el crecimiento esperado de la creación de empleo en el sector servicios y el comercio minorista.

Por países, el mayor incremento del indicador ESI se registró en Polonia (11,3 puntos), seguido de Países Bajos (10,7 puntos), España (9,1 puntos), Francia (8,5 puntos), Alemania (5,7 puntos) e Italia (5,3 puntos).

PIB 1T de 2021 de EEUU

Según la primera lectura del Bureau of Economic Analysis, en el 1T el PIB de EEUU registró un crecimiento de un 6,4% en términos anualizados, 2,1 pp superior a su tasa del último trimestre de 2020. Una evolución apoyada principalmente en el repunte del consumo interno ante los fuertes estímulos fiscales adoptados por la Administración Biden y la relajación de las restricciones de movilidad de la población.

En concreto, el consumo aumentó un 10,7% anualizado, su segundo mayor avance desde la década de 1960, al mismo tiempo que la inversión también mostró un fuerte dinamismo (no residencial: +9,9% anualizado; residencial: +10,8% anualizado). A su vez, el incremento de los estímulos fiscales se reflejó en un crecimiento del gasto público a una tasa anualizada de un 6,3%, la más elevada desde 2002.

Peticiones de prestaciones de desempleo en EEUU

En la cuarta semana de abril, las solicitudes semanales de prestaciones de desempleo en EEUU registraron un nuevo mínimo desde que comenzó la pandemia, disminuyendo por tercera semana consecutiva en una coyuntura marcada por el avance del proceso de vacunación, la relajación de las restricciones de movilidad y los fuertes estímulos fiscales adoptados por el gobierno, incluida la extensión de los beneficios por desempleo.

En concreto, entre el 17 y el 24 de abril se registraron 553.000 nuevas solicitudes de prestaciones de desempleo, 13.000 menos que la semana anterior (revisado a 566.000). Así, en las últimas tres semanas se situaron por debajo del umbral de 600.000 solicitudes semanales, si bien esta cifra aún duplica sus registros pre-crisis.

Venta de viviendas pendientes en EEUU

En marzo, las ventas de viviendas pendientes en EEUU registraron un crecimiento moderado de un 1,9% respecto al mes anterior, situándose significativamente por debajo de las estimaciones del consenso del mercado (4,4% mensual) en una coyuntura marcada por los reducidos niveles de inventarios.

En términos interanuales, tras caer ligeramente el mes anterior lastrado por el temporal de frío y nieve que afectó al país, el índice de venta de viviendas pendientes repuntó un 25,3% respecto a marzo de 2020, su mayor tasa desde 2010.

Empresarial

Laboratorios Rovi (Hoy: +3,18%; YTD: +28,36%)

La empresa del sector salud ha reforzado su colaboración en el llenado y acabado de la vacuna contra el covid-19 de Moderna, incrementando su capacidad actual. En concreto, llevarán a cabo una nueva inversión industrial en las instalaciones del Grupo ROVI en Madrid (España).

En este sentido, la inversión consistirá en la instalación de dos nuevas líneas de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática, el etiquetado y el empaquetado, que proporcionará capacidad adicional de viales de la vacuna con el objetivo de abastecer a los mercados de fuera de EE.UU.

Estas líneas empezarán a estar operativas a partir del 4T de este año, y completamente en marcha en el 1S de 2022, lo que permitirá doblar la capacidad de llenado y acabado de los viales en estas instalaciones.

PharmaMar (Hoy: +8,03%; YTD: +39,01%)

PharmaMar ha obtenido la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para el inicio del ensayo clínico de fase III (denominado Neptuno), que determinará la eficacia de plitidepsina para el tratamiento de pacientes hospitalizados con infección moderada de covid-19.

En concreto, esta autorización se ha obtenido mediante el Procedimiento Voluntario de Armonización (VHP, Voluntary Harmonisation Procedure) de ensayos clínicos de la UE, que permite la evaluación simultánea del estudio clínico por las autoridades competentes en todos los Estados miembros participantes.

El objetivo principal del estudio es evaluar la plitidepsina frente al estándar de tratamiento autorizado y administrado en cada país (dexametasona o dexametasona en combinación con remdesivir). En concreto, se analizará qué porcentaje de pacientes logran una recuperación completa en el día 8 (±1 día) y que no vuelven a ser ingresados por infección de covid-19 después de 31 días.

Finalmente, PharmaMar ha señalado que se prevé reclutar a más de 600 pacientes en este ensayo, proyectándose que se realice no sólo en Europa, una vez se obtenga las correspondientes autorizaciones.

Repsol (Hoy: -1,05%; YTD: +23,05%)

La empresa petrolera española ha anunciado que el importe neto de la cifra de negocio (proxy de ingresos netos) se situó en el 1T en 10.592 millones de euros, un 4,9% inferior al registrado en el mismo período de 2020, si bien siendo un 18,1% más elevado que el del trimestre anterior (4T de 2020).

Todo ello en un contexto en el que el precio medio del barril Brent (61,1 dólares) se situó un 38,2% por encima del registrado entre los meses de octubre y diciembre, y un 22,0% superior al 1T de 2020.

Por divisiones de la compañía en el 1T de este año:

- El área de exploración y producción (upstream) facturó 1.494 millones de euros, un 8,6% más que en el 1T de 2020, apoyado en el incremento del precio del barril de crudo. En la parte baja de la cuenta de resultado, el área de upstream de Repsol ganó 327 millones de euros, representando un significativo aumento respecto al 4T (195 millones de euros) y al 1T de 2020 (90 millones de euros).

- El área industrial (downstream) registró un importe neto de la cifra de negocio de 7.913 millones de euros, niveles similares a los del mismo periodo del año anterior (8.168 millones de euros), si bien un incremento de un 18,3% respecto a los datos del 4T de 2020 (6.687 millones de euros). No obstante, la diferencia en rentabilidad es más significativa, una vez que en los tres primeros de este año ganó 73 millones de euros (0,9% ingresos), frente a 288 millones de euros en el 1T de 2020 (3,5% ingresos) y 68 millones de euros entre octubre y diciembre del año pasado (1,0%).

- El área comercial y de renovables registró unos ingresos de 4.389 millones de euros, inferior a los de un año antes (5.022 millones de euros), aunque superiores a los del 4T de 2020 (4.186 millones de euros). El resultado neto se situó en 101 millones de euros, por debajo tanto del 1T (121 millones de euros) como del 4T del año pasado (153 millones de euros), debido principalmente al impacto del covid-19, la borrasca Filomena y los menores márgenes de GLP (gas licuado del petróleo).

- El área de corporación y otros, que aglutina los gastos de funcionamiento de la entidad, afectó negativamente en la cifra neta de negocio en 3.204 millones de euros y en 30 millones de euros en el resultado neto.

Por otro lado, todos los negocios de Repsol obtuvieron un flujo de caja operativo positivo, que en el conjunto del Grupo ascendió a un total de 1.030 millones de euros, y un flujo de caja libre también positivo que sumó 507 millones. A su vez, en los tres primeros meses de este año Repsol redujo en 326 millones de euros (-5%) su deuda neta hasta 6.452 millones de euros, mientras que la liquidez alcanzó los 8.456 millones de euros (2,93x los vencimientos a corto plazo).

Finalmente, el resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios, alcanzó 471 millones de euros, un 16,6% más que en el 4T de 2020 y un 5,4% más que en el mismo período del año pasado. Asimismo, incluyendo el efecto patrimonial ante el incremento del precio de barril de crudo (+321 millones de euros) y sustrayendo otros resultados específicos (principalmente provisiones, -144 millones de euros), el grupo Repsol ganó 648 millones de euros entre enero y marzo. Todo ello tras registrar en el 4T de 2020 unas pérdidas de 711 millones de euros y en el 1T del año anterior de 487 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios