www.economiadehoy.es
De izda. a dcha.: Franck Louis, Presidente de AGIR Recouvrement y Aitor Chacón, Director de RECOA Collection en España.
Ampliar
De izda. a dcha.: Franck Louis, Presidente de AGIR Recouvrement y Aitor Chacón, Director de RECOA Collection en España.

RECOA Collection, filial de la multinacional francesa AGIR Recouvrement, se instala en España para intermediar facturación impagada

martes 28 de abril de 2020, 19:03h
El COVID-19 está aumentando de manera exponencial la morosidad empresarial. id:57962
RECOA Collection, filial de la multinacional francesa AGIR Recouvrement, acaba de iniciar sus operaciones en España ante el auge previsible de impagados empresariales como consecuencia de la crisis económica generada por el COVID-19.

AGIR Recouvrement figura en el ranking de las diez primeras compañías francesas especializadas en el cobro de deudas para pequeñas y medianas empresas. En Francia maneja el negocio del crédito impagado para una cuarta parte de las empresas del CAC 40 francés, homólogo del IBEX35 en España.

Presente también en Alemania, Benelux e Italia, AGIR Recouvrement pertenece a la corporación financiera Stephane Paye, que registró un volumen de negocio de 10,4 millones de euros en 2019. Su filial AGIR Recouvrement emplea a 122 personas y facturó 9,7 M€ el pasado año con un crecimiento del 14%.

En cuanto a la implantación de RECOA Collection en España, Franck Louis, presidente de AGIR Recouvrement, comenta “La idea es muy simple: respondimos a una petición de clientes españoles y franceses que querían que nos instaláramos en España, porque los métodos de negociación que aplicamos en Francia responden a una necesidad también fuertemente demandada en España. De hecho, se trata de duplicar el modelo francés con las mismas ambiciones, ya que AGIR Recouvrement es actualmente uno de los líderes de su sector en Francia y esperamos que la filial española se posicione de la misma manera en el mercado español”.

Existen grandes diferencias culturales en materia de cobro de deudas entre Francia y España, donde esta actividad se percibe de forma muy negativa, en gran parte debido al comportamiento de ciertas empresas cuyos métodos son muy cuestionables, a veces yendo más allá de la ley. El objetivo de RECOA Collection es reproducir en España la cultura del cobro de deudas a la francesa, es decir, en estricto cumplimiento de la normativa, con el beneficio añadido de los conocimientos técnicos del grupo AGIR Recouvrement.

La fuerza y el valor añadido del grupo radica en la especialización en el negocio BtoB. Por eso siempre se da prioridad a la negociación. “Nuestro trabajo es encontrar maneras de negociar para recuperar el dinero, y de esta manera poder salvar los puestos de trabajo en las pymes, es decir, de las empresas que están más expuestas. Pero trabajamos de la misma manera con grandes grupos, ya que colaboramos con una cuarta parte de las empresas del CAC 40 francés (homólogo del IBEX35 en España). Es esta especificidad y este saber hacer lo que nuestros clientes en España buscan hoy en día”, afirma Franck Louis.

Aitor Chacón, abogado y antiguo responsable comercial del mercado español de AGIR Recouvrement, asume la dirección de la filial con el objetivo de convertir a RECOA Collection en una marca de referencia en el sector de la recuperación de créditos impagados en España.

En su opinión, “uno de los efectos generados por la pandemia del coronavirus se traduce en el aumento exponencial de los impagos, lo que perjudica de manera muy grave la tesorería de las empresas”.

Aitor Chacón recalca que “al facturar menos y no conseguir que las facturas se liquiden, la tesorería de las empresas se verá gravemente mermada, lo que hará peligrar la supervivencia de las empresas con la consiguiente pérdida de empleos. El cobro de facturación, de manera sorprendente, no se sitúa entre las prioridades de las empresas españolas. Sin tesorería, las empresas no pueden subsistir ni desarrollar su negocio”.

"Los tribunales están cerrados y los procuradores ya no envían documentos. Aun así podemos llegar a las empresas que han conservado una actividad de teletrabajo para notificarles recordatorios de pago prejudiciales. Incluso en este período, los deudores siguen efectuando ciertos pagos. Lo importante para nosotros es escuchar y negociar. Esto es también lo que nos piden los clientes para que su relación con el deudor continúe después de la crisis”, añade.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+

0 comentarios