www.economiadehoy.es

Un complejo que permite vivir en consonancia con el entorno gracias a sus espacios abiertos y bañados por la luz natural; un lugar impregnado de la sofisticación del arte y la vanguardia lusa

The Oitavos, un reducto de exclusividad y naturaleza en Cascais

The Oitavos, un reducto de exclusividad y naturaleza en Cascais
Ampliar
domingo 12 de mayo de 2019, 11:03h
Inmerso en plena naturaleza, se levanta The Oitavos, un hotel de diseño audaz y líneas elegantes que se camuflan con el azul del océano Atlántico y el verde de la vegetación que inunda la Quinta da Marinha, a pocos kilómetros de Cascais. id:45215
The Oitavos, un reducto de exclusividad y naturaleza en Cascais
Ampliar
Al oeste de Lisboa, junto al punto más occidental de la Europa Continental, se encuentra The Oitavos el exclusivo hotel cuya excelencia residencial y privilegiada ubicación entre Estoril y Cascais, han conseguido situarlo a la cabeza del turismo de calidad en el área conocida como “La Gran Lisboa”. Un complejo bañado por las aguas del Atlántico que ofrece los mejores servicios, permitiendo a sus huéspedes disfrutar plenamente del entorno que lo rodea: uno de los mejores campos de golf del mundo, SPA con tratamientos exclusivos con la marca Carol Joy London o una suculenta oferta gastronómica. Todo ello enmarcado en una filosofía de libertad absoluta.
El hotel The Oitavos es el proyecto inaugurado en 2010 y desarrollado por famoso arquitecto portugués José Amaral Anahori en el área conocida como Quinta da Marinha, una finca familiar adquirida por la familia Champalimaud a principios del siglo XX. El edificio se levanta sobre una característica estructura que encaja a la perfección en la península donde se encuentra, con un diseño no intrusivo que permite que todas sus habitaciones tengan vistas exteriores al océano Atlántico o al campo de golf. The Oitavos alberga un total de 142 estancias divididas en:
• 126 lofts de 64m2, suites de planta abierta con baño integrado y perfectamente equipadas.
• 14 habitaciones de diseño ubicadas en la primera planta con un mínimo de 40 m2.
• 2 master suites, orientadas a la puesta del sol. Se dividen en, The Atlantic con una superficie de 136 m2; y The Oitavos con una superficie de 120 m2.
• The Forte: una exclusiva villa privada y única, totalmente integrada y oculta entre las dunas. Una suite de 120 m2 que dispone de piscina privada al aire libre de agua marina y mayordomo personal disponible para responder a cualquier necesidad.
Además de que el hotel es una obra de arte en sí mismo, también cuenta con una importante colección de pintura y escultura perfectamente integrada en todos sus rincones. La gran mayoría de las obras expuestas corresponden a artistas emergentes del país.
La oferta culinaria de The Oitavos es otro de los servicios a destacar, al estar supervisada por el prestigioso Chef francés Cyrill Devilliers, instruido en las cocinas de Michele Gerard, reconocido estrella Michelin. El hotel cuenta con cuatro restaurantes: Ipsylon Restaurante & Bar, Altlántico Pool Bar; Japanese Bar y Verbasco. Diferentes entornos y cocinas en los que, además, también se pueden probar menús especiales y personalizados, maridados con los mejores vinos de la región.
Los clientes que buscan desconectar y relajarse durante unos días tienen disponible el SPA The Oitavos, inspirado en la calma y la belleza del océano, diseñado con grandes ventanales y panorámicas naturales que permiten sumergir al visitante en la naturaleza de la zona mientras practica una sesión de yoga, toma un baño en la zona de balnoterapia o disfruta de uno de los tratamientos de belleza. Clases de Meditación o Yoga, montar a caballo, practicar surf, jugar al tenis o realizar tours en helicóptero (también dispone de helipuerto), son solo algunas de las infinitas opciones de ocio que ofrece The Oitavos a cualquiera de sus visitantes. Sin olvidar su magnífico campo de golf, Oitavos Dunes, que ocupa el puesto 55 dentro de los 100 mejores campos internacionales y ostenta la primera posición en Portugal. Un emplazamiento que ofrece unas maravillosas vistas del océano Atlántico y de la Sierra de Sintra mientras los jugadores practican su hándicap.
Sin lugar a dudas, The Oitavos es mucho más que un hotel. Es un lugar único en el que la vanguardia y la naturaleza se funden en uno para construir una atmósfera de calma, serenidad y desconexión. Un paraíso oculto entre montañas y dunas donde cada huésped es el auténtico protagonista.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Economía de Hoy

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.