www.economiadehoy.es

El COVID-19 propicia nuevos canales, como las criptomonedas, para ocultar delitos de blanqueo de capitales

El COVID-19 propicia nuevos canales, como las criptomonedas, para ocultar delitos de blanqueo de capitales
viernes 23 de octubre de 2020, 11:14h
Aunque las fuentes de las actividades ilícitas siguen siendo las mismas, están surgiendo nuevos canales para mover el dinero obtenido de manera ilegal, coincidiendo con el auge de las criptomonedas y otros negocios digitales. id:64361
La pandemia de COVID-19 está facilitando el surgimiento de nuevos canales de negociación para ocultar el dinero procedente de actividades ilícitas, blindando el blanqueo de capitales. Así lo considera Rosa Borjas, risk manager y profesora del Máster en Compliance de EALDE Business School, que destaca que, entre las nuevas modalidades para operar y mover fondos de manera ilegal, se encuentran las criptomonedas.

La experta señala que los delitos procedentes del blanqueo de capitales, cómo el narcotráfico, la trata de personas, o la financiación del terrorismo internacional, entre otros, no han cambiado, pero sí los canales utilizados para el movimiento de los fondos que se generan a raíz de estos delitos. “Son delitos que ya conocemos, pero el crimen organizado está innovando en la manera en la que mueve ese dinero”, según ha expuesto la experta en la Compliance and Risk Conference: COVID-19, un evento online organizado por la escuela de negocios española EALDE Business School.

En este sentido, Borjas ha recordado que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) insta a fortalecer los sistemas de prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo utilizando un enfoque basado en riesgos, a fin de abordar las vulnerabilidades que pueden emerger como consecuencia de la situación mundial actual.

Por su parte, Victoria Villenueva, consejera de Cuatrecasas, también ha destacado la importancia de que los planes de compliance cuenten con controles sobre la negociación colectiva en el ámbito laboral, ante los riesgos de desvío de fondos con fines ilícitos. De esta forma, en el contexto actual puede ocurrir que “fondos dedicados a paliar los efectos de la pandemia puedan desviarse a través de la negociación colectiva, y que responsables de algunas empresas o directivos de recursos humanos pretendan desviar esos fondos en connivencia con representantes de los trabajadores”, señala.

Nuevos riesgos de cumplimiento derivados del teletrabajo

La Compliance and Risl Conference: COVID-19, en cuyo streaming han participado más de 5.000 profesionales y directivos de habla hispana, también ha abordado los nuevos retos de cumplimiento derivados del teletrabajo.

Carlos Saíz, presidente de la asociación Cumplen, considera que las áreas de compliance deben preparar a las empresas para asumir la presión normativa derivada de las nuevas condiciones laborales. “Todo lo relativo a los controles horarios, al uso de cámaras, a la telepresencia, está cambiando. Por ello, la función de compliance tiene que buscar soluciones prácticas para que se cumplan estos nuevos requisitos empresariales y de derecho laboral, y proteger los derechos de los trabajadores”, indica.

Para ello, considera necesario que las propias áreas de cumplimiento “den un paso hacia adelante en la digitalización, con el fin de ser más eficientes en las actividades operativas del día a día”.

Durante el evento online se ha realizado un análisis de la relación entre las áreas de compliance y gestión de riesgos, dos disciplinas que actualmente están interconectadas. Como ha señalado Sergi Simón, coordinador del área de gestión de riesgos de EALDE Business School, “el cumplimiento normativo requiere de parte de gestión de riesgos, pero es mucho más que eso. Y, por otro lado, la gestión de riesgos ayuda en parte al cumplimiento, pero es mucho más que compliance”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios