www.economiadehoy.es

multidivisas

En los últimos años son numerosas las noticias que los medios de comunicación hemos recogido sobre reclamaciones de consumidores contra el sector bancario. Las sentencias judiciales en casos como las cláusulas suelo o los gastos de constitución de hipotecas han sido algunas de las más mediáticas, pero no son las únicas. id:43057

La resolución declara la nulidad de unas cláusulas multidivisas de una hipoteca de no consumidores.

Hipotecas multidivisas: sin fecha de caducidad para reclamar

La cantidad media que se puede recuperar está en torno a los 62.400 euros.

El Juzgado de 1ª Instancia nº 5 de Mollet del Vallés (Barcelona) condena al Banco Popular Español S.A. a anular la cláusula multidivisa y a recalcular su deuda en euros, así como a asumir las costas del proceso judicial.

El TS abre la puerta a los afectados por la comercialización de hipotecas multidivisa, para el re-cálculo del préstamo en euros y la devolución de las cantidades pagadas de más, desde la contratación del préstamo hipotecario.

La Medalla fue entregada por la Asociación Europea de Economía y Competitividad (AEDEEC), en reconocimiento a su trayectoria profesional, en el sector de la abogacía.
  • 1

OPINIÓN: Por Rosa Delgado, abogada de Voyadefenderte.com

El 1 de junio de 2017, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGJP) aprobó la especialización de 54 juzgados de Primera Instancia, (uno por provincia en la península, uno en el archipiélago canario y uno en el archipiélago balear.

Tras la Sentencia, la deuda en yenes se reconfigurará en euros desde el inicio del préstamo y se devolverán todos los cobros excesivos que haya pasado Barclays Bank al cliente bancario.

Tras los problemas generados con las cláusulas suelo y los gastos de hipotecas, los tribunales vuelven a dar la razón a los clientes, según Voyadefenderte.com.

Con ella se pretende evitar prácticas abusivas de los bancos sobre los consumidores como las cláusulas suelo o el pago de los gastos de hipoteca.

El boom inmobiliario de antes de la crisis iba acompañado de un Euribor en subida libre que traía de cabeza a todos los hipotecados españoles y a todos los que, en el pico de la burbuja, se planteaban comprarse una casa.