www.economiadehoy.es

El robo de mercancías y los incidentes migratorios aumentan el riesgo para las cadenas de suministro, ya que el impacto de la pandemia de COVID-19 sigue siendo fuerte

El robo de mercancías y los incidentes migratorios aumentan el riesgo para las cadenas de suministro, ya que el impacto de la pandemia de COVID-19 sigue siendo fuerte
Ampliar
sábado 08 de agosto de 2020, 10:57h
BSI, la compañía de mejora empresarial, ha anunciado los últimos resultados de su revisión trimestral de las principales amenazas y tendencias en materia de seguridad de la cadena de suministro mundial, continuidad de negocio, seguridad alimentaria y fraude, y responsabilidad social corporativa. id:61848
Gracias a la herramienta de la Red de Evaluación de Exposición al Riesgo de la Cadena de Suministro (SCREEN por sus siglas en inglés), BSI descubrió que, aunque la preocupación por el COVID-19 sigue encabezando la lista, su efecto ha creado una serie de interrupciones y riesgos secundarios que están afectando a las cadenas de suministro, incluyendo la migración, el robo de mercancías y el trabajo infantil.

"Las antiguas prácticas en torno a la resiliencia de la cadena de suministro han sido completamente alteradas", dijo Jim Yarbrough, Director del Programa de Servicios de Inteligencia Global de BSI. "A medida que las organizaciones comienzan el proceso de relanzamiento de sus cadenas de suministro tras la pandemia del COVID-19, los últimos datos de BSI de SCREEN indican que además del virus, las organizaciones se enfrentan a amenazas nuevas y adicionales, lo que subraya la necesidad de planificar la continuidad del negocio".

El impacto del COVID-19 en las cadenas de suministro

Cuando BSI publicó su informe anual Supply Chain Risk Insights a principios de marzo de 2020, el impacto comercial a nivel mundial del COVID-19 estaba todavía en su fase inicial. Como predijo BSI, el brote ha dado lugar a respuestas complejas y variadas por parte de los distintos gobiernos y organizaciones, causando estragos en la continuidad de la cadena de suministro.

Los últimos hallazgos de BSI muestran que el aumento de los casos de COVID-19 están llevando a los centros de la cadena de suministro mundial, como Bangladesh e India, a cerrarse, creando puntos de bloqueo en la cadena de suministro. Esto ha dado lugar a retrasos en la producción y en el transporte marítimo mundial y probablemente podría afectar a sectores específicos como la agricultura. A medida que continúen los brotes de virus, se espera que se adopte un enfoque de contención del virus país por país, lo que podría aumentar las interrupciones temporales del movimiento de la cadena de suministro.

Aumento global del robo de mercancías

Un área en la que existen riesgos en la cadena de suministro fuera de la pandemia de COVID-19 es en el robo de mercancías. Si bien hay un aumento en el robo de productos sanitarios (como los EPIs y los respiradores; los artículos más asociados con la pandemia de COVID-19), SCREEN también informó de un aumento en los robos de determinados bienes en todo el mundo:

  • El robo de bienes de consumo, como las sustancias para la limpieza, ha aumentado en México;
  • Los robos de alcohol y tabaco han aumentado en América del Sur;
  • Los robos de alimentos y bebidas siguen siendo los principales en Asia; y
  • La electrónica sigue siendo un objetivo importante en África y en todo el Oriente Medio.

Incidentes con polizones en Europa y América

En marzo, BSI constató una alta tasa de incidentes relacionados con polizones en Europa y América, ya que los migrantes utilizaban el transporte en camiones como la modalidad de transporte preferida para desplazarse por Europa y por América. Esta tendencia continuó durante todo el año 2020, y el debilitamiento de las economías europeas obligó a los migrantes a seguir viajando para encontrar trabajo. En América, los datos de SCREEN revelaron que, si bien el virus disuadió cierta migración a través de la frontera, los migrantes siguen viajando en dirección norte y, si bien continúan los incidentes de polizones en camiones de mercancías, también se ha registrado un aumento de casos en ferrocarriles.

Trata de personas y explotación infantil

En marzo, BSI destacó que se esperaba un aumento adicional de los problemas de seguridad y las perturbaciones que el tráfico crearía en América. A medida que el año avanzaba, SCREEN señaló un aumento particular en el tráfico de mano de obra con Asia y el Medio Oriente, también. BSI espera que esta tendencia aumente, ya que la pérdida de los medios de subsistencia presiona a las familias para que consideren otros medios para generar ingresos.

El equipo especializado de analistas de BSI supervisa y analiza una amplia gama de fuentes de datos de riesgos geográficos e incidentes para elaborar clasificaciones de riesgo para 25 indicadores de riesgo patentados para 203 países. El equipo de BSI está constantemente actualizando y perfeccionando su sistema de inteligencia, asegurándose de que las clasificaciones de riesgo reflejen la situación sobre el terreno. Los resultados del tercer trimestre de SCREEN serán publicados durante la primera mitad de agosto de 2020. Para saber más, por favor visite aqui.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios