www.economiadehoy.es

El sector hotelero español tardará dos o tres años en recuperar las cifras previas a la pandemia y augura un boom inmobiliario y nuevas inversiones en los resorts y el wellness

El sector hotelero español tardará dos o tres años en recuperar las cifras previas a la pandemia y augura un boom inmobiliario y nuevas inversiones en los resorts y el wellness
Ampliar
jueves 22 de abril de 2021, 11:49h
Elodie Casola, de Arum Group, ha participado en un webinar de Hostys Connect con expertos, consultores e inversores internacionales que resume las previsiones del sector turístico en España, y abre la puerta a la nueva oferta inmobiliaria que se traduce de la crisis que sufre el sector hotelero. id:70812
Tras un año durísimo para el sector turístico español, las noticias sobre el alivio de las restricciones en los países emisores y el avance y perspectivas en las vacunaciones empiezan a mostrar la luz al final del túnel. Sin embargo, los expertos coinciden en que todas estas mejoras aún no provocarán un lleno en los meses de verano. Será ya desde los primeros meses de 2022, en plena temporada alta en zonas como Canarias, cuando empezará el ansiado ‘boom’ de reservas y visitas, que será especialmente intenso en los resorts e instalaciones turísticas que disponen de mayor espacio, aire libre y capacidad organizativa para generarle al cliente la sensación de seguridad, tranquilidad y salud que nos ha arrebatado esta pandemia.

Esta fue la principal conclusión de los especialistas invitados a la charla sobre el sector hotelero español que ofreció recientemente ‘Hostys Connect’, una iniciativa que conecta inversores, operadores, consultores y especialistas del mercado turístico e inmobiliario de todo el mundo y que organiza el único encuentro anual actualmente en Francia en el que están representados todos los eslabones de la cadena de decisión de proyectos hoteleros y residenciales de alta gama.

En este evento online de Hostys, centrado en España, Arum Group fue invitada a través de su directora de marketing y comunicación Elodie Casola. Junto a ella, en una charla moderada por Vanguelis Panayotis, CEO de MKG Group, participaron Francisco Fernández, especialista en gestión hotelera y con una larga trayectoria en cargos directivos de los principales grupos hoteleros españoles, y Jerome Lassara, vicepresidente y jefe de desarrollo del grupo Accor en el Sur de Europa.

Si bien en verano las cadenas hoteleras confían en tener todo abierto en España, las previsiones de ocupación no permiten ser aún del todo optimistas y hablar de recuperación de un sector aún lastrado por las restricciones sanitarias, por una movilidad limitada y por el impacto sanitario de la pandemia. Las buenas cifras, pues, podrían empezar a darse ya en los primeros meses de 2022, pero la vuelta a los registros históricos del turismo en España no se esperan, según los expertos, hasta 2023 o incluso 2024.

Elodie Casola, la responsable de Arum Group, recordó que en 2019 el sector turístico español había batido por siete años consecutivos sus resultados de forma récord, por lo que recuperarse del golpe generado por la pandemia de una forma rápida no es realista.

Según argumentó Francisco Fernández, lo que ha cambiado el coronavirus “es el modelo del turismo en su conjunto”, por lo que para algunos hoteles que no adopten cambios radicales (principalmente aquellos que vivían exclusivamente de la turoperación) “ya no será posible volver nunca más a las cifras previas a la pandemia”. Mientras, para otros, con un modelo adaptado a esta nueva normalidad turística, más sostenibles, esta situación se puede presentar como una oportunidad: “para estos los resultados vendrán rápido y serán espectaculares”.

“Alcanzar ocupaciones a corto plazo del 50% ya será un buen objetivo, pero si hay avances en la vacuna y se pudieran cumplir las previsiones, sin duda creo que también podremos tener un buen invierno, principalmente en destinos con buen clima como las Islas Canarias, donde es temporada alta. Pienso que el verano de 2022 será muy bueno en términos de demanda, ya que espero que las aerolíneas, que también se han visto afectadas por los recortes, ya tendrán la capacidad para absorber las peticiones de los viajeros”, subrayó Fernández.

Nichos de mercado como los resorts y los hoteles vinculados al wellness son los que presumiblemente mejor posicionados están para arrancar con más rapidez y garantía, ya que como explicó Casola, la tendencia de buscar el producto turístico que ofrezca una mayor sensación de control, sostenibilidad, de salud y bienestar ha venido para quedarse. La posibilidad de disponer de resorts con escasa densidad demográfica, aislados, y con todo tipo de servicios deportivos, de restauración y ocio, exactamente productos como Abama Resort (Tenerife) o La Manga Club (Murcia), a los que Arum Group asesora, son el tipo de oferta al que la gente ahora está muy atenta.

Los cambios, además, vienen en el tipo de oferta que ahora solicitan los ‘nuevos viajeros’, condicionados por esta necesidad de tranquilidad y seguridad sanitaria, de distancia social y máxima garantía: “aire libre, zonas ajardinadas, espacio exterior también en las habitaciones, restaurantes healthy con terrazas, catering especializados en las suites, experiencias para conocer el destino con poca gente, todo mucho más adaptado a minigrupos o parejas”, dijo Casola. En el sector del wellness, añadió, hay muchas oportunidades, ofreciendo servicios en habitaciones, facilitar la posibilidad de hacer deporte, alojarse para recibir tratamientos médicos… “Todos los resorts en España están ya proponiendo este tipo de servicios: mucho wellness, salud y atención personalizada, comida orgánica…eso es una tendencia, la salud, el deporte controlado, el yoga y la meditación…En definitiva -concluyó- recuperar la energía que hemos perdido en este periodo de desgaste físico y anímico”, explicó.

“En Abama Resort, cuyos hoteles han permanecido abiertos, estamos observando cómo se animan tanto clientes peninsulares como canarios. Y no solo hablo de reservas en el hotel Las Terrazas de Abama sino también de la compra de viviendas. Tenemos propiedades de alto valor que están atendidas por los servicios del hotel en el resort y es cierto que por primera vez que el mercado español ha estado adquiriendo estos apartamentos, villas unifamiliares y solares… Para nosotros es una de las consecuencias de esta pandemia, constatar que la gente quiere este tipo de producto también a nivel nacional, un mix de propiedad y servicio de hotel, lo que llamamos apartamento turístico, branded residences, etcétera. Ha sido una evolución muy interesante cómo el público español se está volcando hacia este tipo de destinos más exclusivos”.

No obstante, señaló que el mercado local es importante y ha crecido, pero no lo suficientemente como para llenar toda nuestra oferta. “Otra cosa es que incluso con las restricciones de viaje y con pandemia, nuestros clientes han comprado propiedades a distancia, lo que es fantástico. Se trata de gente que ya nos conocía, gente que había venido al hotel, amigos de propietarios… han dicho que es tiempo de comprar, de tener algo para buscar un futuro más seguro”, concluyó.

Oportunidades para inversores inmobiliarios

El webinar incidió no solo en cuales se esperan sean las tendencias en España en el sector turístico, sino también en las nuevas oportunidades a nivel inmobiliario que están surgiendo al entrar en el mercado de oferta hoteles y complejos turísticos que no han aguantado este periodo de crisis y que salen al mercado a precios competitivos por toda España.

Al respecto, Jerome Lassara, responsable de Accor, afirmó que en estos momentos hay un gran número de inversores internacionales pendiente de estas oportunidades “buenas y a buen precio” que están abriéndose. “Las grandes marcas están moviéndose porque ya hay posibilidad de comprar hoteles excelentes, que bajo una marca prestigiosa y un servicio de calidad pueden hacer rentables sus inversiones a largo plazo en España”.

No obstante, Francisco Fernández puntualizó al respecto que, si bien “este nuevo mercado está redefiniendo todo, también hay que tener en cuenta que en España hasta ahora las grandes marcas hoteleras internacionales, cuando han gestionado establecimientos vacacionales, en general, no han tenido éxito porque no han entendido bien la dinámica de nuestro mercado y la distribución en él de este tipo de productos. No tienen el know how local para competir y, además, tienen unas estructuras de costes operativos poco eficientes”, puntualizó, en el sentido que también deberían reinterpretarse en esta nueva situación.

Elodie Casola, por su parte, expuso que desde Arum, como consultores e inversores, sí ven una oportunidad en esta situación. “Llevamos mucho tiempo en el mercado nacional e internacional y, creo que contamos con la experiencia para encontrar nuevos proyectos que puedan funcionar. De hecho, estamos viendo muchas nuevas alternativas en el mercado”. Sin duda, aseveró, llegarán buenas posibilidades de negocio en Europa, pero principalmente en España, “porque todavía es un mercado que tiene camino de desarrollo, no como otros países”.

Con respecto al branding, explicó que “la marca es importante, las marcas son más fuertes ahora que nunca. La gente quiere control, seguridad, responsabilidad y cuando tienes una marca consolidada, y que se conoce bien por esto, que tiene todo absolutamente controlado, da mucha confianza. Por eso en nuevas inversiones siempre pensamos cuál es la marca más adecuada a la que vincularse. En los todos incluido, las branded residences, ahora pasarán a ser más importantes que nunca”, apostilló. “Y es algo que en nuestro caso llevamos trabajando ya en Abama Resort, por ejemplo. A largo plazo hay destinos que saldrán fortalecidos”, avanzó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios