www.economiadehoy.es
Los tipos de interés son al precio del oro lo que la gravedad a la manzana
Ampliar

Los tipos de interés son al precio del oro lo que la gravedad a la manzana

sábado 13 de marzo de 2021, 13:45h
El precio del oro alcanzó un máximo histórico de 2.047,55 USD/oz el 5 de agosto de 2020. Desde entonces, ha caído aproximadamente un 20% a principios de marzo de 2021. Este descenso puede haber cogido desprevenidos a bastantes inversores en metales preciosos. id:69389

En retrospectiva, es bastante obvio lo que causó la caída del precio del oro: los tipos de interés. Como se muestra en el siguiente gráfico 1, los rendimientos del mercado de capitales estadounidense comenzaron a subir alrededor de agosto de 2020, acompañados por una caída del precio del oro.

En general, el aumento de los tipos de interés incrementa el coste de mantener el oro, ya que el inversor renuncia a los ingresos que podría obtener invirtiendo, por ejemplo, en bonos del Estado a corto y largo plazo. Dicho esto, es de esperar que el aumento de los tipos de interés provoque un descenso de la demanda de oro y, en igualdad de condiciones, una bajada del precio del oro. Los inversores institucionales, en particular, suelen ser bastante reticentes a las variaciones de los tipos de interés.

Esta explicación parece confirmarse bastante bien en la última solicitud de fondos cotizados de oro (ETF). A mediados de octubre de 2020, los ETFs de oro a nivel mundial alcanzaron un inventario récord de algo más de 3.900 toneladas. Sin embargo, a finales de febrero de 2021, dicho inventario había descendido a unas 3.680 toneladas. Por supuesto, es posible que haya otros factores en juego. Sin embargo, tal y como están las cosas, cabe esperar que el entorno de los tipos de interés desempeñe un papel muy importante para el precio del oro en este momento.

La pregunta clave es: ¿Hasta dónde llegarán los tipos de interés? La respuesta a esta pregunta, por supuesto, depende de la Reserva Federal (Fed). Las preocupaciones más urgentes de la Fed son mantener la economía en marcha y evitar que la pirámide de la deuda se derrumbe. En este contexto, la consideración de tipos de interés más altos no parece estar en la lista de deseos de la Fed. Al mismo tiempo, mantener la confianza del mundo en el billete verde puede requerir unos tipos algo más altos en algún momento.

Sin embargo, el entorno de los tipos de interés no tiene por qué seguir suponiendo un reto para el precio del oro. De hecho, consideraríamos que el precio actual del oro es relativamente barato, si se compara, por ejemplo, con la expansión de la masa monetaria (véase el gráfico 2). Por supuesto, no se puede descartar que el precio del oro pueda experimentar nuevos retrocesos a corto plazo. Sin embargo, para los inversores a largo plazo, creemos que el precio actual del oro ofrece un atractivo perfil de riesgo-rentabilidad.

Mientras las economías parecen recuperarse de los encierros dictados por la política y los mercados bursátiles suben con fuerza, los inversores no deben perder de vista que la recuperación en curso está alimentada por un estímulo monetario sin precedentes y una grave manipulación del mercado de crédito. Sería una sorpresa que las políticas actualmente aplicadas no crearan nuevos problemas, como la estimulación del consumo excesivo y la mala inversión, que causarán grandes problemas más adelante.

Como la historia ha demostrado de forma convincente, el oro actúa como un seguro de cartera. No puede ser degradado por los bancos centrales que manejan las prensas de impresión y no está sujeto a la depreciación como los depósitos bancarios. ¿Cuándo es el mejor momento para comprar un seguro? La respuesta es en los tiempos de bonanza, cuando la gente cree que los bancos centrales van a evitar con éxito cualquier crisis que pueda surgir. Esos tiempos ya están aquí, o al menos nos acercamos cada vez más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios