www.economiadehoy.es
Las enfermedades mentales y físicas de los empleados son actualmente las mayores interrupciones para los negocios a nivel mundial
Ampliar

Las enfermedades mentales y físicas de los empleados son actualmente las mayores interrupciones para los negocios a nivel mundial

lunes 09 de marzo de 2020, 09:14h
Una encuesta global de BCI y BSI revela que la salud mental y física de los empleados se ha conviertido en la interrupción más frecuente para los negocios en los últimos 12 meses sobrepasando a los ciberataques. id:56135
La mala salud de los empleados se ha convertido en la causa más frecuente de interrupción del negocio para las empresas a nivel mundial, superando a los ciberataques por primera vez desde 2014. Esto es lo que indica la última encuesta mundial de 665 empresas realizada por el BCI y BSI (British Standards Institution) en su noveno informe anual Horizon Scan.

El informe pregunta a las empresas sobre las interrupciones de negocio que han experimentado en los últimos 12 meses y los riesgos para los que se preparan para el año que viene.

Un tercio (33,5%) de las empresas informó de que se enfrentaban a interrupciones del negocio causadas por incidentes relacionados con la salud, lo que incluye enfermedades físicas causadas por las condiciones de trabajo, así como enfermedades mentales y estrés. La frecuencia de los incidentes, junto con el importante impacto perjudicial que este tipo de incidentes tiene en las organizaciones, obtuvo una puntuación del riesgo que desbancó a las interrupciones provenientes de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, por primera vez en seis años, convirtiéndose en la principal causa de interrupción de negocio. Esto debería causar una preocupación cada vez mayor sobre las amenazas que afectan al bienestar de los empleados y la importancia de su salud para garantizar que una organización siga prosperando.

Es remarcable que, cuando se les pide que evalúen los riesgos a los que se enfrentan en los próximos 12 meses, las empresas están ignorando el impacto potencial de los incidentes de la salud en sus negocios. Clasifican la amenaza como la 15ª más importante y siguen más preocupados por los ciberataques, las brechas de datos y las interrupciones de la tecnología de la información.

Rachael Elliott, Jefa de Liderazgo de Pensamiento en el BCI, comentó: "Una vez más, la principal conclusión del informe de este año es la desconexión entre las interrupciones a las que se han enfrentado las organizaciones y las que les preocupan. A pesar del creciente impacto que la salud de los empleados tiene en los negocios, las organizaciones simplemente no están abordando la amenaza que representa".

Otras conclusiones importantes del informe de este año incluyen el creciente impacto del cambio climático en la continuidad de negocio. Las organizaciones informaron de que el coste medio de hacer frente a un desastre natural o a un fenómeno meteorológico extremo es actualmente de más de un millón de euros por incidente.

La investigación, llevada a cabo en los dos últimos meses de 2019, antes del brote de COVID-19, situó a la "enfermedad no laboral" en las posiciones más bajas (21 de 22) de las amenazas para las que se preparaban las empresas en los próximos 12 meses. La reciente propagación del Coronavirus (COVID-19) pone de relieve la importancia de prepararse para lo inesperado.

Rachael Elliott continuó: "El brote de Coronavirus es el tipo de acontecimiento que es a la vez predecible y extremadamente perturbador - pero su poca frecuencia hace que se considere poco probable que ocurra y, por lo tanto, a menudo se pasa por alto hasta que sus efectos son demasiado evidentes. Esta realidad muestra la importancia y el gran valor de tomarse el tiempo para explorar el horizonte y prepararse para lo inesperado".

El informe de este año muestra una tendencia hacia la adopción creciente de normas internacionales, como la ISO 22301 Seguridad y Resiliencia. Sistemas de gestión de la continuidad de negocio. Requisitos. Los datos proporcionan pruebas que sugieren que las organizaciones certificadas según la norma generalmente experimentan menos incidentes que las que no están certificadas.

Howard Keer, Director Ejecutivo de BSI comentó: "A medida que crecen las presiones en los negocios, e incidentes como el actual brote de Coronavirus siguen acaparando los titulares, es importante que las organizaciones no pierdan de vista los riesgos de negocio de “a diario”. Los problemas pequeños pero frecuentes, como los relacionados con la salud y el bienestar de los empleados, pueden acumularse para causar una interrupción en el negocio significativa y una amenaza a la capacidad de recuperación de la organización. Es alentador ver el papel que las normas internacionales están desempeñando para ayudar a las organizaciones a anticiparse a los riesgos, prepararse para ellos y, en última instancia, adaptarse al cambio".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios