www.economiadehoy.es

Dos mujeres lideran proyectos pioneros contra la desnutrición en Acción contra el Hambre

Dos mujeres lideran proyectos pioneros contra la desnutrición en Acción contra el Hambre
Ampliar
miércoles 12 de febrero de 2020, 08:41h
Con ICCM-Project, un proyecto que persigue la integración del tratamiento y diagnóstico de la desnutrición en la comunidad, se ha conseguido que el 95% de los niños y niñas participantes en el estudio en Malí y Pakistán alcancen la completa recuperación. id:55181
La brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas persiste desde hace años en todo el mundo. En España la precariedad del sector de la investigación, que afecta tanto a mujeres como a hombres, y el famoso techo de cristal son los principales retos a los que se enfrenta la mujer en el sector científico y tecnológico. Con unas universidades en las que más de la mitad de sus estudiantes de doctorado son mujeres, apenas un 20 por ciento consigue trabajar como rectora, catedrática o directora de un centro de investigación.

Las profesiones científicas y tecnológicas se mueven en entornos altamente competitivos y, en nuestro país, encuentran también problemas de estabilidad laboral para lograr contratos largos o estables en el ámbito universitario y en los centros de investigación. Esta es la situación que denuncian algunas de nuestras científicas que se lamentan de la necesidad de “acumular muchos años de contratos cortos y de trotamundos para lograr méritos y conseguir una plaza estable.

Así lo señala Laura Medialdea, Coordinadora y responsable del proyecto SAM PHOTO en Acción contra el Hambre en el que mediante el desarrollo de una APP y la implementación de la técnica de morfología geométrica se consigue diagnosticar de una manera fácil y fiable la desnutrición en cualquier lugar. Y este es siempre el punto de partida para aplicar los tratamientos necesarios para salvar vidas.

Por su parte, Noemí López, técnica de investigación del programa ICCM-PROJECT por el que se integra el tratamiento de la desnutrición en la cartera de los ya existente agentes de salud comunitarios (casi en la totalidad de los casos mujeres), destaca que la investigación puede cambiar políticas públicas así como ayudar a detectar, tratar y prevenir más casos de malnutrición infantil en los países donde trabajamos”.

Despertar en las niñas la pasión por la ciencia

Ambas aluden también a la necesidad de romper desde la infancia con los roles tradicionales de género para fomentar desde edad temprana el interés por la investigación. En este sentido, recomiendan la puesta en marcha de talleres de ciencia en las escuelas así como la no segregación de juguetes por cuestión de género.

Y, sobre todo, destacan la importancia de dar mayor visibilidad a las mujeres científicas, con ejemplos positivos. Para Noemí, el mejor ejemplo es el de la descubridora de la doble hélice del ADN. “Tengo una debilidad especial por Rosalind Franklin, que consiguió fotografiar esta estructura por primera vez y compartió con sus compañeros el hallazgo. Ellos lo publicaron y recibieron el Premio Nobel de Medicina. Ella cayó en el olvido”.

Ciencia en femenino contra el hambre

La desnutrición aguda severa mata cada año a 3,1 millones de niños y niñas menores de cinco años y con el trabajo de estas mujeres en el programa ICCM-Project la probabilidad de que estos niños atendidos abandonen el tratamiento se reduce drásticamente.

La ciencia y la igualdad de género son imprescindibles para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y conseguir un mundo con Hambre Cero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.