www.economiadehoy.es

Pros y contras de los traductores electrónicos/digitales

Pros y contras de los traductores electrónicos/digitales
Ampliar
lunes 29 de octubre de 2018, 12:16h
Todos alguna vez hemos hecho uso de un traductor, sobre todo de aquellos que encontramos en línea en cientos de páginas web. Esta es una afirmación que se cumple tanto para idiomas básicos y universales (como el inglés) como para traducciones más complejas de lenguajes que jamás en la vida habíamos visto.

Y aunque seas bilingüe, por ejemplo, puede que en ciertos momentos tengas pequeñas confusiones en el idioma que no es tu lengua materna, haciéndote dudar y necesitando ayuda.

Pero ¿qué pasa al viajar? No siempre tendrás la oportunidad de recurrir de manera inmediata a uno de estos traductores y puede ser difícil aprender idiomas locales para comunicarse con precisión con las personas. Más que todo si tomamos en cuenta que todos normalmente pensamos solo visitar dicho lugar y volver a nuestros hogares.

Si te diriges a un país extranjero, es posible que necesites un poco de ayuda para entender el lenguaje. Y si piensas quedarte a trabajar y necesitas traducir tu curriculum, puedes consultar en Protranslate.net – precio de traducción de CV.

Pero, la tecnología de vanguardia actual hace que cada día sea más fácil comunicarnos. Ahora puedes contar con los traductores de idiomas electrónicos/digitales, dispositivos pensados exclusivamente para esta tarea. ¿Quién sabe? Este podría ser tu mejor compañero de viajes. Pero antes, conoce algunas de sus ventajas y desventajas.

Pros

Prácticos y convenientes: los dispositivos de traducción electrónica suelen ser de bolsillo y, por lo tanto, mucho más fáciles de transportar que un diccionario impreso. Esto es particularmente útil si planeas visitar diferentes países y necesitarás hablar en más de un idioma extranjero.

Algunos permiten descargar idiomas adicionales a pedido o agregar una tarjeta de memoria para que lleves contigo el soporte de múltiples idiomas. Asimismo, la traducción automatizada también es mucho más rápida que usar un libro y pasar de una página a otra para encontrar la frase correcta que quieres decir.

Escuchan, traducen y hablan: la mayoría de los modelos actuales pueden hablar en voz alta. La primera ventaja de esto es que, para el oyente, puede ser más fácil entender lo que necesitas; dejando a un lado tus torpes intentos de pronunciación. En segundo lugar, será más conveniente y rápido que pedirle a otra persona que lea el texto, especialmente cuando se trata de frases más largas.

Contras

Capacidad lingüística limitada: según el modelo, el traductor digital/electrónico solo podrá traducir palabras sueltas o frases cortas. Esto puede hacer que te resulte difícil encontrar la manera gramaticalmente correcta de pronunciar una oración, que en la mayor parte de los casos varía de un idioma a otro.

Traducciones fuera de contexto: no podemos negar que la traducción automática tiene algunas limitaciones a pesar del avance de la tecnología. Por ello, existe la posibilidad de que tengas que batallar con palabras que pueden tener diferentes significados según el contexto. De hecho, otra desventaja es que también puede ser difícil traducir metáforas, particularmente las culturales.

Los puntos anteriores son específicamente sobre dispositivos digitales dedicados a la traducción, pero es importante que sepas que también hay herramientas integradas, como aplicaciones para teléfonos inteligentes y servicios en línea que pueden acceder a un diccionario actualizado constantemente. Aun así, todas tienen un principio general, ofrecen velocidad y comodidad, pero carecen de la precisión o las habilidades de un intérprete.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.