www.economiadehoy.es

Los Técnicos de Hacienda confían en el aumento de sus competencias para reducir la economía sumergida hasta el 10% en 2050

Los Técnicos de Hacienda confían en el aumento de sus competencias para reducir la economía sumergida hasta el 10% en 2050
Ampliar
viernes 21 de mayo de 2021, 09:36h
GESTHA participará en el Diálogo Nacional para definir la hoja de ruta marcada para España durante las próximas décadas. id:71944
Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) confían en el aumento de sus competencias para reducir la economía sumergida hasta el 10% en 2050: objetivo que recoge la estrategia elaborada por La Moncloa y un grupo de expertos independientes que ha sido presentada ayer y que ahora se mejorará mediante un Diálogo Nacional en el que participarán junto con algunas de las principales empresas, sindicatos, patronales, universidades, think tanks, fundaciones, ONGs y asociaciones de nuestro país para definir la hoja de ruta marcada para España de cara a las próximas décadas.

GESTHA comparte el reto de rebajar el peso de la economía sumergida hasta situarlo, al menos, en niveles similares al de los países más desarrollados de la UE-8. Para ello, recomienda su evaluación sectorial y territorial, la creación de un cuerpo superior técnico de Hacienda, el aumento de plantillas en el Ministerio y de la colaboración entre administraciones tributarias y su transparencia, y el incremento de la prescripción tributaria, al menos, a cinco años; medidas todas ellas para converger con la media europea, tal y como se debatirá el próximo martes en la Ponencia para aprobar la futura Ley de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

De igual modo, aboga por la adaptación de los sistemas de acceso a la función pública y la mejora de la capacitación y competencias del funcionariado con planes de recualificación permanente.

Baja capacidad recaudatoria

Además del elevado peso de la economía sumergida, los técnicos indican las características del aparato productivo como causa de la baja capacidad recaudatoria de nuestro sistema fiscal. Y, en este sentido, lamentan la paradoja de que las personas más pobres paguen proporcionalmente más impuestos (en relación a sus ingresos) que la clase media, fundamentalmente por las cotizaciones sociales y los impuestos indirectos.

En esta línea, señalan que igualar la capacidad recaudatoria de nuestro sistema fiscal al de la media de la UE-27 permitiría poner en marcha políticas sociales que reduzcan significativamente la desigualdad y la pobreza en nuestro país.

43% de presión fiscal

Para ello, la estrategia contempla el objetivo de que la presión fiscal aumente progresivamente hasta el 43% en 2050 con el objetivo de financiar el aumento del gasto público en protección social hasta converger con la media de la UE-8.

Por otra parte, GESTHA considera que la mejora de la gobernanza y de la capacidad recaudatoria y redistributiva de nuestro sistema fiscal se trata de una herramienta de equidad fundamental cuyo potencial aún no se aprovecha lo suficiente en nuestro país.

En paralelo, los técnicos comparten algunas medidas específicas incluidas en la estrategia para reducir el fraude fiscal y fortalecer la concienciación social, como el refuerzo de los recursos dedicados a la investigación tributaria, la mejora de la coordinación entre la AEAT y las Haciendas autonómicas, el impulso del uso de las nuevas tecnologías, la Inteligencia Artificial y el tratamiento de datos masivos o la puesta en marcha de campañas de comunicación y de concienciación fiscal de los ciudadanos.

Cuadro de indicadores cuantificables y una lista de objetivos concretos

Fuente: Estrategia 2050

GESTHA coincide en la necesidad de acometer una reforma integral del impuesto sobre la renta, patrimonio y sucesiones y donaciones. Así como en la de ampliar las bases de los tributos, ya que en su opinión ésta es la principal causa de la baja capacidad recaudatoria del sistema fiscal. En este contexto, también respalda el objetivo de racionalizar la fiscalidad corporativa y su armonización internacional.

Asimismo, los técnicos creen que debe replantearse el papel de las haciendas autonómicas para evitar estrategias de competencia fiscal indeseables, las cuales minan el alcance recaudatorio y progresivo de estos impuestos y el principio de igualdad en nuestro país.

Elevar el gravamen de bebidas alcohólicas, tabaco y combustibles derivados del petróleo hasta converger con los principales países de la UE, con incentivos fiscales para la transición ecológica, sería otro de los retos compartidos.

Finalmente, los técnicos remarcan que una línea de acción prioritaria es el fortalecimiento continuo de los instrumentos en la lucha contra la economía sumergida, la elusión y la evasión fiscal, y la creciente utilización de paraísos fiscales. Y arguyen no sólo motivos de suficiencia recaudatoria, sino razones de equidad, eficiencia y competitividad, y de moralidad pública.

Adicionalmente, de aquí a 2050, GESTHA anima a establecer un plan de actuación a medio y largo plazo en material fiscal a partir de las recomendaciones del comité de personas expertas para la reforma del sistema tributario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios