www.economiadehoy.es
Ventajas de alquilar un vehículo de trabajo

Ventajas de alquilar un vehículo de trabajo

viernes 12 de febrero de 2021, 11:23h
A pesar de las circunstancias en las que nos encontramos, los desplazamientos por motivos profesionales siguen siendo necesarios. id:68168
La digitalización y la transformación digital de los negocios no evitan que sea imprescindible visitar a los clientes o entregar pedidos.

Recurrir a una empresa de alquiler de vehículos -motos, furgonetas, furgonetas frigoríficas, furgón, furgón frío, camión, cabeza tractora, semirremolque o cualquier otro- puede ser la solución a los problemas de movilidad de los trabajadores y de transporte de mercancías.

El alquiler de vehículos a corto plazo tiene el potencial de convertirse en un elemento básico para las empresas, tanto grandes como pequeñas y autónomos, dado lo mucho que puede ofrecer a los propietarios de negocios, como disponer de los últimos modelos de vehículos al tiempo que se reducen los costes y se aumenta la flexibilidad.

Hay diferentes situaciones que hacen que el alquiler de coches a corto plazo sea una alternativa ideal para cualquier empresa. Por ejemplo, puede necesitar transporte para empleados en comisión de servicio o para un viaje solo de ida. También puede ser necesario alquilar un camión para servir un pedido más grande de normal.

Sea cual sea el motivo, no le resultará difícil organizar un programa de alquiler de coches adaptado a su situación particular. El alquiler es la solución idónea sobre todo pequeñas empresas y autónomos que no pueden acometer la inversión en la compra de un determinado tipo de vehículo, un furgón frío por poner un caso, que solo usarán esporádicamente. Para ahorrar es mejor no invertir en activos que no se usan continuamente. Por ejemplo, si no precisamos una furgoneta a todas horas, solo recurriremos al alquiler de furgonetas cuando sea necesario.

Reducir los costes innecesarios y utilizar productos flexibles

El periodo que estamos viviendo demuestra, incluso a los más optimistas, que la situación puede cambiar de un día para otro y que sólo sobrevivirán aquellos que sean capaces de reaccionar lo antes posible, y con la mayor flexibilidad posible. Para algunas empresas, los costes fijos, que se pueden cubrir fácilmente en tiempos de estabilidad, pueden convertirse literalmente en liquidaciones en tiempos de una situación de crisis que llega rápidamente.

Estamos asistiendo a situaciones en las que muchas empresas intentan deshacerse de pasivos a largo plazo y de una serie de costes que se pueden reducir. En aras de la sostenibilidad, se venden activos, a menudo aquellos que son más líquidos que los vehículos, y con la visión de un corto plazo, incluso por debajo del coste. También se despiden empleados y se reducen los costes de explotación.

Precisamente la movilidad es una de las necesidades que seguirá siendo prioritaria en cualquier actividad privada o laboral. Por lo tanto, se plantea la cuestión de cómo financiar y asegurar el parque de vehículos en el contexto de los hechos mencionados. La solución ideal para librarse de la carga de mantener vehículos o del compromiso de varios años de financiación en un periodo turbulento es alquilar un vehículo.

El alquiler de vehículos a corto plazo es hoy una solución mejor que antes. Con este servicio, puede cambiar operativamente el tamaño de su flota, por lo que no es necesario pagar por los vehículos cuando no los utiliza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios