www.economiadehoy.es
El seguro de impago de alquiler evita comeduras de cabeza con el inquilino
Ampliar

El seguro de impago de alquiler evita comeduras de cabeza con el inquilino

miércoles 29 de mayo de 2019, 22:37h
Se trata de la mejor arma para exigir y proteger los derechos como propietario ante cualquier amenaza o problema que pueda ocasionar el arrendatario. id:45908

¿Qué ventajas nos ofrece?

En España existe un constante crecimiento del mercado del alquiler, pero también del número de desahucios debido a que en ocasiones no pueden costear la cantidad firmada. Esto pone contra las cuerdas al casero, que muchas veces tiene la mala suerte de enfrentarse a situaciones de impagos y/o actos vandálicos. Es por ello que cada vez está más en auge la contratación de aseguradoras. Si está pensando en alquilar su piso, estudie la importancia de contratar un seguro impago alquiler, ya que es la mejor forma de cerciorarse de que el inquilino va a cumplir con todas sus obligaciones, como por ejemplo el desembolso de las mensualidades.

Hay muchos imprevistos que pueden desestabilizar a un propietario. Este no tiene por qué saber la respuesta a cuestiones sobre quién se debe hacer cargo de determinadas reparaciones o cómo se han de afrontar situaciones extremas, como un desahucio. Un seguro de impago de alquiler es una manera de vivir en tranquilidad y dejar que los profesionales trabajen por alcanzar nuestros derechos.

¿Qué coberturas debemos tener en cuenta?

Una vez interprete que contratar un seguro de impago de alquiler es su mejor opción como propietario surgen las dudas de nuevo y es que, ¿qué características debe tener un seguro de este tipo? Es mucha la competencia que existe hoy en día en el mercado, pero existen varias coberturas fundamentales:

  • Que atienda el impago de rentas: Quizás se trata de una de las coberturas más importantes a la hora de contratar un seguro de este tipo, ya que es el mayor quebradero de cabeza para los propietarios. Con ella, la aseguradora se haría cargo del coste del impago por parte del inquilino para la tranquilidad del arrendatario (siempre y cuando se hayan iniciado acciones judiciales de desahucio).
  • Por otro lado, el seguro debe cubrir la defensa y reclamación del contrato de arrendamiento: Se trata de la seguridad absoluta de que se va a cumplir satisfactoriamente con el convenio firmado por ambas partes. Ante cualquier problema, los abogados del seguro defenderán su posición como propietario, ya regulada. Por ejemplo, si el inquilino ha dejado grandes desperfectos en las puertas antes de irse y, debido a que usted no le devuelve la fianza al completo, este le denuncia, el seguro se haría cargo.
  • La defensa y protección de sus derechos como propietario frente a otros seguros si estos no responden como usted cree que deberían.
  • La protección en materia de Defensa Penal: Ante responsabilidades penales es importante que el seguro asegure la posibilidad de un abogado para que le represente y proteja.
  • El seguro ha de garantizar su reclamación de daños ocasionados al inmueble ante posibles lesiones sobre el mismo por parte del inquilino.
  • En cuanto a la defensa como consumidor, una buena aseguradora le daría la posibilidad de acceder a un abogado para cuestiones que le perjudican como cliente en contratos de compras, alquiler, seguros y suministros.
  • El seguro debería estar preparado para la reclamación de daños sobre bienes del inmueble si los inquilinos le generan daños mediante su uso.
  • Defensa jurídica frente la Administración Pública para el amparo ante sanciones y/o lucha por sus derechos.
  • La compañía también debería estar preparada para la defensa de sus derechos respecto a reclamaciones en contratos de servicios de reparación o mantenimiento de las instalaciones. Si se sufre este tipo de incumplimiento de contrato, el propietario tiene derecho a reclamar y si el problema persistiese, el seguro le tiene que facilitar la opción de que su abogado intervenga por usted.
  • Reclamación del propietario por infracciones de normas legales frente a problemas cotidianos que el inquilino pueda tener con vecinos, otros propietarios o terceros. Es decir, el abogado que facilita el seguro debería interferir si, por ejemplo, un vecino hace demasiado ruido a altas horas de la noche.
  • Por su parte, el seguro también tiene que estar capacitado para ayudarle en materia de defensa y reclamación del propietario sobre servidumbres en distancias no superiores a los 100 metros, el amparo frente a la comunidad de propietarios mientras todos los pagos estén en orden y la protección de su responsabilidad penal como miembro de la junta de la comunidad de propietarios.
  • Actos vandálicos al continente: En caso de que exista un episodio vandálico, es importante que la entidad asuma la situación, mandando un perito antes para que este verifique la gravedad. Si por ejemplo existen desperfectos en objetos que usted tenía registrados dentro de su inventario en el contrato de alquiler, el seguro tiene que ser capaz de asumir el problema que le haya causado el inquilino.
  • Asistencia jurídica telefónica: Es fundamental que la comunicación con la aseguradora sea rápida y eficaz y que le ofrezca la libertad de poder llamar tantas veces como quiera y realizar las consultas que desee. Pero, además, es importante que esta cuente con profesionales especializados, para que siempre le puedan atender en el ámbito que necesite y que lo hagan con la mayor eficacia.
  • Por otro lado, si el propietario quisiera cambiar la cerradura, es importante que el seguro se haga cargo de los gastos de cerrajero y cerradura, para lanzamiento judicial por desahucio.
  • Pérdida de alquileres por incendio: En el supuesto de inhabitabilidad, sería conveniente que el seguro pudiera facilitarle el pago de la renta mensual hasta que la casa vuelva a ser habitable.
  • Actos vandálicos al contenido: Tras enviar un perito para verificar el alcance del acto, con esta cobertura el seguro se haría cargo de los deterioros y/o robos.

La contratación del seguro

Es importante barajar las diferentes opciones que nos proporciona el mercado actual, ya que dependiendo de nuestras características personales unas nos serán más beneficiosas que otras.

Una vez tenemos clara la aseguradora a la que nos queremos unir, llega el momento de contratar su servicio, para lo que cada una tiene un procedimiento diferente. Algunos seguros necesitan realizar antes un estudio previo de los inquilinos, tras lo que comienzan el proceso de documentación y firma contratos hasta la emisión final de la póliza.

Finalizado el proceso, podrá vivir tranquilamente mientras su seguro de impago de alquiler junto a todos los profesionales que hay detrás se encargan de defender sus derechos de propietario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.