www.economiadehoy.es
La liquidez en una empresa empieza por ahorrar
Ampliar

La liquidez en una empresa empieza por ahorrar

domingo 09 de febrero de 2020, 10:46h
La suma de todos gastos que creemos pequeños puede ser enorme cuando veamos el balance de situación a fin de año. id:55055
Sobre todo las empresas de nueva creación se encuentran con la dificultad de obtener financiación para arrancar y poder, de esa forma, mantener la suficiente liquidez para que el funcionamiento diario esté garantizado.

La teoría dice que antes de lanzarnos a una aventura empresarial debemos tenerla suficientemente validada, al menos con la preparación de un completo plan de negocio y un buen estudio de mercado. Y la teoría está muy bien, es correcta pero, a veces, no hay tiempo para aplicarla. No voy a defender aquí la precipitación a la hora de emprender, pero hay veces que las cosas no se pueden hacer como aparecen en los libros.

Imaginemos el caso de alguien que acaba de perder su empleo, al que la empresa, que se ha declarado en concurso de acreedores, no le paga -ni le pagará- la indemnización por despido y que, como era habitual hasta ese momento, quiere seguir comiendo. Se apunta al paro y empieza a cobrar. Pasados entre 15 y 18 meses el FOGASA le pagará aproximadamente solo un 30% de la cantidad adeudada por la empresa. Demasiadas personas han sido lanzadas al mundo empresarial porque las expulsaron del laboral y no les que quedaba más remedio que emprender.

El recién despedido si es mínimamente previsor, capitalizará el paro, se convertirá en autónomo y vivirá de su propio negocio, antes de que se le acabe el paro. Pero solo si sabe controlar los gastos desde el principio y eso es algo que no se suele tener en cuenta. Siempre, hasta en las empresas del IBEX o en la Administración Pública -en este último caso más- hay gastos que son perfectamente suprimibles.

Aquí parto de la base de que ese autónomo imaginario es una persona totalmente razonable, responsable y profundamente preocupada por su futuro y por el de las personas que dependen de él. Pero a gestionar un negocio, por pequeño que sea y por muy bueno que sea el producto o servicio que ofrezcamos, no se aprende en un día.

La liquidez de una empresa empieza por gastar lo menos posible. Puede ser que hoy, en el momento de lanzar la empresa, no tengamos un problema de recursos económicos, pero siempre hay que pensar que éstos se pueden acabar. ¿Realmente es necesario invitar a un cliente a comer? ¿O podemos intentar lo mismo, vender obviamente, tomando un café?

Y es que tema del marketing suele ser el gran desconocido de los emprendedores. Cualquier empresa necesita ser conocida, hasta la más nueva, desde antes de aparecer en el mercado. Pero si no sabemos tan siquiera cuánto tiempo vamos a permanecer en la oficina que hemos alquilado va a ser la definitiva, no tiene ningún sentido encargar 20.000 cartas -si es que tenemos 20.000 contactos-, con sus correspondientes sobres con ventanita, para empezar a intentar captar clientes.

El potencial del mailing en el marketing digital sigue siendo desconocido para muchos que también se pierden los consiguientes ahorros que podrían lograr. El mailing no es difícil de gestionar, sabremos en todo momento quién ha visto nuestro correo o nuestra newsletter y quién no, y podremos ir afinando nuestras campañas hasta lograr los resultados deseados.

Recuerde, gaste lo menos posible sin restar eficacia al negocio, que para poner moqueta en el despacho ya habrá tiempo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios