www.economiadehoy.es

Overture democratiza la fecundación in vitro con NaturaLife, el primer laboratorio automatizado del mundo

Martin Varsavsky, biotecnología y medicina Overture.
Ampliar
Martin Varsavsky, biotecnología y medicina Overture.
viernes 13 de diciembre de 2019, 08:07h
El dispositivo compacto creado por la nueva empresa de Martin Varsavsky (fundador, entre otras, de Jazztel, Ya.com, FON o Prelude) permite estandarizar el proceso y reducir costes mediante el uso de tecnología robótica y machine learning. id:53185
La startup especializada en biotecnología y medicina Overture, co-fundada por el emprendedor Martin Varsavsky, ha anunciado su primer producto: NaturaLife, un laboratorio de fecundación in vitro automatizado y de tamaño compacto, que permitirá reducir costes y estandarizar el proceso mediante tecnología robótica, analítica de datos y machine learning.

NaturaLife es una máquina que permite la congelación de óvulos y la fecundación de embriones de forma totalmente automatizada. Ha sido creada por un equipo de más de 50 investigadores de Reino Unido y España durante más de dos años, en un proceso en el que la compañía Overture ha contado con una inversión de 25 millones de dólares aportados por Khosla Ventures, Rakuten, Allen & Company, Felicis Ventures, mit media lab, v1.vc, Marc Benioff, Sussan Wojcicki y Anne Wojcicki.

El objetivo de Overture no es otro que democratizar el acceso a los procesos de fecundación in vitro, actualmente muy costosos y solo accesibles para personas con un poder adquisitivo elevado. Uno de los motivos es que el proceso de fecundación de embriones sigue siendo manual y apenas ha evolucionado desde los años 80. Aunque actualmente parte del procedimiento está automatizado, el objetivo de Overture es automatizarlo por completo gracias a NaturaLife.

El procedimiento actual dura alrededor de 20 horas, debe ser llevado a cabo por un embriólogo, requiere de laboratorios de unos 90 metros cuadrados y obliga a utilizar un instrumental formado por unos 76 componentes diferentes. Por su parte, el proceso de fecundación in vitro con NaturaLife puede ser desarrollado por un técnico en tan solo 5 horas, en un espacio de poco más de 20 metros cuadrados y con un único componente: un biochip.

En Estados Unidos, el proceso manual de fecundación in vitro supone un coste de laboratorio estimado de 1,3 millones de dólares y el salario medio de un embriólogo es de aproximadamente 150.000 dólares al año. Con NaturaLife el coste del laboratorio se reduciría a 300.000 dólares y el salario medio de un técnico rondaría los 50.000 dólares, por lo que los costes son hasta cuatro veces menores. Por otro lado, el coste de los materiales utilizados en un proceso manual asciende a 510 dólares, mientras que el coste automatizado con NaturaLife baja a 115 dólares.

De esta forma, además de reducir la barrera de entrada de las personas a los tratamientos de fecundación in vitro, Overture prevé optimizar el procedimiento. La tecnología de NaturaLife permitirá la estandarización de los resultados, lo que en el futuro ayudará a los tratamientos de ingeniería genética, además de a eliminar los errores humanos y mejorar los resultados del proceso mediante la recolección y el análisis de datos incorporando técnicas de machine learning.

“Hay un grave problema de natalidad en las primeras potencias del planeta porque cada vez es más complicado tener hijos. Cuando somos jóvenes, nuestro cuerpo está preparado para ello, pero nuestra cabeza no, ya sea por falta de madurez, tiempo o poder adquisitivo. Sin embargo, a medida que nos hacemos mayores, cada vez es más complicado para nuestro cuerpo”, ha explicado Martin Varsavsky, CEO y co-fundador de Overture. “Es por este motivo que la fecundación in vitro cada vez es más necesaria. El problema es que se trata de una tecnología cara y que apenas ha evolucionado en tres décadas, a pesar de los increíbles avances que se han producido en robótica. NaturaLife va a cambiar eso”.

Natalidad y fecundación asistida en España

La dificultad para tener hijos y el retraso en la edad de maternidad afectan especialmente en España. Durante 2018 se registraron 369.302 nacimientos en nuestro país, según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supuso un descenso del 6,1% respecto al año anterior (23.879 nacimientos menos). Así, el número de nacimientos continúa con la tendencia a la baja de la última década, sólo interrumpida en 2014. Desde el año 2008 la cifra ha descendido un 29%. A su vez, el indicador coyuntural de fecundidad (o número medio de hijos por mujer) se situó en 1,25 en 2018, con un descenso de seis centésimas respecto al año anterior. Es el valor más bajo desde el año 2002.

Asimismo, la edad media en España para tener hijos continúa en ascenso y se elevó a 32,2 años en 2018, frente a los 32,1 del año anterior. De esta forma, en los últimos años se observa que la disminución del número de nacimientos se ve acompañada de un retraso en la edad de maternidad. Las mujeres entre 25 y 40 años concentran el 85% de los nacimientos y el número de nacimientos de madres de 40 o más años ha crecido un 63,1% en 10 años.

Según los últimos datos hechos públicos en 2019 por el Registro Nacional de Actividad de las Técnicas de Reproducción Asistida y la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), en 2017 el 9% de los nacimientos producidos en España fueron fruto de técnicas de reproducción asistida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios