www.economiadehoy.es

Plagas de termitas, un problema económico

Plagas de termitas, un problema económico
Ampliar
jueves 25 de marzo de 2021, 08:46h
De entre todas las plagas que una vivienda o local comercial puede sufrir, la de las termitas es la que más daños estructurales puede causar si la edificación se sostiene o contiene madera. Los daños económicos pueden llegar a ser cuantiosos, ya que obligarán a la reparación de pilares, puertas, ventanas, suelos, vigas… y demás elementos de la estructura. Además, el mobiliario podría quedar inservible, con lo que habría que adquirir nuevas mesas, sillas, estanterías… id:69831
Las termitas, cuando se convierten en plaga, siguen siendo inofensivas para las personas. El problema de este ataque biológico es puramente económico. Las estructuras de madera que sostienen los edificios, si no cuentan con la debida protección, sufrirán estas agresiones con toda probabilidad. Si no se permanece alerta pueden permanecer invisibles al ojo humano hasta que es demasiado tarde. Se han llevado a cabo estudios sobre las pérdidas globales que producen las termitas, estimándolas en más de 80 mil millones de dólares anuales. Solo en Estados Unidos el daño provocado por estos insectos es mayor que el conjunto de inundaciones o incendios producidos.

Si se sospecha de un posible ataque habrá que avisar con urgencia a los profesionales del sector. En este sentido, en cada ciudad existe una empresa antiplagas de referencia. En el caso de termitas Sevilla, se trata de Pineda Servicios Integrados, una empresa sevillana dedicada al control de plagas, desinfecciones y limpiezas industriales con más de 40 años de experiencia en el sector. Trabajan en toda España, y se han especializado en el tratamiento para termitas con una eficacia y precios sin competencia posible.

Cómo detectar una plaga de termitas

Pineda Servicios Integrados aconseja que antes de que una plaga de termitas termine provocando un serio menoscabo a la economía particular y daños graves al inmueble, se conozcan los signos que delatan su presencia.

Si se tienen muebles de madera o esta forma parte de la estructura de la vivienda, se corre un grave riesgo de sufrir una invasión de estos insectos y, si no se detecta a tiempo, que se transforme en una plaga. No hay que olvidar que son animales sociales, es decir, viven agrupadas en colonias, y esto ayuda a localizarlas.

Las termitas vienen del suelo, introduciéndose sin que sean detectadas en las estructuras de madera siguiendo caminos ocultos en los cimientos y en los muros. Se debe permanecer atento a las siguientes indicaciones y signos de la convivencia de sus colonias en estos entornos.

Ruidos

En completo silencio es muy posible que se escuche el incesante rasgar de la madera de las termitas en el interior de los forjados o muebles de este material. El sonido de la madera hueca al ser golpeada es otro signo claro de actuación de termitas.

Cambios en la superficie de la madera

Por otro lado, la observación directa de la madera también puede dar pistas de este tipo de invasión biológica. Visualmente se detectan decoloraciones e incluso abultamientos que siguen un recorrido, a modo de túnel con la capa superior de este completamente visible desde el exterior. Igualmente, justo debajo de estas señales, en el suelo, es muy posible que se encuentren restos de serrín. Este es un signo claro de invasión, por lo que, sin dudar, se deberá aplicar cuanto antes un tratamiento para termitas, que siempre deberá llevarse a cabo con el control de un experto, como los mencionados al principio de este texto, Pineda Servicios Integrados.

Decoloración de la pintura

La pintura también cambiará de color. Cuando este cambio no es homogéneo, sino que sigue espacios puntuales a lo largo de la estructura, es muy posible que no sea por desgaste de esta, sino por la actuación de termitas bajo esta superficie.

Observación de las termitas

No hay que confundir una termita con otro tipo de gusano. Estas tienen un aspecto de larva blanquecina, pero no lo es, pues las termitas que afectan a la madera lo hacen en edad adulta. Las obreras tienen 6 patas y se mueven en fila, como norma general, una detrás de otra siguiendo un supuesto camino prefijado. Si se aprecian de este modo, la plaga es un hecho, por lo que habrá que avisar a un profesional para que aplique un tratamiento para termitas en el menor tiempo posible.

Son más fáciles de detectar cuando en primavera emergen al exterior con sus alas recién formadas para colonizar nuevos territorios y crear termiteros lejos de la colonia madre. En este caso, hay que localizar el agujero por donde salen para aplicar los tratamientos anti termitas directamente en esos espacios. No obstante, en un principio, lo más aconsejable es aspirarlas, de este modo, se actuará rápidamente contra las que se encuentren dispuestas para el vuelo. Sin embargo, para acabar con ellas definitivamente, el técnico especialista es imprescindible.

Daños a la salud

Las termitas no atacan o afectan directamente a la salud de las personas, pero su exposición permanente, la convivencia con estos insectos en forma de plagas, sí que podrían afectar gravemente las estructuras de los edificios que se habitan. No han sido pocos los casos en que se han derrumbado plantas enteras por la acción de estos insectos, dañando a las personas que se encontraban en esos lugares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios