www.economiadehoy.es
Jon Andersson, Director de Productos Básicos, Vontobel Asset Management
Ampliar
Jon Andersson, Director de Productos Básicos, Vontobel Asset Management

El petróleo crudo está en alza

OPINIÓN: Por Jon Andersson, Director de Productos Básicos, Vontobel Asset Management

sábado 29 de junio de 2019, 11:54h
La OPEP no tiene otra opción que extender el recorte de la producción de crudo en su próxima reunión del 1 (OPEP) y el 2 de julio (OPEC+). id:47145
Se trata de una medida necesaria para conseguir una subida en el precio del petróleo que consiga paliar las bajadas que ha experimentado debido a la presión y a los nervios originados ante el temor de que se produzca una recesión a nivel mundial y a la incertidumbre que despierta la guerra comercial.

Sin embargo, las expectativas de que los recortes se van a profundizar están fuera de lugar. Sólo si se cree que la demanda de petróleo se debilitará de forma extrema, por ejemplo, por una guerra comercial total entre EE.UU. y China, la OPEP se vería en la obligación de aumentar estos recortes. Lo más probable es que la organización se centre en el cumplimiento de las cuotas de producción. Esto significa que se ejercerá más presión sobre Iraq y sobre algunos otros países que presentan desajustes en el cumplimiento cuotas para que las respeten plenamente en el segundo semestre del año.

A más largo plazo, ahora que ha surgido en el horizonte una reunión amistosa de Trump-Xi, los temores de un empeoramiento de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China podrían disiparse y dar un impulso al precio del petróleo, que podría alcanzar los máximos anteriores de 75 USD por barril en un período de tiempo relativamente corto. En el segundo semestre de 2019, el precio del petróleo podría subir aún más como resultado de tres indicadores principales:

- Resolución de la disputa comercial entre EE.UU. y China.

- La reglamentación de la Organización Marítima Internacional (OMI) que obliga a las compañías navieras a utilizar combustible de mayor calidad.

- Posibles interrupciones del suministro en Oriente Medio debido al empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos e Irán.

Dicho esto, es poco probable que Arabia Saudí permita que el precio del petróleo se acerque a la marca de los 100 dólares y que aumente la producción para poner fin a nuevas subidas de precios.

Irán

Si bien es probable que la OPEP+ apoye los precios del petróleo, Irán podría hacer que se dispare. Mucho depende de cómo EEUU e Irán resuelvan su disputa. Donald Trump tiene dos opciones principales para responder a los presuntos ataques de petroleros y aviones teledirigidos iraníes en el área del Estrecho de Ormuz: un ataque militar, o más sanciones económicas. Sin embargo, ambas opciones son problemáticas para Trump, pero alcistas para el precio del petróleo.

También podría optar por una respuesta militar. Sin embargo, esto significaría romper su promesa electoral de "America First". Además, es poco probable que una escalada militar lleve a Irán a la mesa de negociaciones.

El mal menor de las dos opciones y la alternativa más probable es la imposición de sanciones económicas adicionales a Irán. Sin embargo, la eficacia de esta medida es cuestionable, ya que la presión económica sobre Irán a través de las sanciones de los Estados Unidos casi ha llegado a máximos. Sin embargo, en comparación con un conflicto militar abierto, esta estrategia da al menos una oportunidad para que Irán reanude las negociaciones, aunque sea pequeña. Como resultado, el escenario más probable es que veamos más eventos perturbadores alrededor del Estrecho de Ormuz, lo que eventualmente forzará una respuesta militar de los Estados Unidos. Entre todos estos callejones sin salida, el mejor resultado que Irán puede esperar es que las interrupciones de los flujos de petróleo se vuelvan demasiado costosas para el mundo, ya sea forzando a EEUU a retroceder o, alternativamente (y más probablemente), empujando a China, Europa y otros países a eludir las sanciones de EEUU mediante el aumento de sus importaciones de petróleo iraní. En este contexto, hay que tener en cuenta algunas fechas clave, que influirán en gran medida en el próximo paso de Irán:

- 28 y 29 de junio, cumbre del G20: Irán ha acumulado una cantidad significativa reservasde petróleo en China que podría venderse si China opta por eludir las sanciones de EE.UU. (y con ello el sistema de pago Eurodólar/SWIFT). La probabilidad de que esto ocurra depende del resultado de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Una escalada de la guerra comercial aumentaría sin duda la probabilidad de que los chinos eludieran el sistema de pagos Eurodólar/SWIFT mediante el establecimiento de un mecanismo de transacción alternativo. Sin embargo, nuestras expectativas son que en la cumbre del G20 se produzca un encuentro amistoso entre Trump-Xi que haga improbable una escalada de la guerra comercial, por ahora.

- 7 de julio, fecha límite para Irán: Irán fijó un plazo para que la UE responda a la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán. En caso de que la UE guarde silencio, Irán podría sentirse tentado a perturbar aún más el transporte marítimo de petróleo a través del Estrecho de Ormuz. Incluso con una fórmula para eludir el sistema de pago Eurodólar/SWIFT, es poco probable que la UE pueda proporcionar suficiente apoyo económico a Irán. Si los ataques en el Estrecho de Ormuz continuaran en julio, se estaría enviando una clara señal a los cargadores petroleros de que no se puede garantizar la seguridad al cruzar el Estrecho de Ormuz mientras las exportaciones iraníes estén limitadas.

Esta es la opinión del autor y no refleja necesariamente la opinión de Vontobel Asset Management.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.