www.economiadehoy.es

Alisys cede robots sociales para acompañar a los mayores durante el aislamiento

Alisys cede robots sociales para acompañar a los mayores durante el aislamiento
Ampliar
miércoles 01 de abril de 2020, 12:56h
Alisys cede sus robots James a entidades encargadas del cuidado de personas mayores en Asturias. id:56998
Alisys pone a disposición de residencias de ancianos, centros y entidades encargadas del cuidado de personas mayores en Asturias sus robots sociales James. La iniciativa solidaria pretende ayudar a aliviar el aislamiento que sufre uno de los colectivos más vulnerables al Covid-19.

La obligación de permanecer en el domicilio o en el lugar de residencia, como medida para luchar contra el coronavirus afecta a toda la población. Sin embargo, los mayores son más vulnerables, no sólo al virus, si no también a las consecuencias derivadas del confinamiento.

Para combatir el aislamiento de este colectivo, la empresa especializada en robótica social, Alisys, ofrece gratuitamente sus robots James a los centros encargados del cuidado de mayores ubicados en Asturias que así lo soliciten. El robot permite hacer llamadas y se traslada de una habitación a otra de forma autónoma. Gracias a su sistema de navegación, puede desplazarse por las diferentes estancias de la residencia sin ser acompañado por el personal del centro. Se convierte, por tanto, en una solución que permite mantener el contacto con familias y amigos.

James interactúa con el usuario por voz y a través de la tableta incrustada en su cabeza. Dialoga y entretiene a los mayores con juegos que favorecen el entrenamiento de sus habilidades cognitivas. “Queremos contribuir poniendo a disposición de los centros que lo requieran los beneficios de la robótica social para combatir el aislamiento, la soledad o el abatimiento de nuestros mayores.”, afirma Eduardo Gómez de Tostón, Director General de Alisys.

A diferencia de los terminales digitales, como teléfonos móviles, portátiles o tablet, todo el proceso de interacción con los robots se realiza a través de la voz. Por lo tanto, no es necesario tener conocimientos tecnológicos para usarlos. Además, James asiste durante todo el proceso al usuario repitiendo la información y ofreciendo apoyo visual a través de su tablet. Así, el robot humaniza la relación entre tecnología y personas, al tiempo que elimina la brecha digital y establece un canal de comunicación accesible para personas mayores.

Las entidades asturianas interesadas en contar con un robot James, pueden ponerse en contacto con Alisys cumplimentado el siguiente formulario o llamando al 673 021 029 y al 672 788 330. El personal de la compañía ofrecerá asistencia en remoto para la configuración inicial del robot.

En esta primera fase, la iniciativa se desarrolla en Asturias, comunidad autónoma donde la compañía tiene su centro de desarrollo. Alisys está valorando extender la medida a otras zonas del país estableciendo acuerdos con otras entidades.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios