www.economiadehoy.es
¿Qué factores debe incluir el plan de viabilidad de un proyecto?
Ampliar

¿Qué factores debe incluir el plan de viabilidad de un proyecto?

martes 28 de diciembre de 2021, 09:32h
El mundo empresarial está plagado de oportunidades y ventajas, pero también de riesgos y contratiempos. Para intentar evitarlos o, al menos, paliar sus efectos, las empresas pueden apostar por el plan de viabilidad de un proyecto, es decir, un análisis pormenorizado de pros y contras que posibilita acercarse a la situación real del mercado. id:79236

Aunque en España todavía son bastante desconocidos, los planes de viabilidad son herramientas muy utilizadas en otras economías, como Estados Unidos y Reino Unido, ya que permiten al empresario estar alerta ante problemas, oportunidades o fallos de un plan empresarial.

Plan de viabilidad, ¿qué es y quién lo desarrolla?

Un plan de viabilidad es un documento detallado en el que se estudian, analizan y detallan cuestiones fundamentales para la supervivencia de la empresa. Estos informes, que son redactados por personal externo, investigan tanto la situación interna de las empresas (fortalezas, debilidades, presupuesto…) como el entorno externo en el que desarrolla su actividad (mercado, clientes potenciales, riesgos…). Por ello, es una herramienta muy útil a la hora de conocer la viabilidad de un proyecto o cómo mejorar su ejecución.

En España existen varias empresas que pueden dedicarse a esta función. Dependiendo de la magnitud del proyecto o de los conocimientos individuales del empresario, algunas pymes redactan sus propios informes y otras optan por delegar esta investigación.

Los expertos recomiendan contratar una consultoría de empresas, ya que la visión personal de los trabajadores de la empresa está sesgada a la hora de analizar los puntos débiles o fallos en el funcionamiento de la misma. Además, dado que algunas consultorías como Nopal están especializadas en estas funciones, sus expertos manejan a la perfección las herramientas y fuentes necesarias para realizar estos informes, por lo que el resultado es más completo y desarrollado.

Elementos presentes en un plan de viabilidad empresarial

El estudio de viabilidad no cuenta con un modelo oficial o guión preestablecido que permita seguir unas pautas específicas. Cada plan de viabilidad de una empresa está pensado y desarrollado en base a las oportunidades de ese modelo de negocio en cuestión, por lo que cambia en cada caso.

Pese a ello, todos los planes de viabilidad cuentan con una serie de puntos en común cuyo desarrollo dependerá de cada consultoría y encargo.

  1. Alcance del proyecto

El alcance del proyecto se refiere a la meta que quiere conseguir la empresa en cuestión. Para ello, es necesario que se establezcan los límites y el objetivo final que se busca. Por ejemplo, una empresa dedicada al sector cosmético quiere ofertar un producto nuevo y diferente.

  1. Análisis de la situación actual

En este caso, el análisis de la consultoría se centrará en estudiar la situación real de la empresa. Para ello, la mayoría de los investigadores utilizan el análisis DAFO: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Ello permitirá conocer los puntos débiles y fuertes de la empresa que va a ejecutar un cambio y poder aprovecharlas.

  1. Necesidades de los departamentos

Dependiendo del tamaño de la empresa, se buscarán las necesidades reales de cada departamento para saber en qué falla la empresa y cómo incrementar la productividad.

  1. Establecimiento del enfoque

Una vez que la empresa tiene claro el objetivo final y la situación real, debe tener presente qué enfoque va a adoptar para alcanzar su meta. Así, el plan de viabilidad de un proyecto debe contener, además del alcance final, los pequeños objetivos que harán posible su consecución. Estos pequeños objetivos, que deberán sustentarse sobre la situación real de mercado, posibilitan vislumbrar los caminos que la empresa deberá seguir para triunfar en el mercado. Además, un buen plan también debe tener en cuenta contratiempos que puedan surgir y contar con un plan B en caso de que un camino sea imposible de seguir.

  1. Estudio de la viabilidad

Una vez que, de manera conjunta con el cliente, la consultoría ha trazado un plan empresarial y la búsqueda de unos beneficios, deben tenerse en cuenta la viabilidad real del proyecto. En la práctica, ello quiere decir que los expertos ahondarán en cuestiones tan importantes como los costes del producto (materias primas, maquinaria, sueldos, etc.), los beneficios que cada venta o contratación generará y la rentabilidad de la inversión. De este modo la empresa podrá saber si es solvente o no apostar por la idea y, en caso de hacerlo, en cuánto tiempo podrá obtener beneficios.

  1. Revisión del estudio de viabilidad

Esta parte del informe es fundamental, ya que en ella la empresa contratada deberá redactar en qué se ha basado para llegar a las conclusiones: cómo ha analizado el mercado, qué fuentes ha consultado y por qué considera, o no, que es viable el plan. Asimismo, un buen plan de viabilidad presentará estas cuestiones de manera clara y ordenada, con gráficos y esquemas, de modo que el cliente pueda hacer uso del plan para otros proyectos o, en definitiva, para mejorar su empresa.

Por último, el ejemplo de un plan de viabilidad correcto debe ser breve, no superando las 50 páginas. Gracias a ello el cliente no se verá forzado a leer algo que le resulta repetitivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios