www.economiadehoy.es
Carlos Peraíta, director general de ANEFHOP.
Ampliar
Carlos Peraíta, director general de ANEFHOP.

Entrevista a Carlos Peraíta, director general de ANEFHOP, la patronal del hormigón

En esta entrevista nos explica la situación del sector y el futuro de esta industria

martes 16 de junio de 2020, 11:00h
Carlos Peraíta, Director General de ANEFHOP, una asociación que representa los intereses de la inmensa mayoría de las empresas del sector del hormigón preparado en España desde hace 50 años. Peraita es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid, Coach, posee un Máster en Hacienda Pública y Programación económica por el Instituto de Estudios Fiscales y MBA desarrollado en cuatro universidades americanas: Tec de Monterrey, Stanford, Wharton y Carnegie Mellon. id:59736
  • ¿Cómo ha vivido el sector esta situación de alarma provocada por el coronavirus? Y sus repercusiones económicas?

Desde que se decretó el Estado de Alarma y hasta el 30 de marzo, el sector de la construcción pudo seguir trabajando parcialmente, tratando de mantener la actividad y, por supuesto, cumpliendo en todo momento con las disposiciones y recomendaciones de las autoridades competentes. Esto fue posible gracias al esfuerzo del conjunto de empresas, más de 280, que forman parte de esta patronal.

Aún así, los niveles de producción de hormigón preparado no llegaron al 50% de media y los ajustados márgenes de operación se han traducido en considerables pérdidas económicas en la gran mayoría de los casos. En cualquier caso, este esfuerzo ha merecido la pena en la medida en que conseguimos mantener el pulso de la economía y el empleo de nuestros trabajadores.

Del 30 de marzo al 13 de abril, con la obligada paralización de actividades consideradas no esenciales, nuestra industria ha sufrido un impacto aún mayor. Durante el periodo del permiso retribuido recuperable aprobado por el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, sólo se mantuvieron determinados suministros mínimos y esenciales para atender actuaciones específicas en hospitales, cementerios y accesos.Tras haber permanecido la práctica totalidad de las plantas de hormigón cerradas, las condiciones en las que nos enfrentamos a la reanudación de la actividad a partir del 13 de abril es de cierta incertidumbre con un arranque muy poco homogéneo geográficamente. El nivel de actividad en las plantas puede situarse un 30% por debajo de los que sería razonable para esta época del año.

  • ¿Cómo va a afectar la caída de la construcción al sector del hormigón?

Hay que decir, en primer lugar, que el sector del hormigón se mantenía en unos niveles muy bajos de producción desde la crisis financiera de 2008. Algunas empresas constructoras habían iniciado, recientemente, procedimientos concursales. Si sumamos esto a la situación que llevamos viviendo estos meses por la pandemia, las expectativas para nuestra industria son nefastas. Dado que, además, se van a paralizar los proyectos turísticos y, por ende, el suministro de nuestros materiales, podemos presagiar unas significativas caídas en la producción de hormigón, que podrían superar el 20% en el dato anual, retrocediendo el sector a una situación similar o inferior a la del año 2017, esto es, con un de las cifras más bajas de los últimos 25 años.

  • ¿Se contemplan ayudas estatales al sector del hormigón?

Hemos reclamado al Gobierno de España y al de las distintas Comunidades autónomas que se adopten con urgencia una serie de medidas encaminadas a la reactivación del sector, pues esto será imprescindible para la recuperación económica de este país. No olvidemos que la construcción tiene un peso en la generación del PIB de un 5,2% y el volumen de empleo que representa se sitúa en 1,3 millones de puestos de trabajo.

Las ayudas que se exigen desde ANEFHOP están destinadas al acceso y suministro de sistemas para la protección de la salud y la prevención de riesgos laborales, el acceso a la financiación a través de líneas de avales ICO, pues es imprescindible favorecer que las empresas puedan dotarse de la tesorería necesaria, el aplazamiento en el pago de impuestos en 12 meses y, sobre todo, el reinicio y el impulso de las inversiones en obra pública. Hay que ayudar a nuestra industria a que recupere la actividad con toda la energía posible para abandonar el estado de ralentización en el que se ha situado durante los últimos meses.

Esperamos, por otro lado, que lleguen los Fondos de Reconstrucción Europeos y que el montante de éstos destinado para la construcción permita dar liquidez a las empresas y, así, recuperar su actividad, lo que nos ayudará también a frenar el cierre de fábricas y el despido de trabajadores.

  • ¿Podemos ser optimistas en cuanto a la reactivación del sector?

No podemos ser optimistas, puesto que, aunque confiamos en que las obras que se iniciaron con anterioridad a la Covid19 se concluyan, no divisamos en el futuro próximo un escenario para la esperanza, que implique una iniciativa inversora suficiente para que se comiencen nuestros proyectos. De ahí que nuestra asociación esté urgiendo a la Administración pública a ser diligente y tomar las medidas que sean necesarias para relanzar un sector tan importante en España como es la construcción. Esperemos que estas exigencias se hagan realidad y podamos avanzar despejando la incertidumbre que hoy asola a muchos empresarios y que les impide hacer inversiones.

  • ¿Se puede mantener el distanciamiento social en el sector?

Sí, las plantas de hormigón están preparadas para mantener distanciamiento preventivo. Desde el sector se han realizado esfuerzos para garantizar la seguridad de los trabajadores en las plantas de producción y en las obras. Es necesario que las instituciones públicas ayuden a toda la construcción a tener garantizado el acceso y el suministro de equipos y sistemas para la protección de la salud y la prevención de riesgos laborales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios