www.economiadehoy.es
Financiamiento online en el contexto de la globalización
Ampliar

Financiamiento online en el contexto de la globalización

lunes 02 de noviembre de 2020, 09:21h
Cuando hablamos de globalización, nos referimos a los procesos de integración e interconexión que implica a distintos actores en una escala mundial. id:64651
Los gobiernos, las grandes compañías, las PYMES (acrónimo que hace referencia a las pequeñas y medianas empresas) e incluso los individuos con ambiciones de emprender tienen que considerar que el planeta en el que vivimos es uno mucho más dinámico y competitivo gracias a los procesos de la globalización, que solo toman más protagonismo a medida que el comercio internacional y las tecnologías de comunicación y transporte se desarrollan y evolucionan. La migración humana, variable también en crecimiento ininterrumpido desde el siglo XX, también influye muchísimo en el fortalecimiento de la globalización.

Sobre el financiamiento online

El emprendedor potencial debe considerar, entonces, todas las herramientas posibles para mantenerse siempre competitivo. Además de desarrollar una buena idea de negocios que llene un nicho de mercado o que resuelva una carencia del consumidor/cliente, es primordial contar con un poder capital sólido para cumplir la visión del emprendimiento. Se puede recurrir a inversionistas particulares o incluso a compañías dedicadas al préstamo, posiblemente obteniendo préstamos de hasta 2.000 euros. Este tipo de compañías han proliferado en los últimos años y ellas prestan distintos servicios y condiciones dependiendo de sus propias características y las particularidades de los solicitantes.

La ubicuidad de la tecnología y la información, pilar de la globalización, también influye en los métodos de financiamiento para las start-ups más novedosas y las industrias tradicionales. El crowdfunding, también conocido como micromecenazgo en castellano, se refiere a los mecanismos colaborativos de financiación realizados a través de la red donde típicamente una gran cantidad de personas participan con pequeñas cantidades de dinero. Mediante el crowdfunding se han hecho realidad muchísimos emprendimientos e incluso algunos expertos afirman que podría tomar un rol fundamental en la financiación de proyectos inmobiliarios.

Todo comienza con una idea, una buena idea

Volviendo nuevamente a la “buena idea de negocios” que mencionamos anteriormente: es fundamental para el éxito de toda empresa que sea guiado por un sueño ambicioso pero que esté siempre anclado a tierra. A la hora de evaluar la naturaleza de la idea, se debe tomar en cuenta la factibilidad del negocio, lo que incluye el capital necesario para llevarlo a cabo, así como las opciones disponibles para conseguir dicho financiamiento, tales como préstamos y créditos online. Otras cosas que hay que tener en cuenta son, las posibles dificultades que acarreará, el marco legal y regulatorio que lo rige y la necesidad del mercado de este producto o servicio. Aunque a menudo son la pasión y el interés personal los que nos lleva a escoger un campo o el otro, siempre debemos reconocer las dificultades o facilidades de aquellas ideas que escogimos trabajar y aquellas que preferimos desechar.

En este último milenio ha habido cambios importantes con respecto a los patrones de consumo. Junto a la masificación de las telecomunicaciones también ha germinado un interés en las industrias ecológicas, en el bienestar físico y mental del consumidor, en los servicios virtuales y automatizados. Estos cambios en la manera de gastar el dinero favorecen unas ideas sobre otras, lo que significa que en el mundo y en España hay negocios que son actualmente más rentables que otros.

Estudiar, leer, estudiar, investigar

La siguiente fase, que es probablemente una que harás desde que se decida solicitar un préstamo online para llevar a cabo una idea, es el estudio. No podemos subestimar la importancia de mantenerse siempre al día en todas las cuestiones que tienen que ver con las condiciones de dicho préstamo, así sea de 2.000 euros, tales como tasa de interés, cutas para su devolución, etc. Luego hay que estudiar para conocer a fondo todos los elementos de nuestra idea de negocio, entender el panorama y contexto general, medir la competencia actual y también la competencia potencial. Hay que recordar también que los avances tecnológicos aumentan en un aceleradísimo paso y manudo terminan siendo aprovechados primero por aquellos visionarios que se mantienen a la vanguardia.

Afortunadamente, hay una plétora de recursos educativos en la web. Es posible conseguir cursos de niveles introductorios, intermedios y avanzados para casi cualquier tema que tenga que ver con el negocio. Desde ingeniería y desarrollo de software, hasta diseño gráfico e incluso especializaciones administrativas y comerciales que sirven en cualquier campo de negocio. Hay opciones pagas de las más prestigiosas universidades e institutos pero también hay cursos que pueden ser completados de manera gratuita.

Y lo más importante

Lo interesante de todo el asunto es que las mismas tecnologías que suponen nuevos retos para una persona son también las mejores herramientas. Como estos tiempos globalizados de la información y las telecomunicaciones facilitan el acceso a diversos recursos, solo falta la voluntad y la astucia para aprovecharlos. En otras palabras, lo que queremos decir es que a la palma de la mano (casi literalmente, si pensamos en un smartphone) tenemos todas las opciones de financiamiento disponibles para empezar un negocio y hacer realidad nuestras mejores ideas y sueños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios