www.economiadehoy.es

Los datos macro arruinan la primera sesión de octubre

martes 01 de octubre de 2019, 19:50h
Las bolsas han arrancado el mes de octubre con caídas motivadas por unas lecturas peores de lo esperado tanto del IPC de la eurozona como de la actividad manufacturera de EE.UU., que cae a mínimos desde 2009. id:50332
Al igual que el resto de índices europeos, el Ibex ha comenzado la jornada con un rebote que ha llegado a alcanzar el +0,57%, pero se ha ido desinflando y ha finalizado cayendo un -0,85% hasta los 9.165 puntos. Mayor aún ha sido la caída en plazas como París (-1,41%), Fráncfort (-1,29%) o Milán (--0,79%).

En Wall Street los descensos rondaban el medio punto porcentual a unas horas del cierre. El dato de ISM manufacturero (cae de 49,1 a 47,8 puntos) ha sentado como un jarro de agua fría, haciendo caer al dólar, a la bolsa y la rentabilidad de la deuda. Donald Trump ha aprovechado para cargar una vez más contra Fed, a la que acusa de fortalecer el dólar y provocar el deterioro de la industria del país. El tipo de cambio eurodólar ha subido un 0,30% hasta 1,093.

El mercado ha aplaudido, y de qué manera, el comunicado enviado por Masmovil antes de la apertura. Sus acciones se han disparado un 21% tras elevar sus previsiones de Ebitda para los próximos años gracias a la buena evolución de su área comercial y al acuerdo al que ha llegado con Orange para el uso de sus redes. Este acuerdo implica un ahorro significativo en costes al no tener que desarrollar su propia red 5G de manera individual.

Entre los pocos valores que han cerrado el verde dentro el Ibex también destacan Mediaset (+1,69%) y Enagás (+1,18%). Por el lado de los descensos, los más acusados han correspondido a Ence (-4,93%), CIE Automotive (-2%) y Siemens Gamesa (-1,89%).

En la agenda macro, aparte del ISM manufacturero americano, cabe mencionar el dato de inflación de la zona euro, que mete más presión al BCE al situarse en el 0,9% (una décima por debajo de lo previsto). Los PMI manufactureros tanto en Europa como en EE.UU. han quedado en línea con lo previsto, superando incluso las previsiones: el europeo se sitúa en los 45,7 puntos y el americano en los 51,1 puntos.

A pesar de las caídas en bolsa, el mercado de renta fija europeo no ha actuado en esta ocasión como refugio. Las rentabilidades del bono a diez años español y alemán no han variado demasiado, situándose en el 0,15% y -0,56% respectivamente. Sí se han producido compras en la deuda americana, donde la rentabilidad del bono a diez años ha descendido hasta el 1,62%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios