www.economiadehoy.es
Los préstamos personales como solución a la crisis del coronavirus
Ampliar

Los préstamos personales como solución a la crisis del coronavirus

jueves 11 de junio de 2020, 18:56h
Como consecuencia de la crisis generada por la COVID-19, son muchos los ciudadanos españoles que piensan recurrir a los préstamos personales como una tabla de salvación en la que apoyarse a la hora de correr con ciertos gastos. id:59583
Y es que sólo con la concesión de éstos, la situación parece mejorar ante la previsión de poder hacer frente a dichos gastos, partiendo de una base económica más estable.

Por si eres de aquellos que aún no saben cómo pedir un préstamo personal, en el presente artículo se aborda este tema, con tal de despejar así cualquier duda al respecto.

¿En qué consiste un préstamo?

Por préstamo se entiende aquella operación económica en la que una entidad financiera o bancaria (prestamista) cede al cliente (prestatario), un capital económico concreto, que el prestatario deberá devolver en el plazo estipulado en el contrato, cumpliendo con las condiciones establecidas. La devolución del capital debe efectuarse en el plazo asignado, normalmente en cuotas (diarias, mensuales o anuales) junto con los correspondientes intereses.

- ¿Qué diferencia hay entre solicitar un préstamo y solicitar un crédito?

Lo que diferencia a un préstamo de un crédito son los intereses. En el caso de solicitar un préstamo, a la hora de realizar la devolución del capital solicitado, el prestatario debe abonar los intereses correspondientes, que se pagan por la totalidad del dinero prestado. Mientras que en el caso de los préstamos, únicamente se pagan los intereses correspondientes al dinero utilizado de ese total prestado por la entidad bancaria.

Tipos de préstamos existentes

Las entidades bancarias ofertan una gran variedad de diferentes préstamos online en función de las distintas necesidades a cubrir.

  • Préstamos personales

Se basan en importes reducidos, destinados a la compra de servicios y bienes de consumo (adquisición de bienes de disfrute o beneficio propio). Este tipo de préstamos puede ser solicitado en caso de querer comprar un coche, amueblar la casa, financiar estudios en el extranjero, etc.

  • Préstamos a consumo

Utilizados para la financiación de servicios duraderos. Al igual que los personales, ofrecen cantidades bajas que deben ser devueltas en plazos cortos de tiempo. Pueden ser de dos tipos: a plazos, con lo que el cliente efectúa la devolución del capital en cuotas. O a través de una tarjeta de crédito (revolving).

  • Préstamos de estudios

En España no son tan conocidos, pese a que podrían resultar útiles, ya que son aquellas cantidades destinadas a financiar cursos de formación, becas, tasas universitarias…

  • Préstamos hipotecarios

Ofrecen como garantía, en caso de insolvencia, el bien inmueble dispuesto por el prestatario, lo que fundamenta la base de toda hipoteca. Por tanto, en este préstamo se establece que el prestatario es quien tiene la propiedad de la vivienda, aunque es el prestamista quien la posee mientras no se pague por completo la hipoteca, momento en el que el inmueble pasaría a pertenecer al prestatario.

Requisitos para solicitar préstamos personales

Muchas personas se preguntan cómo pedir un préstamo fácil y rápido, Para empezar, uno debe cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Ser mayor de edad y residente en España.
  • Contar con un documento de identidad en vigor (DNI, pasaporte, licencia de conducir…)
  • Contar con un nivel de ingresos estable.
  • Disponer de un buen historial crediticio.
  • No figurar en listas de morosos.
  • Indicar la cantidad que se solicita y aportar documentos que prueben la solvencia por parte del prestatario.

¿Por qué la tendencia a solicitar préstamos personales ha aumentado en España?

Los préstamos personales disponen de muchas ventajas frente a otra clases de préstamos en los que las condiciones de solicitud están mucho más endurecidas, lo que dificulta su concesión.

Algunas de estas ventajas que justifican el alza de préstamos personales en España son las siguientes:

  • Al no haber una garantía como tal, sino que la empresa (en caso de insolvencia) recurrirá a los bienes de los que disponga en el presente y futuro el prestatario, el proceso de gestión se agiliza, por lo que la concesión de este préstamo es más rápida y sencilla.
  • Como consecuencia del coronavirus, muchos estudios se realizan de forma online, pero suponiendo un gasto igual o similar al que tenían en un principio. Solicitar un préstamo personal supone la ventaja de poder utilizarlo para los estudios, ya se trate de un máster, de material escolar o de un curso de inglés.
  • Con la reincorporación al trabajo de muchos ciudadanos españoles y la preocupación por el uso del transporte público, muchos recurren al coche como medio principal de locomoción. Un préstamo personal contribuye a poder efectuar el pago de nuestro nuevo coche o el de la gasolina.
  • Ahora mismo, el COVID-19 impide que muchas personas puedan disponer de una economía estable, estando dispuestas a solicitar un préstamo basándose en un bien en particular. Con los préstamos personales la garantía no se basa en un bien concreto.

Finalmente, el pago se puede abonar en cómodas cuotas, lo que permite que el préstamo se adapte una vez más a la situación económica y laboral de cada persona durante esta crisis actual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios